BOCADOS

Inicio / Plan D / Nayeros, los bocadillos alicantinos llegan a Chamberí

Nayeros, los bocadillos alicantinos llegan a Chamberí

Laura Sutil

Los montados son obligatorios en casi cualquier taberna auténtica y castiza a la que vayamos. La mayoría de las veces estos pequeños bocadillos tienen rellenos tradicionales que varían de la tortilla de patata al lomo con queso o el mítico serranito. Sin embargo, ¿sabes que existe una versión premium de estos bocatas? Están en La Naya y se llaman nayeros. Están elaborados con producto alicantino -de ahí les viene el nombre y su origen- y sus rellenos se adaptan a prácticamente todos los gustos. 

LA NAYA taberna Levantina

En el distrito de Chamberí encontramos este local que nos recibe con una gran barra, un salón al fondo y unas cuantas mesas altas perfectas para hincarle el diente a alguno de estos mini bocatas. Según nos cuenta Fernando Senante, uno de los socios y encargado del establecimiento, además de los arroces alicantinos y murcianos que preparan aquí y que son la estrella de las comandas, los nayeros se han convertido en un piscolabis bastante frecuente entre los vecinos y paseantes del barrio. 

¿Su secreto? Están preparados con un pan mucho más ligero que la baguette tradicional. La corteza es fina y crujiente y el interior mullido y delicado. Hablar del relleno es un capítulo aparte que bien merece una descripción más extensa. Para empezar, todos los nayeros están elaborados con productos típicos de la zona alicantina y los encontramos en dos variedades: los fríos y los calientes. De los primeros, ideales para abrir boca, nos quedamos con el Kung Fu, preparado con ventresca, mahonesa y vinagreta, un bocado que sabe a verano y en el que el pescado cobra absoluto protagonismo sobre el resto de ingredientes.

LA NAYA taberna Levantina

Dentro de las opciones calientes, dos muy diferentes entre ellos. Si seguimos por el lado marino, nos quedamos con el Black Rabas que podríamos decir que es la versión ‘nayera’ del mítico de calamares. Está preparado con rabas en tempura en su tinta y acompañado de una salsa de alli i olli casera que, efectivamente, hace justicia a su origen levantino. Por último, terminamos nuestra selección de bocados probando la parte carnívora que aquí se llama El Barbas. Está relleno de tapilla con aceite de trufa. La tapilla es un corte de ternera que está especialmente sabroso y que, a pesar de estar acompañado del intenso sabor del bulbo, no pierde su identidad. Porque como ocurre con todas las variedades de nayeros, a estos mini bocatas lo que le sobra es personalidad propia.

LA NAYA taberna Levantina

* Fotos: Alfonso Ondarroa

¿Te ha gustado?
¡Compártelo!
¡Valóralo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿ Recibes nuestra newsletter ?

No te pierdas nuestro boletín semanal de noticias para estar informado, antes que nadie, de las mejores promociones, eventos y novedades de Madrid. ¡Suscríbete!