Bares

Inicio / Bares en Malasaña / ‘Tempo II’, un mítico all day all night en Malasaña

‘Tempo II’, un mítico all day all night en Malasaña

Abraham Rivera

A la velocidad supersónica que van las aperturas y cierres de Madrid, que un local como el Tempo II permanezca más de treinta años abierto es para sentirse orgulloso. Por mucho que la tendencia dé para llevarse las manos a la cabeza. Más si se ubica en una zona tan sensible como es la de San Bernardo esquina con Palma, uno de los epicentros de la gentrificación en Malasaña. Algo que, de alguna manera, le ha ayudado también a ser valorado. ‘La gente viene porque la tratamos bien y cada vez quedan menos sitios de este tipo en Madrid’, explica Pepe, uno de los dueños y camareros de este particular templo malasañero.

Lo primero que llama la atención desde fuera es un luminoso que indica lo que nos vamos a encontrar: Pub Irlandés Tempo II. Su interior, forrado de espejos, madera y sofás, ayuda a situar el año en que fue creado. ‘El bar lo abrimos un 13 de enero de 1989’, continúa Pepe, quien antes de montar esta whiskería, como también se califican, llegó a tener una cafetería en la calle Santiago. Para fundar este negocio uniría esfuerzos con Martín, la otra cara visible tras el mostrador. ‘Nosotros cuando entramos hicimos una pequeña reforma, bajamos las luces y le dimos el aspecto de pub que tiene ahora’. Pepe y Martín, de 57 y 65 años respectivamente, le han imprimido historia y personalidad a uno de los locales más originales del centro.

TEMPO II Local de día desayunos Malasaña

– ¿Por qué Tempo II?
– Unos amigos tenían otro establecimiento llamado Tempo y pensamos que podía ser una buena forma de hacernos publicidad

– ¿Y la estatua griega que hay en el interior y que forma parte de la imagen del pub?
– Nos comentaron que estaría bien tener un logotipo para que la gente lo retuviera mejor. No tiene mucha más historia.

En estas tres décadas, el Tempo II ha vivido todo tipo de percances, pero siempre manteniendo un horario continuado, lo que le ha permitido convertirse en una especie de oasis nocturno y también diurno. ‘Lo que nos hace especiales es que de lunes a sábado siempre estamos abiertos entre las ocho de la mañana y las dos de la noche. Hay muchos sitios que abren y cierran cuando quieren, pero nosotros tenemos un horario estable’, apunta Pepe, habitual en la barra junto a otro camarero durante el turno de mañana o de tarde.

Para muchos vecinos del barrio, el Tempo II se ha convertido en un emblema, en algo que da seguridad y estabilidad. ‘Suelo y solía ir a desayunar al Tempo antes de que se convirtiera en un lugar tan concurrido porque el desayuno es bueno y porque son unos profesionales’, confiesa Marta, vecina de la zona. Por su dinámica de trabajo, lo hace desde casa, muchos días desayuna en él.

Su tortilla de patata, sus diferentes cafés (jamaicano, vienés o irlandés, entre otros) o una coctelería donde lo mismo te hacen un Coco Loco que un Manhattan o un Gin fizz, son reconocidas en las redes sociales. Pero si por algo se ha hecho un hueco estos años es por su ambiente de fiesta los viernes y sábados. Su aspecto de otra época, entre decadente y rancio, ha conquistado a un número de fieles que lo han convertido en uno de los últimos bastiones del barrio tras el cierre del Palentino. Copas muy baratas, un uso totalmente desenfadado de la música (siempre hay una lista puesta de éxitos de los noventa en el ordenador) y un trato amable han hecho de él una rara avis si hablamos de nocturnidad y crapulismo. Algunos lo ven como el Toni2 de la generación millennial

TEMPO II noche mesas Malasaña

Pero no siempre fue así. Pepe recuerda cómo durante los noventa el horario que podían tener se alargaba sin problemas hasta las siete de la mañana, casi empalmando con la apertura. Aunque nunca llegó a tener los llenos constantes que se viven actualmente. Un punto de inflexión fue la fiesta Nuevo Anochecer, coordinada originalmente por Manu Bang, Raúl Laynez y Raúl Alonso. ‘Lo que pretendíamos era hacer fiestas a imagen y semejanza de las que se hacían en otros lugares de Europa’, indica Alonso, también detrás de La Fonoteca, una página de difusión musical en español. ‘En Londres, por ejemplo, recuerdo que había colectivos que montaban eventos en pubs tradicionales, boleras o bingos’. Ellos en 2012 van a descubrir este espacio a una nueva modernidad a través de fiestas centradas en géneros como el italo o el dark wave.

‘Primero hablamos con el Prada, pero no se podía poner música. Y luego, gracias a Laynez, que había celebrado un cumpleaños allí, hablamos con el Tempo. Vimos que había un pequeño equipo y que el sitio mantenía su esencia’. Nuevo anochecer se alargaría hasta el 2014, celebrando hasta 24 ediciones. ‘En aquel momento era algo muy fresco’. Su testigo lo recogerán infinidad de colectivos y particulares que han continuado hasta fecha muy reciente. ‘No tenía un discurso musical especialmente serio, pero muchos de los que íbamos, conseguimos crear una verdadera comunidad. Generé una familia nocturna muy consolidada’, admite Elianne Sastre, miembro de Lince Ibéricas, la plataforma de acción feminista que durante varios meses realizó fiestas allí.

Hoy día, cualquier finde se puede ver en los sofás del pub a miembros de formaciones musicales como Carolina Durante, las Cariño, los Punsetes, Cosmen Adelaida y muchas otras, según señala el escritor Enrique Rey en un artículo reciente para El Confidencial. Pepe concluye: ‘A mí me encantaría poder hacer más eventos, pero el Ayuntamiento me limita mucho el sonido’. Algo que no impide que todos los fines de semana siga de bote en bote y teniendo que echar al personal, micrófono en mano, a la voz de ‘esto está cerrado ya’.

TEMPO II noche gente Malasaña

¿Te ha gustado?
¡Compártelo!
¡Valóralo!

¿ Recibes nuestra newsletter ?

No te pierdas nuestro boletín semanal de noticias para estar informado, antes que nadie, de las mejores promociones, eventos y novedades de Madrid. ¡Suscríbete!