Sigue la Pista

Inicio / Sigue la pista / ‘Shangrila’, dimsum bar en el Chinatown madrileño

‘Shangrila’, dimsum bar en el Chinatown madrileño

¡Compártelo!

A unos pasos de la renovada Plaza de España, exactamente en la calle Leganitos, se concentran algunos de los restaurantes chinos más auténticos de la capital, comedores pequeños y modestos en su mayoría que han convertido esta arteria en una especie de pequeño Chinatown madrileño. Uno de los más conocidos es, sin duda, Shangrila (Leganitos, 26), que abrió sus puertas allá por el año 1963 cuando tres jóvenes cocineros de Hong Kong llegaron a la ciudad para revolucionar la ciudad con sus recetas traídas de Asia. Seis décadas más tarde, los responsables de El Buda Feliz han tomado las riendas de este restaurante que en los último años se especializó en el típico pho vietnamienta para convertirlo en un coqueto dimsum bar.

Shangrila, dimsum y cocina de la abuela en la calle más china de Madrid

Shagrila es ahora un sitio donde disfrutar de auténtica comida casera china, especialmente de empanadillas al vapor rellenas (verduras, gambas o carne de cerdo o ternera) tan características de la cocina china. Están elaboradas a mano por el cocinero del propio restaurante quien también demuestra un buen dominio de los salteados, tallarines (que siguen la receta de la abuela de uno de los propietarios) y platos picantes; incluso se atreve con algunos de los platos de casquería que tanto gustan en el país asiático.

Shangrila, dimsum y cocina de la abuela en la calle más china de Madrid

En total, la carta de Shangrila reúne una treintena de platos, entre los que también conviene resaltar las sopas (de fideos, tallarines o bolas de arroz), arroces fritos y tallarines salteados (pollo, ternera o gambas, todos con verduras del país como loto, espárragos, col y berenjena chinas). Son platos que se ofrecen, además, a precios súper baratos, que oscilan entre 1€ (precio de las bolas de arroz con sésamo y salsa roja) y los 8,95€, máximo que alcanzan los platos de carne: pato asado (8,95€) o las costillas de cerdo (7,25€). Las sartenes de pollo, ternera, gambas o calamares con verduras, otro de los platos estrellas de la casa, se sitúan también en este tope.

Shangrila, dimsum y cocina de la abuela en la calle más china de Madrid

Con una decoración cuidada al detalle y al más puro estilo Hong Kong, el restaurante atrapa al viandante a primera vista. Las amplias cristaleras y los carteles de neón invitan a conocer el interior que, desde luego, está a la altura de las expectativas: lámparas de mimbre, tapizados selváticos, sofás rojos y mucha calidez. Rodeados de este bonito entorno y de clientes asiáticos -lo que hace al lugar todavía más auténtico-, los comensales podrán disfrutar de lo que aquí llamaríamos ‘recetas de la abuela’, aunque en este caso son las de la abuela de uno de los propietarios, originaria de la región china de Qingtisn.

Shangrila, dimsum y cocina de la abuela en la calle más china de Madrid

¿Te ha gustado?
¡Compártelo!
¡Valóralo!

¿ Recibes nuestra newsletter ?

No te pierdas nuestro boletín semanal de noticias para estar informado, antes que nadie, de las mejores promociones, eventos y novedades de Madrid. ¡Suscríbete!