Restaurantes en Chueca

Inicio / Restaurantes en Chueca / ‘Embolao’: egg waffles, hot dogs y pizzas hexagonales

‘Embolao’: egg waffles, hot dogs y pizzas hexagonales

Laura Bolea

Javier Aranda tiene estrella, y no va por las que cosecha en sus dos restaurantes más formales -Gaytán y La Cabra- ¡qué va!, va por esa que no se explica con palabras ni recibe premios, esa que empieza con la humildad y termina con el brillo que transmite su mirada cuando explica su nuevo concepto de comida más urbana. Llega agobiado, con la prisa propia de quien está sumergido en varios proyectos importantes, pero cuando empieza a contar por qué se metió en este Embolao el sofoco se esfuma de un plumazo para dar paso a una amplia sonrisa. ‘Queríamos generar un negocio low cost en el que se pueda trasladar la alta cocina a la calle porque para mí ese tipo de cocina no está reñido con la callejera, creo que cualquier receta puede tener ese plus diferenciador’, explica el chef.

De este modo, Aranda (junto a tres socios más) apuesta aquí por un concepto gamberro que gira en torno a waffles, perritos calientes y pizzas caseras, los únicos tres platos que conforman la oferta. Lo hace en un local chiquitito ubicado en Chueca, ideal para llegar, pillar tu receta y salir pitando. Diseñado por el estudio de interiorismo Mecanismo, la decoración ha seguido una línea de planteamiento basada en la diversión, con un photoBall en su interior y con las paredes forradas por bolas blancas, dándole ese rollito ‘boleado’ que pretenden impregnar a la marca: el concepto gira en torno a la forma de una bola, visible, también, en las masas de pizzas y waffles.

EMBOLAO alta cocina callejera

STREET FOOD ‘EMBOLADA’

Y es que con los waffles empezó todo. Tras una visita de Aranda a Hong Kong quedó prendado de este producto parecido al gofre pero con forma de cono. Decidió apostar por él. En Madrid lo hace a su manera, con una masa de harina, huevos, azúcar y jarabe de vainilla que introduce en un molde con hendiduras y, una vez cocinada, la rellena con los helados artesanos que produce en sus restaurantes. Se coronan por infinidad de toppings a elegir (peta zetas de chocolate, virutas de colores, golosinas, regalices, nubes, conguitos de chocolate blanco…) y siropes caseros: limón, fresa, caramelo y chocolate. El cliente se puede montar su propia versión, aunque la casa presenta tres predefinidas que varían según la temporada, ya que los helados cambian con las estaciones. De estos, el Waffle de chocolate con sirope de limón, lacasitos, kit kat y nubes nunca defrauda.

El hot dog es otro de los puntos de apoyo de este peculiar banco con tres patas. Para su confección cuenta con las salchichas artesanas de La Madrileña, uno de los mejores proveedores de la ciudad de este producto. Todas son estilo bratwurst y se puede elegir entre la clásica, la de curry amarillo o la de pimienta y perejil. Las salsas típicas que suele llevar un perrito caliente pasan aquí a un segundo plano, y se ofrecen otras como la Yakiniku, especie de barbacoa japonesa elaborada a base de chiles, o la Hoisin de fresa. Pero la que rompe esquemas es la Salsa de tomate de su madre. ‘La hace mi madre con los tomates que recolectamos nosotros, con la peculiaridad de que la elabora a las brasas de sarmientos, lo que le da un saborcito muy rico y peculiar’, cuenta con satisfacción Javier. Está tan buena que están pensando en patentarla. Deberían.

El pan que envuelve la salchicha merece mención aparte. Tipo brioche, hecho a diario en los obradores de sus locales y con un 70% de mantequilla, lo que le hace untuoso y sabroso a partes iguales. Lo mismo ocurre con los toppings caseros, como el Airbag de cerdo, que son cortezas de cerdo cocinadas, picadas a cuchillo, deshidratadas y fritas o el Arroz suflado, que consiste en un arroz blanco previamente cocido y con mucho sabor, que después deshidratan y fríen. El rollo con los perritos es el mismo, eliges la salchicha y los ingredientes a tu gusto o te decantas por alguno prediseñado (tienen tres). El más top es el Perrito de salchicha de curry con yakiniku, que lleva arroz suflado, cebolla crocante, queso cheddar y polvo de ajo.

Para terminar, la tercera opción por la que decantarse son las pizzas artesanas, elaboradas con una masa de forma hexagonal y con los baches característicos de la marca. Todas parten de la misma base, que es el tomate casero de su madre, así que nada puede salir mal. La que más salida tiene es la Pizza con tomate cherry, champiñón y albahaca, aunque ocurre lo mismo que en los otros epígrafes: puedes hacerla a tu gusto. Los ingredientes que se pueden combinar son jamón york, rúcula, tomates cherries, varios tipos de quesos o champiñones, entres otros. Y para beber, zumos naturales, refrescos y quintos de Mahou.

En definitiva, Embolao ofrece la oportunidad única de probar las recetas más callejeras del prestigioso chef, con un precio medio competitivo y un horario nocturno que le viene al pelo a la zona ¡los viernes y sábados abre hasta las cinco de la mañana!

EL IMPRESCINDIBLE cualquiera de sus perritos gourmet. El pan casero tipo brioche y la salsa de tomate hecha por la madre de Javier elevan cualquier combinación posible a un producto gourmet y de categoría.

FÍJATE EN… la cantidad de toppings que tienen para los waffles. Los hay de muchas formas, sabores y colores, como las pelotitas de tenis, las tiras de regaliz o las piedras de mango deshidratado. Además, están pensado introducir los suyos propios, con nubes de sabores y crumbles diferentes, así que permaneced atentos.

 

 

¿Te ha gustado?
¡Compártelo!
¡Valóralo!

¿ Recibes nuestra newsletter ?

No te pierdas nuestro boletín semanal de noticias para estar informado, antes que nadie, de las mejores promociones, eventos y novedades de Madrid. ¡Suscríbete!