ES CAPITAL

Inicio / ES CAPITAL / ‘Casimiro Mahou’, homenaje cervecero a Madrid

‘Casimiro Mahou’, homenaje cervecero a Madrid

Noelia Santos

 

Si hay algo con lo que se identifica un madrileño dentro y fuera de la ciudad, es con una Mahou. Da igual si son cañas, botellines, tercios…, sea como sea, nadie puede negar que la mítica marca de cervezas es todo un símbolo de Madrid, y eso se lo debemos a Don Casimiro Mahou Bierhans, su fundador. Aunque lo curioso -lo decimos con cierto tono de tristeza- es que murió antes de ver su sueño hecho realidad. Gracias a sus herederos, en 1890 vio la luz la primera botella de Mahou. Habían pasado ya 15 años desde la muerte de Don Casimiro.

Ahora, 140 años después, Mahou rinde un homenaje a su memoria y a los orígenes de la compañía. ¿Cómo? En forma de cerveza. Mahou lanza una colección de cuatro cervezas premiums con las que pretende sorprender los paladares de los más cerveceros y, al mismo tiempo, cautivar a los que todavía no lo son. El diseño juega un papel importante: botellas que son una réplica exacta de los primeros envases producidos por  la compañía, cuyos nombres y etiquetas rememoran los orígenes de Mahou.

INSTANTANEA_079 copia

Por un lado, Amaniel  (calle en la que se situaba la primera fábrica) es el nombre que recibe una nueva lager de intenso sabor y aroma a lúpulo, perfecta para los que se inician en este mundo. Marida con pescados azules, salazones, mariscos y encurtidos. En segundo lugar, Maravillas (nombre de la fábrica de papel pintado que levantó Don Casimiro en la capital), es una versión más tostada e intensa que Amaniel, pensada para los más cerveceros, que puede acompañar carnes de caza menor, quesos de media curación y embutidos curados.

La tercera es Marcenado (lugar de la primera maltería de Mahou) es una cerveza de trigo inspirada en recetas de Alemania, que viene a satisfacer a un consumidor muy concreto. Es perfecta para tomar con frituras, ensaladas, picantes, escabeches y cocina oriental; y por último Jacometrezo (calle que vio nacer el primer comercio de Casimiro Mahou), es una ale de alta fermentación, inspirada en las cervezas de abadía, para armonizar con carnes rojas, caza mayor y quesos de curación e intensos. Una cerveza llamada a convertirse en la opción perfecta para el afterwork.

Con esta colección Mahou no solo homenajea la memoria de su fundador, sino que pretende ir un poquito más allá y dignificar el papel de la cerveza en los bares e incitar a disfrutarla con la tapa correspondiente, logrando que su degustación sea todo un ritual -cada una de ellas se sirve en un vaso característico para apreciar mejor su aroma y su sabor-. Así lo hubiera querido Don Casimiro.

De momento, las Cervezas Casimiro sólo están disponibles en cuatro establecimientos de Madrid: La Tape (San Bernardo, 88), Dabbawala (Españoleto, 10), Macadamia (María de Molina, 50), El Callejón de Serrano (Serrano, 63), Cervecissimus (Delicias, 6), La Buena Cerveza (Pelayo, 5) y La Hemeroteca (Avda. Filipinas, 14).. Si bien, esta lista de puntos de venta y restaurantes en los que se servirá Casimiro Mahou irá aumentando progresivamente en los próximos meses; sólo tienes que estar atento cuando entres a un local, o preguntar directamente por ellas: ‘¿podemos compartir mesa con Casimiro Mahou?’.

INSTANTANEA_147 2 copia

¿Te ha gustado?
¡Compártelo!
¡Valóralo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿ Recibes nuestra newsletter ?

No te pierdas nuestro boletín semanal de noticias para estar informado, antes que nadie, de las mejores promociones, eventos y novedades de Madrid. ¡Suscríbete!