Restaurantes en Chamberí

Inicio / Restaurantes en Madrid / ‘Medea’, la barra indie para comer bien en Chamberí

‘Medea’, la barra indie para comer bien en Chamberí

Laura Sutil

Como todas las historias que funcionan, en Medea empezaron en pequeño y con paso firme para consolidarse poco tiempo después. Todo comenzó en la zona de Ríos Rosas con un pequeño local desde el que se gestaba un gran proyecto: servir menús degustación y hacerse un nombre gracias a ello. La pretensión parecía enorme pero finalmente lo lograron. Después de un tiempo, han movido su sede a una zona más céntrica, a un espacio más grande en los alrededores de la Glorieta de Bilbao y así nace el Medea actual con su comedor gastronómico y una zona de barra en la que se sirve auténtica cocina fusión para todos los bolsillos y sin perder ni un ápice de la calidad que se le supone al restaurante.

Detrás de este ambicioso proyecto, dos almas jóvenes e inquietas: Luis Ángel Pérez (chef) y Borja Rivero (sumiller y jefe de sala). A pesar de su juventud, la trayectoria de los dos profesionales es intachable y pasa por las grandes cocinas del país. A Medea además del incuestionable talento de ambos se suma una pasión compartida por la cultura más independiente. El nombre, de hecho, procede de la película homónima del director Lars Von Trier y de fondo siempre suenan hits del indie internacional y también el patrio, por supuesto. Y es que Los Planetas son el grupo de referencia en esta cocina, además de la inspiración estética del local que, con sus paredes negras y algunos detalles industriales nos mete en ese mundillo ‘rocker’. Después accedemos al salón, mucho más elegantón, acorde con los menús degustación que -previa reserva- se pueden probar en el restaurante de Chamberí.

MEDEA RESTAURANTE la barra indie para comer bien en Chamberí

PLATOS DE BARRA MUY VIAJEROS

En esta nueva ubicación de Nicasio Gallego, la barra adquiere un papel principal y en torno a ella se desarrolla parte de la vidilla de Medea. Para ella, Luis Ángel ha diseñado algunos platos que, si bien resultan ideales para picar en esta zona que cuenta con un par de pequeñas barras y veladores con taburetes altos, no tienen nada que ver con las tradicionales tapas que se pasean por la barra de cualquier bareto de la zona. La propuesta gastro bebe directamente de la culinaria asiática y también de la latinoamericana, aunque vemos claramente algunos guiños a la gastronomía mediterránea y, por supuesto, toques castizos que se muestran inmensos en boca. La fusión es, a fin de cuentas, el eje central de estos platos que varían ligeramente con la temporada y el ingenio que sale de la cocina.

Para comenzar, la Croqueta de ají peruano es uno de los entrantes que no pueden faltar en la comanda de barra. Bien sabrosas y con un toque picante que flipará a los que disfruten la intensidad a la mesa. Para continuar en esa tanda de entrantes ligeros está el Taco coreano con aliño mexicano, una particular versión del saan coreano en el que el taco no es una torta de maíz, sino es una hoja de lechuga, crujiente y fresca. Para terminar la tanda de aperitivos, uno muy especial fruto de la deliciosa locura que reina en los fogones. Se trata de la Cheeseburger Gyoza, unas empanadillas japonesas que llegan en su habitual cesta y que sí, saben a la auténtica (y mejorada) versión de la cheeseburger de McDonald’s. Un guiño canalla que nos da idea de por dónde van los tiros en esta cocina.

MEDEA RESTAURANTE la barra indie para comer bien en Chamberí

Si hablamos de principales, muy recomendable es su Shrimp Roll, una versión del Lobster Roll -tendencia al alza en los últimos meses- preparado con pan brioche y un relleno contundente a base de gambas. Tras él, la barra adquiere cierto acento italiano con el Guiso japonés al estilo italiano; unos rigatoni de gran tamaño y un acompañamiento, por supuesto, asiático. Por último, podemos cerrar con un ideal para compartir como es la Paella Ramen, unos noodles japos que, sin embargo, saben a paella de marisco. Que los valencianos nos perdonen, pero esta versión es, cuanto menos, curiosa. Dentro de los principales, los más castizos se pueden decantar por la Oreja o los Callos. Eso sí, aquí todo lleva el puntito fusión.

La mayor parte de estos platos se pueden disfrutar en el menú de barra que han dispuesto en Medea. Se trata de una propuesta que poco tiene que ver con un menú del día al uso. En este caso se puede probar en horario de comidas y cenas e, incluso, los fines de semana. En él hay tres de los entrantes ya citados y un principal a elegir por un precio muy asumible. Porque así en Medea nos permite viajar, sin dejar de sentirnos cómodos en la barra de un bar.

EL IMPRESCINDIBLE es su Taco coreano con aliño mexicano, una curiosa mezcla de sabores y textura que nos hace viajar por el mundo con solo un bocado.

FÍJATE EN… la música que suena de fondo. Una auténtica delicia para amantes del indie más primitivo.

*Fotos: Alfonso Ondarroa

¿Te ha gustado?
¡Compártelo!
¡Valóralo!

¿ Recibes nuestra newsletter ?

No te pierdas nuestro boletín semanal de noticias para estar informado, antes que nadie, de las mejores promociones, eventos y novedades de Madrid. ¡Suscríbete!