Restaurantes en Conde Duque

Inicio / Restaurantes en Madrid / Guardando sensaciones en ‘La cajita de Nori’

Guardando sensaciones en ‘La cajita de Nori’

Andrés Galisteo

En eso consiste este restaurante, en un pequeño cajón abierto en el centro de Conde Duque en el que se recoge una buena cocina, un trato amigable y un mejor ambiente. Tanto, que uno se siente como en casa mientras Nori, al frente del local, ejerce de mamá con toda la clientela, en su mayoría jóvenes con morriña de esas recetas hechas con amor y a fuego lento.

Del norte, y de toda la vida, le viene a Nori su gusto por los fogones, por los platos con buenos fondos, buenos caldos, materias primas siempre frescas. Platos de madre, en resumidas cuentas, contundentes, sabrosos y abundantes; de los de mojar pan, aunque esté mal visto. Sí, La cajita de Nori es tradicional pero no deja de estar abierto al mundo. Hay negocios que se parecen a sus dueños, ¿no es así? Nori y su cajita, desde luego, se reflejan mutuamente.

No es de extrañar, por el mismo motivo, que encontremos cuscús junto a un guiso de pescado con patatas; baba ghanoush al lado de un cocido montañés, o una morcilla con el toque francés de la manzana como picoteo antes de la sabrosa paella de los viernes y sábados. Sabrosa no solo porque esté bien hecha, también porque lleva absolutamente de todo, desde panceta hasta calamares y aceitunas. ¿Hay algo más maternal que un arroz que incorpora media despensa?

La Cajita de Nori Conde Duque

Esas mezclas internacionales se notan desde la cocina hasta la terraza (muy agradable, por cierto) en la plaza Guardias de Corps. No deja de ser curioso, por ejemplo, que Mayra, la cocinera filipina, haga un salmorejo famoso en todo el barrio; o que las paredes de la sala y la barra cada vez estén más llenas de fotos y recuerdos de las idas y venidas de propietarios y amigos de la casa, formando un cálido desorden en un entorno rústico que aumenta la sensación de estar en un lugar cotidiano.

Junto a Nori están sus socios Nacho y Olivia, nombres muy sonados en el panorama gastro urbano porque también están detrás de Maricastaña y de Dray Martina. De los tres, Nori y su cajita son, tal vez, los más de barrio, de patio de vecinos en el que confluyen aromas y grupos de amigos a la hora de la comida. Respiran autenticidad, acogen como pocos otros e invitan a volver, volver y volver.

15-20€ de media; menú diario, 11€; paella 11,50€

Todos los días, de 11:30 a 01:30h

Noviciado

91 758 72 95

*fotos: Alfonso Ondarroa

¿Te ha gustado?
¡Compártelo!
¡Valóralo!

¿ Recibes nuestra newsletter ?

No te pierdas nuestro boletín semanal de noticias para estar informado, antes que nadie, de las mejores promociones, eventos y novedades de Madrid. ¡Suscríbete!