Restaurantes en Barrio Salamanca

Inicio / Restaurantes en Madrid / La cocina exótica y aromática de ‘BaniBanoo’

La cocina exótica y aromática de ‘BaniBanoo’

Abraham Rivera

 

Un paseo por el castizo barrio de Goya puede deparar gratas sorpresas. Muy cerca de la plaza de Manuel Becerra, en una de sus calles colindantes, se encuentra BaniBanoo, un restaurante persa de moderno diseño que apuesta por la cocina de mercado sencilla y casera. Bani en honor a su propietaria, una joven iraní que lleva diez años viviendo en España, y Banoo, que significa señorita.

Lo primero que llama la atención de este luminoso local es su amplia cristalera a la calle, donde ya aparecen dibujados algunos de los alimentos que podremos encontrar en su interior: hummus de remolacha, arroz persa, cuscús de menta… y un apetecible menú en el que se deben elegir tres platos más bebida y café o te.

Interior de BaniBanoo.

La gastronomía iraní se caracteriza por ser muy aromática y refrescante, en ella podemos encontrar una gran variedad de hierbas, frutos secos y verduras. En BaniBanoo existe la posibilidad de elegir entre doce elaboraciones diferentes, entre ellas destacan los arroces, de grano largo y suelto, donde se combinan elementos como el azafrán (traído directamente de Irán, como otros productos de la carta), las lentejas, los dátiles, los pistachos, las almendras, la cáscara de naranja o las pasas. A ello habría que añadir alguno de los platos que están de temporada como el boniato, aquí lo hacen asado y lo acompañan de una salsa de yogur y granada. Como aportes imprescindibles y únicos de la casa se encuentran las albóndigas BaniBanoo, rellenas de nuez y ciruelas y cubiertas de una salsa de tomate y azafrán. Más recomendaciones: el hummus de remolacha con queso feta, avellana y cilantro, y la tortilla -llamada kuku- de espinacas con nuez y pasas. Para acompañar, nada mejor que un agua de rosas que han confeccionado ellos mismos y que lleva pepino, menta y limón.

A los desayunos también han decidido darles un ligero aire oriental, empezando por el té negro aromático, importado de allí y preparado en la tetera de la abuela de Bani -que recibe el nombre de samavar-. Además, preparan unas tostadas propias de la región compuestas por queso feta, pepino, nuez y menta.

El lugar y la diversidad de los platos invitan a ir de manera continuada, porque todo lo que se puede probar resulta refrescante y sabroso. No hay que tenerle miedo a una cocina que en principio puede parecer misteriosa; gran parte de su encanto reside en sus vínculos mediterráneos, algo con lo que nosotros conectamos rápidamente.

 

*Fotos Álvaro de la Fuente.

¿Te ha gustado?
¡Compártelo!
¡Valóralo!

¿ Recibes nuestra newsletter ?

No te pierdas nuestro boletín semanal de noticias para estar informado, antes que nadie, de las mejores promociones, eventos y novedades de Madrid. ¡Suscríbete!