Recomendaciones

Inicio / Recomendaciones / Una cita Priceless muy premium en el Club Argo

Una cita Priceless muy premium en el Club Argo

Martín López

 

Es uno de los clubs más exclusivos y discretos de Madrid. Por eso muy pocos conocen la existencia del Club Argo, a pesar de encontrarse en una de las plazas más céntricas y populares de Madrid: Santa Ana. Un imponente edificio de cinco plantas, que anteriormente ocupaba la residencia de José Canalejas -presidente del Gobierno de España entre 1910 y 1912- sirve de encuentro a distintas personalidades del mundo de los negocios, la cultura y la sociedad madrileña a los que les une la pasión por la cultura gastronómica. Ellos son, salvo contadísimas excepciones, las únicas personas que tienen acceso a este privilegiado espacio. Aunque, nuevamente, el programa Priceless Madrid de Mastercard hace posible lo imposible y permitió acceder durante una noche al Club Argo a algunos de los titulares de su tarjeta para vivir una experiencia gastronómica de altura y de la mano, además, de algunos de los principales representantes de la gastronomía en la ciudad.

Mastercard Una cita Priceless con cocteles de autorEl evento tuvo lugar el sábado 17 de junio y contó con la asistencia de casi un centenar de usuarios de la tarjeta Mastercard, para los que se cerraron en exclusiva las puertas del club madrileño. Aquí, en cada una de sus platas, los asistentes, pudieron vivir una experiencia diferente, con el sentido del gusto como principal objetivo a sorprender. Sin miramientos. Así lo hicieron los responsables de selección de producto del propio Club Argo, que esperaban al primero de los grupos en la azotea del edificio para agasajarles con una degustación de productos gourmet. Ibéricos, ahumados y caviar de beluga, acompañados de un inmejorable champán. ¿Se puede empezar mejor? Sí, con un bocado sublime, jamón con caviar, así sin más, dos de los más excelsos sabores en un solo trago con el cielo de Madrid sobre nuestras cabezas. Así fue como empezábamos a saborearlo.

Bajamos a la quinta planta. Allí se encontraba el cocinero Sergi Arola para ofrecer un pequeño taller para aprender a montar algunas de sus tapas más emblemáticas: las patatas bravas y el mini bocadillo de calamares. Se trataba de construir la tapita, aderezarla y degustarla, siguiendo las indicaciones del chef, que también quiso regalar a los asistentes una degustación de algunos de los platillos tradicionales a los que ha aportado su personal toque. 

De allí pasamos a la cuarta planta donde nos topamos con la mayor exposición de quesos que hayamos visto jamás. Quesos artesanales de todo tipo, en su mayoría de producción nacional, y que son los mismos que integran la cava de quesos del restaurante Sant Celoni. Se ocupa de guiarnos ante tan apabullante oferta, Abel Valverde, jefe de sala del célebre restaurante (dos estrellas Michelin), y Rubén Valbuena, uno de los mayores expertos queseros de Madrid y responsable, en nuestra opinión, de uno de las más deliciosos quesos que probamos en la mesa. Muchos nos hubiéramos quedado a vivir en esta sala, aunque teníamos que ceder paso al siguiente grupo y bajar a la biblioteca del club, en la tercera planta, donde nos esperaba el bartender Diego Cabrera para invitarnos a descansar unos momentos en los gigantes Chester que ocupan la sala mientras disfrutábamos de dos de los cócteles más laureados de Salmón Gurú, la coctelería que regenta a pocos metros del Club Argo.

Muy cerca de allí también se encuentra el restaurante del anfitrión que esperaba en la primera planta, Julián Mármol de Yugo The Búnker, otro club privado consagrado, en este caso, a los amantes de la cocina japonesa. Su propuesta fue, sin duda, una de las más sorprendentes de la noche: degustación de cuatro tipos de salmón salvaje y algunos de los bocados de sushi más laureados de su club. Era el cierre perfecto al periplo gastronómico antes de marchar hacia la sala de actividades del club, donde pudimos reencontrarnos con el resto de grupos de visitantes mientras tomamos unas copas hasta más allá de la medianoche. Era momento de intercambiar impresiones y poner nota a cada una de las experiencias vividas durante la noche. No había unanimidad: para unos lo mejor fue la degustación de caviar, para otros la de salmón salvaje, algunos preferían el taller de Sergi Arola… pero todos coincidimos en que fue una de las citas más especiales que se han vivido en Priceless Madrid. De hecho, muchos de ellos se despidieron quedando para verse en el próximo evento que habían cerrado a través de su página web (www.pricelesscities.com) para compartir juntos la próxima experiencia Priceless. 

Mastercard Una cita Priceless con degustacion de productos gourmet

¿Te ha gustado?
¡Compártelo!
¡Valóralo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿ Recibes nuestra newsletter ?

No te pierdas nuestro boletín semanal de noticias para estar informado, antes que nadie, de las mejores promociones, eventos y novedades de Madrid. ¡Suscríbete!