Sfant, una panadería en Malasaña especializada en covrigs rumanos

Tiendas en Madrid

Inicio / Tiendas en Malasaña / ‘Sfant’, la covrigaria de Transilvania que se instala en Malasaña

‘Sfant’, la covrigaria de Transilvania que se instala en Malasaña

Martín López
Rate this post

Transilvania es la región más visitada de Rumanía. Situada en el corazón del país cuenta con multitud de parajes naturales, preciosos pueblos medievales y obras de relevancia arquitectónica, como el famoso castillo de Bran (el conocido como «castillo de Drácula») que ha hecho mundialmente conocida esta región. Sin embargo, poco conocemos de la gastronomía de la zona, de gran variedad y riqueza, en buena parte derivada de la influencia de las cocinas de Hungría y Alemania. Precisamente de este último país es de donde procede uno de los bocados más típicos de Transilvania, los covrig: unos lazos de pan muy similares a los pretzel que los rumanos suelen tomar a cualquier hora del día. Junto al café del desayuno, a la hora del aperitivo o para merendar, los covrig son un bocado recurrente y muy económico, de ahí todas las variedades dulces y saladas que es posible encontrar en las panaderías y puestos callejeros de sus ciudades.

Sfant, la covrigaria de Transilvania que se instala en Malasaña

Esas panaderías de Transilvania han sido la inspiración de Carolina Comas y Diego de Anna para crear la primera covrigaría madrileña, Sfant. Una panadería tradicional rumana, ubicada en la esquina de las malasañeras Espíritu Santo y Jesús del Valle, donde se elaboran a diario todo tipo de covrigs rumanos. Crujientes y dorados por fuera y, al igual que los originales, con una suave masa interior que acepta todo tipo de ingredientes: semillas de amapola o sésamo, queso, chocolate… Son un bocado redondo que, además, gustan a todo el mundo. Algo que ya intuyeron esta pareja de publicistas cuando lo descubrieron en la ciudad de Sibiu donde habían viajado en varias ocasiones por motivos de trabajo en los últimos años. Pero no fue hasta que el mundo se vio paralizado por la irrupción del Covid-19 cuando se decidieron a poner en marcha el proyecto que llevaba tanto tiempo rondando sus cabezas. Tenían, además, el local perfecto, un esquinazo con horno a la vista en el corazón de Malasaña, y una jefa de panadería rumana que les ayudó a recuperar las recetas centenarias que la familia Sfant lleva amasando durante tres generaciones en Sibiu.

Sfant, la covrigaria de Transilvania que se instala en Malasaña

COVRIGS Y MÁS BOCADOS RUMANOS

Desde entonces, no paran de sumar adeptos. El ir y venir de clientes en esta panadería rumana es continuo desde primera hora de la mañana hasta que cierran sus puertas, ya de noche. Los hay quienes pasan por un covrig de chocolate para el desayuno, los que se pillan los de jamón y queso para el tentempié a media mañana y quienes optan por los de pipas para suplir al pan durante las comidas. Ionesco Sfant, el creador de la panadería original, estaría orgulloso del éxito que su versión de los pretzel alemanes ha logrado en la capital de España. Es más, la notable aceptación de los covrigs ha animado a sus creadores a introducir otros pasteles típicos de Rumanía como los Branzoaice, un pan de leche relleno de queso dulces y pasas; un brioche relleno que se suele tomar en Navidad y fiestas de Pascua; o los jogozzi, unas bolitas tipo donut con o sin cobertura de chocolate. Sin olvidarnos, de su portentoso strudel de manzana y las trenzas de canela, otros pasteles de origen alemán que es muy habitual encontrar en las panaderías rumanas.

Sfant, la covrigaria de Transilvania que se instala en Malasaña

En el obrador de Sfant se elaboran también exquisitas tartas como la Tarta de queso mantequilla y cacahuete, una receta original surgida mientras practicaban otra receta; la de Ricotta y pera, que preparan con un queso artesanal elaborado por ellos mismos; o la Chocotorta argentina (con galleta, dulce de leche, café descafeinado y queso), receta obligada en una panadería regentada por rioplatenses (Diego es de Argentina y Carolina de Uruguay). De allí también proceden las recetas de sus quiches (Capresse, Pollo al Curry o Jamón y queso), «muy altas y gorditas», que ya se han convertido en otro de los best seller de esta panadería de las que, todo apunta, va a convertir en trendy uno de los productos más populares de Transilvania.

¿Te ha gustado?
¡Compártelo!
¡Valóralo!
Rate this post

¿ Recibes nuestra newsletter ?

No te pierdas nuestro boletín semanal de noticias para estar informado, antes que nadie, de las mejores promociones, eventos y novedades de Madrid. ¡Suscríbete!