Sigue la pista

Inicio / Sigue la pista / Clandestinos: restaurantes de Madrid que guardan un secreto

Clandestinos: restaurantes de Madrid que guardan un secreto

Los planes redondos nos gustan. Más aún cuando empiezan con una cena y terminan con unos cócteles o copas en el lugar de moda. Por eso, nos encanta esa nueva tendencia por la que muchas de las novedades gastronómicas de la capital vienen acompañadas por un espacio clandestino en el que alargar la velada. Así, por ejemplo, ocurre en Fetén el espacio clandestino con bolera, cuya carta de picoteo firma el mismísimo Berasategui. O El Clásico, un imponente local muy cerca de la Plaza Mayor y con una coctelería de autor en su planta baja. También pasamos por La Diavla, un restaurante mexicano con un clandestino que despliega arte azteca y una extensa carta de mezcal. Por último nos dejamos caer por Espárrago Bar, la cara nocturna del apodado Rey de las Verduras, Floren Domezain. Así que, sin más dilación, vente a descubrir estos tres espacios que te demuestran que realmente es cierto aquello de que Madrid nunca duerme…