Restaurantes en Lavapiés

Inicio / Restaurantes en Lavapiés / ‘López & López’, pizzas de Madrid con el sabor de Italia

‘López & López’, pizzas de Madrid con el sabor de Italia

Abraham Rivera

Muchos ya conocerán la Antigua Taquería de la calle Cabestreros, un precioso bar muy cercano a la plaza del mismo nombre, centro neurálgico de Lavapiés, que desde hace cinco años ofrece algunos de los mejores platillos de la cocina mexicana. Al frente de ese local se encontraba -y se encuentra- Raquel Flores, una madrileña, del barrio de Argüelles para más señas, que desde la curiosidad y el buen hacer ha transformado el paisaje culinario de esta zona próxima al Rastro.

Esta enamorada de la gastronomía azteca, lo es también de otras cocinas, como la italiana. Y es así, desde la pasión, como ha decidido montar una pizzería justo en el local contiguo a la taquería. López & López es un espacio rendido a la pizza, concretamente a la romana, más fina y crujiente que otras. Una sala diáfana de grandes dimensiones, donde predominan las mesas de gran tamaño y en la que, al contrario que en el local de al lado, no ha podido hacer nada por conservar los restos del antiguo establecimiento, una mítica zapatería llamada Gallardo.

LOPEZ & LOPEZ

Raquel ha aprendido el oficio de cero y se ha formado con uno de los pizzeros más renombrados, el manchego Jesús Marquina, coronado cinco veces el mejor del mundo y responsable del local Kilómetros de pizza. La idea detrás de López & López es sencilla: pizzas de larga fermentación, entre 48 y 72 horas, con masas muy ligeras. Para ello, cuenta con un horno de piedra de la marca italiana Cuppone y unos ingredientes de primera calidad, sin ningún tipo de fosfato o aditamento. El prosciutto (jamón) lo trae directamente de Parma, los tomates son de la variedad de San Marzano, crecidos en las laderas del Vesubio, y en los quesos abundan también las elaboraciones locales: scamorza, gorgonzola, parmesano, pecorino. Sin embargo, también ha querido hacer honor al nombre de López & López y cuenta con muchos elementos de aquí, lo que hace que encontremos pizzas como la murciana (con berenjena, calabacín y pimiento rojo, además de mozzarella, passata, parmesano, albahaca y ajo), la cántabra (con anchoas, queso manchego curado, mozzarella, passata y orégano calabrés) o la madrileña (con boquerones en vinagre caseros, patatas chips y una base de aceite con ajo morado de Las Pedroñeras), entre más de 20 variedades diferentes, donde también están las clásicas margarita di bufala, funghi o marinara.

En cuanto al buen beber, no podían faltar los vinos italianos y los vermús. De los primeros, cuenta con una selección corta pero muy bien elegida; en tintos tiene un Memoro Piccini de Sicilia, en blancos un Vipra Blanca de Umbria y en lambruscos un Giacobazzi de Emilia-Romagna. Vinos asequibles, pero muy diferentes en sabores a los habituales riojas y riberas. De los segundos destacan vermús como el Martínez Lacuesta reserva, el Lustau, el Cruz Conde o el Perucchi.

Un lugar con una oferta sencilla pero muy bien seleccionada, que va a triunfar, no solo entre los aficionados a las pizzas, sino entre todo el vecindario, necesitado de nuevos espacios.

* Fotos Paco Montanet

¿Te ha gustado?
¡Compártelo!
¡Valóralo!

¿ Recibes nuestra newsletter ?

No te pierdas nuestro boletín semanal de noticias para estar informado, antes que nadie, de las mejores promociones, eventos y novedades de Madrid. ¡Suscríbete!