Restaurantes en Chamberí

Inicio / Restaurantes en Chamberí / ‘Sumo’, divertidos platillos orientales

‘Sumo’, divertidos platillos orientales

Silvia Artaza

Makis, nigiris, temakis… pero también fideos, tempuras, pato asado, tartares o diferentes arroces. Mucha variedad en una carta con más de 120 recetas diferentes, entre saladas y dulces, y todo en pequeñas raciones. Eso es lo que ofrece Sumo, un nuevo concepto de restaurante asiático, variado, divertido y a un precio más que ajustado.

A su larga carta se suma una invitación a probar de todo, porque así lo manda el sistema. El restaurante funciona por menús a precio cerrado (según el día y hora de la semana) que incluyen un máximo de 18 platos a elegir. No hay que pedirlos todos a la vez, es más, no es recomendable porque se penaliza por cada plato no consumido (2€, una medida para abordar el problema del despilfarro de comida, muy común, por ejemplo, en los buffet). Aquí se come hasta no poder más, sí, pero con cabeza. Y es que se puede pedir en hasta tres turnos de hasta seis platos. Claro que también existe la posibilidad de pedir platos sueltos, optar por el menú del día o decantarse por el take away. También hay una selección de platos especiales, fuera de menú, a los que merece la pena echar un vistazo.

Restaurante japonés barato

En la mesa, de todo. Platos japoneses en su mayoría, pero también algunas especialidades de China y otros países de Oriente. Para todos los gustos. Los más puristas podrán optar por nigiris –de atún, salmón, pez mantequilla- por makis california, temaki de gambas, uramaki de anguila o tataki de buey. Los que no son muy devotos del sushi y el sashimi, encentrarán su lugar entre sopa miso, gyozas, fideos fritos con verduras, rollitos, tempuras, pollo al curry thai o pato asado. Pero también, bocados diferentes y divertidos, como los makis de mostaza con miel o de cebolla frita o de tofu o de pollo y queso. Extensa es también su carta de vinos, que cuenta con unas 20 referencias en blancos, rosados y tintos, además de tres espumosos. Pero quizá el apartado más interesante es el de cervezas, con algunas de origen asiático como la japonesa Kirin o la tailandesa Singa, y por supuesto, el de sakes.

Sumo está dividido en dos espacios. Un sushi bar que se encuentra a la entrada, con mesas compartidas y una gran barra con taburetes, donde es posible hacer parada a ritmo de sushi a cualquier hora de la tarde. Para los mediodías y las noches, la actividad se centra en el comedor, que se extiende en varios ambientes. Madera, paneles japoneses, ilustraciones, vinilos en las paredes y lámparas de diferentes estilos salpican el espacio cuya decoración viene firmada por Ignacio García Vinuesa.

 

¿Te ha gustado?
¡Compártelo!
¡Valóralo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿ Recibes nuestra newsletter ?

No te pierdas nuestro boletín semanal de noticias para estar informado, antes que nadie, de las mejores promociones, eventos y novedades de Madrid. ¡Suscríbete!