Sigue la Pista

Inicio / Sigue la pista / ‘Fetén’, el clandestino que firma Berasategui

‘Fetén’, el clandestino que firma Berasategui

¡Compártelo!

‘Prohibido prohibir’ es el lema que ha adquirido uno de los clandestinos más exclusivos de la ciudad. Se trata de Fetén, situado en los bajos del Hotel Bless, en pleno barrio Salamanca, en plena calle Velázquez. Un espacio pensado para dar un ‘volantazo’ a la rutina y celebrar en él momentos de afterwork y también veladas de fin de semana. Coctelería exclusiva, una carta de picoteo con trazos del gran Martín Berasategui y una exclusiva bolera conforma una alternativa de ocio de lo más pintona.

ETXEKO Y FETÉN Clandestine Bar espacio gastronómico de Martin Berasategui

Pero antes de bajarnos a la divertida clandestinidad de Fetén, detengámonos en el buque insignia de la cocina del chef vasco en Madrid. Etxeko, que podría traducirse como ‘hecho en casa’, es el espacio gastronómico en el que Berasategui despliega todo ese buen hacer del que dan cuenta sus 10 estrellas Michelin. Un espacio impactante y luminoso que ha sido decorado por el famoso interiorista Lázaro Rosa- Violán, con una cuidada estética clásica-vintage. Lo que nos encontramos a la mesa es una versión de la cocina tradicional con técnicas de vanguardia. A la vista está con la Ensalada templada de perdiz escabechada, la Yema de huevo de corral bañada con carbonara de hierbas, velo untuoso, toques de remolacha y queso ahumado, el Canelón de rabo de toro de lidia con puré de patata y salas bordalesa de tempranillo o el Morrillo de atún rojo Balfego ‘al sarmiento’ con guiso de trigo y crujiente de flor de loto. Sencillamente espectacular.

ETXEKO Y FETÉN Clandestine Bar Morrillo de atún rojo Balfego al sarmiento con guiso de trigo y crujiente de flor de loto

Una mini bolera, una sala de pole dance, una carta de cócteles de autor brutales y un interesante carta de picoteo confeccionada por Berasategui. Así solo podía salir Fetén. Y así ha sido. Este clandestino -al cual se accede por una puerta lateral situada en la planta principal del hotel- se inspira en los speakeasy estadounidenses de los años 20 pero mantiene un rollo castizo del que ya nos pone en antecedentes su propio nombre. Además de ser uno de los pocos establecimientos del centro en el que se puede jugar a los bolos, es también un espacio que invita al hedonismo puro y duro. Luz tenue, mobiliario de terciopelo y una gran barra presidiendo el espacio.

El lugar en el que acordarse y disfrutar de los mejores destilados de importación o, por qué no, uno de sus cócteles de autor. Muy recomendable el Pisco que preparan aquí y que incluye un sorprendente toque de remolacha. Para llenar el estómago, unas Croquetas de jamón ibérico súper cremosas -dicen de ellas que son de las mejores de la zona- y Orejitas de cochinillo crujiente con patatas bravas –todo muy de Madriz-. También cuenta con otros snacks viajeros como los Totopos con guacamole casero y pico de gallo o el Sándwich Club roll con pan de cristal. Con la firma Berasategui y un espacio así, dejarse llevar por los mejores placeres de la vida es fetén. Muy fetén.

ETXEKO Y FETÉN Clandestine Bar cóctel de Pisco con un sorprendente toque de remolacha

¿Te ha gustado?
¡Compártelo!
¡Valóralo!
5/5 - (1 voto)

¿ Recibes nuestra newsletter ?

No te pierdas nuestro boletín semanal de noticias para estar informado, antes que nadie, de las mejores promociones, eventos y novedades de Madrid. ¡Suscríbete!