Tiendas en Madrid

Inicio / Tiendas en Malasaña / ‘Medri’, el paraíso del tiramisú está en Malasaña

‘Medri’, el paraíso del tiramisú está en Malasaña

María Arranz

Verónica y Luca son el pequeño equipo que hay detrás de Medri, El Mundo del Tiramisú, una pequeña tienda-café en la Corredera Baja de San Pablo donde la estrella absoluta es uno de los postres italianos más célebres: el tiramisú. Allí todo gira en torno a este semifrío, que Luca aprendió a elaborar con la receta de su madre. Desde que era pequeño, en su casa se preparaba tiramisú cada domingo, un postre muy popular en Italia, donde la gente lo hace habitualmente, ya sea en su versión clásica o de diferentes sabores. Se trata de un postre originario del norte de Italia que, como cuenta Luca, se daba tradicionalmente a los niños cuando estaban un poco débiles, porque sus ingredientes –queso, huevo y café– eran una combinación energética muy potente.

Medri tienda de Tiramisu en Malasaña

TIRAMISÚS DE SABORES

Cuando Luca se vino a vivir a España, no fue capaz de encontrar una pastelería especializada en este postre que tanto le gustaba, por lo que decidió abrir una él mismo. Aunque es cierto que es uno de los dulces más conocidos, Luca cree que no se valora lo suficiente ni se elabora con el mimo necesario para que salga perfecto. Así fue como las recetas de su familia aterrizaron en Malasaña, donde la pastelera de Medri elabora el tiramisú tal y como le enseñó a hacerlo su madre, que vino a Madrid expresamente para ello. ¿El secreto? Elaborarlo siempre con productos frescos. Desde los huevos –de los que se emplea la yema y una parte de la clara– hasta el mascarpone –el queso italiano que le aporta la cremosidad al tiramisú–, pasando por los bizcochos –que ellos compran a un proveedor italiano– o el café y las frutas que utilizan para darle los diferentes sabores. Porque aunque en Medri se puede disfrutar del tiramisú en versión clásica -la más solicitada, por cierto-, cuentan también con ocho sabores más: frutas del bosque, coco y Nutella, plátano y crema de avellana, pistacho, Amaretto, menta con chocolate, limón y fresa.  Todos ellos se venden en raciones individuales (para llevar o tomar in situ), o en formato tarta para 6 o 10 personas, una modalidad que cada vez cuenta con más demanda, pues es perfecta para cumpleaños y demás celebraciones.

Medri –que es el apellido de Luca– se ubica en el local de una antigua pollería, al que han dado un giro completo con la reforma y la decoración del espacio. Suelo de madera, lámparas de diseño, papel pintado sobre las paredes, mesas bajas, taburetes tapizados y objetos retro distribuidos por el local, le dan ese toque de diseño malasañero necesario para integrarse como uno más en esta zona. Pero no queda ahí la cosa: la popularidad de sus tiramisús le ha animado a instalar su propio corner en la zona gourmet de El Corte Inglés de Callao (9º planta); centro con el que la marca ha llegado también a un acuerdo de comercialización gracias al cual podremos encontrar sus semifríos en algunas de las pastelerías que tiene en sus espacios en Madrid. 

Además de tiramisú –la razón fundamental por la que uno debería ir a Medri–, también sirven buen café, tés, batidos, zumos naturales y polos artesanales (de la marca Don Paleteras). Para la hora del desayuno también sirven bollería –croissants con mantequilla, Nutella o queso crema– y barritas de pan –blanco o de semillas, con aceite y tomate, con jamón…–. Un lugar perfecto para ir desde primera hora de la mañana hasta el final del día, porque nunca se sabe cuándo te puede sorprender un antojo de tiramisú…

* Fotos Alfonso Ondarroa

GuardarGuardar

GuardarGuardar

¿Te ha gustado?
¡Compártelo!
¡Valóralo!

¿ Recibes nuestra newsletter ?

No te pierdas nuestro boletín semanal de noticias para estar informado, antes que nadie, de las mejores promociones, eventos y novedades de Madrid. ¡Suscríbete!