Plató Restaurante, cocina fusión de alto nivel en la Plaza de la Lealtad

Restaurantes en el Retiro

Inicio / Restaurantes en Madrid / ‘Plató’, un inmejorable escenario para la fusión

‘Plató’, un inmejorable escenario para la fusión

Alfonso Ondarroa
Rate this post

Se presenta como un plató gastronómico y, en cierto modo, lo es. Como en el cine, en él tienen lugar grandes estrellas que protagonizan momentos inolvidables. Ahora sí, las estrellas son platos de mucho nivel y la experiencia del público es más apasionante pues todo tiene lugar en una mesa, sin que una pantalla ejerza de barrera. Y aunque aquí también encontraremos focos, claquetas y fotogramas de películas, otra gran diferencia respecto a los platós convencionales es que este está ubicado en un entorno privilegiado: la plaza de la Lealtad, a medio camino entre el Museo del Prado y el Thyssen-Bornemiza, en de las zonas de mayor interés turístico y cultural de Madrid.

Plató Restaurante, un inmejorable escenario para la fusión

Pero ante todo, Plató es un restaurante en el que se come muy, muy bien. Un lugar que practica la fusión de la cocina mediterránea con otras culinarias del mundo (Perú, México, Japón) empleando para ello excelentes carnes, pescados y verduras. Si a ello añadimos ciertos toques de modernidad y una ejecución que roza la perfección, el resultado solo pueden ser platos redondos. Buena prueba de ello son sus Tacos al gobernador de langostinos, pico de gallo y queso Idiazábal, una reinterpretación del plato más popular de México con productazo nacional que sorprende por la delicadeza y armonía del resultado (su carta incluye dos reinterpretaciones más de los tacos mexicanos). O la Bullabesa de salmonete y gambón curado, una sopa de pescado tradicional de la provincia de Provenza (Francia) que aquí preparan con dos de las «estrellas» del Atlántico español, dando lugar a todo un todo un prodigio de sabor y punto.

Como todo restaurante aficionado a la fusión, Plató no podía permanecer ajeno a la cocina asiática, cuya influencia se deja ver, y para bien, en algunos de sus mejores platos. Como el Tuétano asado con tartas de gambas, kimchee y pan de gambas o la Raya con barbacoa coreana y pak choi, en nuestra opinión, uno de los platos más especiales de los «rodados» en este plató.

Plató Restaurante, un inmejorable escenario para la fusión

Su apuesta por la mezcolanza no impide que determinadas «producciones» de este plató sean 100% españolas: recetas tradicionales con algunos chispazos sorprendentes, sin caer en ostentosas presentaciones, los elevan irremediablemente de nivel. Buen ejemplo de ello son sus Callos a la madrileña con carabinero en dos cocciones, un plato pleno de sabor al que todos caerán rendidos. Algo que también consiguen las Verdinas con cigala y vinagreta de piparras, otra opción para quienes prefieren sabores reconocidos y reconfortantes.

Si en el apartado salado Plató proporciona numerosas satisfacciones, en los postres no es menos. Su Creme Brûlée de maracuyá -otra receta que adaptan de nuestro país vecino-  es todo un bombazo, que además podemos ver ante nuestros ojos cómo se termina de elaborar en nuestra propia mesa, donde se carameliza con soplete.

Y no podríamos pasar por alto su completa carta de vinos, ordenada por denominaciones de origen y en la que se pueden encontrar representantes de todas las DO españolas, muchas de ellas poco conocidas pertenecientes a la Comunidad Valenciana o Canarias.

Plató Restaurante, un inmejorable escenario para la fusión

Junto a su notable oferta culinaria, otro de los principales reclamos de Plató es su terraza climatizada, en la que podemos almorzar o cenar durante todo el año. Un espacio en plena calle que sirve también en los días de más afluencia de público para desahogar su recoleto salón, aunque con ello nos perdamos ver cómo trabaja su equipo de cocina a través de su «cocina sin secretos». A ella, durante los meses de bonanza climática, se añade otra agradable terraza al aire libre que resulta especialmente apetecible en las noches de verano.

Y por último, aunque ya os hemos comentado que en Plató se come «de cine», sí que nos gustaría haceros un par de advertencias: no es precisamente barato (el ticket medio ronda los 50€) y el ambiente, especialmente a mediodía en que lo frecuentan ejecutivos y oficinistas de la zona, es algo más formal de lo que estamos acostumbrados a recomendar en nuestra página. Pero no por ello queríamos dejar de recomendarlo, pues tanto su oferta como su ubicación nos parecen perfectas para todo disfrutón que se precie.

Fotos: Claudia Gómez

¿Te ha gustado?
¡Compártelo!
¡Valóralo!
Rate this post

¿ Recibes nuestra newsletter ?

No te pierdas nuestro boletín semanal de noticias para estar informado, antes que nadie, de las mejores promociones, eventos y novedades de Madrid. ¡Suscríbete!