300*250 300*600 Fratelli Figurato, pizzería napolitana en el barrio de Chamberí

Restaurantes en Chamberí

Inicio / Restaurantes en Chamberí / ‘Fratelli Figurato’, desde Nápoles con pasión

‘Fratelli Figurato’, desde Nápoles con pasión

Redacción

No es la primera pizzería napolitana de Madrid, pero sí una de las pocas en las que las pizzas están hechas por napolitanos que profesan amor por su tierra y, cómo no, su plato más popular y emblemático. Es algo que podemos percibir nada más entrar a este pequeño y acogedor local en el barrio de Chamberí, pero que terminamos de confirmar cuando conocemos a sus artífices, los hermanos Figurato: Riccardo, el chef, y Vittorio, encargado de la comunicación. Lo suyo, admiten, es la materialización de un sueño, un restaurante propio en el que dar a conocer la auténtica pizza napolitana pero con un toque creativo y aplicando todas las innovaciones de que disponemos en el siglo XXI. De hecho, esta filosofía es lo que hace de Fratelli Figurato un sitio para vivir una ‘esperienza meravigliosamente italiana’
 
Para conseguir su propósito cuentan con un horno eléctrico Izzo traído directamente desde Nápoles, lo más novedoso en Italia. Su piedra refractaria no quema las pizzas y mantiene el calor a 430o permitiendo tenerlas listas casi al instante. Aquí se hornean las pizzas únicamente con la base (mozzarella, crema de calabaza, crema de ricotta y pesto…) y se añaden los ingredientes -muchos de ellos importados desde Italia como la salsa de tomate Mutty- de cada receta nada más salir del horno, permitiéndonos así apreciar mejor el sabor de cada producto. El respeto por lo que hacen les lleva a emplear solo ingredientes 100% naturales y de temporada, algo que les permite ir añadiendo nuevas propuestas a su carta según la época del año y, de paso, mantener el interés de sus clientes que siempre podrán encontrar novedades en su oferta.  
FRATELLI FIGURATO pizzeria en Chamberí 
Pero para que el sabor de una pizza napolitana sea auténtico es fundamental una buena masa. Ellos cuentan con tres tipos de masa diferentes, elaboradas a base de harinas alternativas, tradicional, integral o cinco cereales con semillas bio, que fermentan durante 36 horas para que resulten más sanas, ligeras y fáciles de digerir. Es el cliente el que decide con qué harina elaborar su pizza, y después la receta de la carta que más despierta su apetito.  
 
Advertimos que la elección no será fácil. La carta ofrece casi una decena de pizzas (todas entre 6 y 10€), a las que hay que añadir siempre alguna creación especial del chef. Desde la Margherita -clásica, pero muy distinta a las que habíamos degustado hasta ahora- elaborada con salsa Mutti, parmesano rallado, mozzarella y hojas de albahaca; a otras más originales, en las que hacen sorprendentes combinaciones de sabores y productos, como la pizza Mortadella y pistachos,  la Rock&Roll (todo un must, con mozzarella, lonchas de panceta, aceite de pesto y pimienta negra) o la Spicy Calabria; una potente receta con salsa de tomate, ‘nduja de Calabria’ –producto muy similar a  sobrasada picante-, burrata, guindilla verde de Calabria y el toque de albahaca. Todas en formato individual y con el tamaño perfecto para quedar más que satisfecho, aunque también es posible pedir una unidad con distintos sabores; solo es cuestión de consultarlo cuando haces el pedido. 
 
Para culminar la experiencia como es debido, los Fratelli ofrecen en su pizzería algunos postres más característicos de las pizzerías de Nápoles,, como el cannoli siciliano, el tiramisú o la tarta Caprese, con chocolate y almendras de Capri. La aportación creativa en los dulces la pone una receta ideada por el equipo de cocina a la que pocos (o nadie) va poder resistirse: la Big Maiale, una pizza ideada para el postre que contiene Nutella, bolas de helado de vainilla, trocitos de Kinder Bueno, crema de chocolate blanco y pistachos; espectucular.

El menú del día, disponible los mediodías de lunes a viernes, es una excelente oportunidad para disfrutar del combinado pizza+postre a un precio imbatible. Aunque, para los que quieran una propuesta más genuina, existe la posibilidad de reemplazar la pizza por un panuozzo, una especie de bocadillo típico de la región de Campania, cuya capital es Nápoles, que se prepara con la masa de la pizza dividida en dos partes y se rellena a modo de panini. De momento, se presentan tres opciones para elegir (Coppa, Mortadella y Salmón) y suele incorporar los ingredientes propios de una pizza (quesos, rúcula, espinacas, etc).

Fratelli Figurato vino

PIZZA LOVES WINE
 
Ya en la carta de bebidas encontramos una cuidada oferta de vinos italianos con los que maridar cada una de las pizzas. Con ellos, los hermanos napolitanos se han marcado como objetivo la democratización del vino, acabando con la idea de que el vino encarece el ticket medio en cualquier restaurante. Así, a diferencia de lo que hacen los restaurantes convencionales, proponen que los caldos de más alta gama y mayor precio puedan ser pedidos por copas o media botella (las populares caraffas italianas, de 37,5 cl ), a la vez que animan a solicitar los vinos más económicos por botellas enteras (y no por copas, que terminan por engordar el ticket medio).

Su propuesta incluye blancos, tintos y espumosos pertenecientes a algunas de las bodegas de mayor prestigio del país, así como a pequeños productores que están haciendo caldos de vinos de estimable calidad y precio más populares. Eso si no decides llevarte la pizza a casa, porque Fratelli Figurato cuenta con su propio servicio de delivery para que podemos disfrutar de sus pizzas en casa. Una gran noticia, porque las pizzas de los hermanos Figurato son adictivas.

Ya lo comprobarás: rendición sin condiciones.

 

¿Te ha gustado?
¡Compártelo!
¡Valóralo!

¿ Recibes nuestra newsletter ?

No te pierdas nuestro boletín semanal de noticias para estar informado, antes que nadie, de las mejores promociones, eventos y novedades de Madrid. ¡Suscríbete!