Creadores

Inicio / Creadores / NOPO, cámaras hechas con paciencia

NOPO, cámaras hechas con paciencia

María Arranz

 

Probablemente te habrás cruzado más de una vez con las cámaras de Toño Cañadas por alguna tienda de Madrid. No son fáciles de encontrar, pero cuando las ves es imposible que no te llamen la atención. Las NOPO son cámaras fotográficas estenopeicas –es decir, esas que no tienen lente, sino que consisten en una caja con un pequeño agujero por donde entra la luz y un material fotosensible en el que se plasma la imagen– realizadas de forma artesanal en madera con un diseño y un acabado que no pasan desapercibidos.

Toño llevaba diez años trabajando en el mundo audiovisual como realizador y director de fotografía, hasta que un buen día decidió dejarlo para dedicarse a tiempo completo a su propio proyecto. Esto ocurrió en 2014, aunque él ya llevaba algunos años pensando en diseñar, producir y vender objetos de utilidad y siempre se le había dado bien trabajar con las manos. ‘Cuando me plantee la posibilidad de empezar algo por mi cuenta en este sector, las opciones eran infinitas y entre ellas estaba la idea de las cámaras (ya conocía algún proyecto parecido). Finalmente, me decanté por ella por dos razones: una es que en España nadie lo había hecho, y la otra es que si iba a emprender algo, con lo duro que parecía que iba a ser, mejor que fuera algo que tuviera que ver conmigo. Esa mezcla de diseño, madera y fotografía me atrapó’ –explica Toño.

nopo6El nombre del proyecto es un homenaje a la propia fotografía estenopeica. ‘Estenopeica viene del griego στένω/steno (que significa estrecho) y ὀπή/ope (que significa abertura o agujero); así que el nombre deriva de estenopo, que es el agujero propiamente dicho: esteNOPO’.

En el proceso de creación de estas cámaras intervienen procesos tradicionales de corte, preparado y acabado de madera, pero también hay procesos mas modernos como el corte láser o el corte por CNC, a través de maquinas controladas desde un ordenador. Cada cámara tiene entre 25 y 30 piezas que hay que ir ensamblando en un orden especifico y darle un tiempo mínimo de secado. Como siempre dice Toño, las NOPO ‘son cámaras hechas con paciencia‘. La madera es siempre de nogal, cerezo o abedul. ‘Cada cámara se hace con diferentes partes de un madero grande y es el azar el que decide con qué esta hecha cada cámara, qué color y tono lleva. No hay dos iguales’.

El cliente habitual de NOPO es gente aficionada a la fotografía, aunque cada vez aparecen más personas que lo que quieren es iniciarse en la fotografía analógica o retomarla después de un tiempo, y para ello eligen NOPO. Además de venderlas, Toño también organiza talleres en los que enseña todas las posibilidades que pueden tener sus cámaras. ‘La gente alucina mucho, sobre todo si no conocen la técnica. No se pueden creer que con tan pocos medios se puedan hacer fotografías’.

En Madrid, podemos encontrar las cámaras NOPO en Walden Photography Store (Barco, 40 <M> Tribunal), Sales de plata (Trav. Arenal 1, 4º despacho 1 <M> Sol), La Fábrica (Alameda, 9 <M> Atocha) y Alan PhotoStudio (Barquillo, 10 <M> Banco de España), y también en su web: www.nopocameras.com.

 

[Not a valid template]

¿Te ha gustado?
¡Compártelo!
¡Valóralo!

¿ Recibes nuestra newsletter ?

No te pierdas nuestro boletín semanal de noticias para estar informado, antes que nadie, de las mejores promociones, eventos y novedades de Madrid. ¡Suscríbete!