Agenda

Desde01 agosto
Hasta31 agosto
Inicio / Eventos / La arquitectura nómada de Carlos Bunga aterriza en el Palacio de Cristal

La arquitectura nómada de Carlos Bunga aterriza en el Palacio de Cristal

¡Compártelo!

Planchas de cartón, hojas de árboles y cinta adhesiva. Estos son los materiales con los que el artista portugués Carlos Bunga ha creado la nueva instalación que estos días ocupa el interior del Palacio de Cristal del Parque del Retiro. Bajo el nombre de ‘Contra la Extravagancia del Deseo’, este gran montaje ha sido diseñado con guiños a la historia del Palacio de Cristal y a la propia vida del autor, quien defiende la arquitectura efímera y la representación con materiales precarios de los suburbios sociales.

Nada más entrar al palacio observamos una gran estructura pintada parcialmente de blanco y proyectada sin planos. Para construir sus obras, Bunga se sirve de la intuición, dejando constancia de las imperfecciones propias del proceso. Los materiales (cartón, hojas, cinta adhesiva) también son muy importantes en la filosofía de sus obras, pues reflejan la hipocresía y la precariedad de nuestro modo de vida, mientras que todavía existen realidades sociales relegadas al desprecio y el olvido. Para completar la muestra, el artista ha añadido una pieza clave: la escultura de un joven en cuyos hombros no reposa su cabeza sino una casa. No cualquier casa, sino una pobre, sin brillo ni calidad.

‘Contra la Extravagancia del Deseo’ reclama así la posibilidad de una actitud de resistencia ante la exuberancia material que nos rodea, que nos aleja de nuestras esencias espirituales, y busca recordarnos nuestra querencia natural por lo manual y lo sencillo.  La exposición, organizada por el Museo Reina Sofia, se podrá visitar de forma gratuita hasta el domingo 4 de septiembre de 2022.

¿Te ha gustado?
¡Compártelo!
¡Valóralo!

¿ Recibes nuestra newsletter ?

No te pierdas nuestro boletín semanal de noticias para estar informado, antes que nadie, de las mejores promociones, eventos y novedades de Madrid. ¡Suscríbete!