Coctelerías en Madrid

Inicio / Malasaña / El fabuloso ‘Coconut Bar’

El fabuloso ‘Coconut Bar’

Martín López

Se presenta como El Fabuloso Coconut Bar para dejar bien claro el parentesco con su predecesor, con el que comparte propietaria, barrio y hasta perfil de público. Es el nuevo proyecto en Madrid de la siempre enérgica Silvia Superstar, ex Aerolíneas Federales y Killer Barbies, ahora al frente de Silvia Superstar & Los Fabulosos, y uno de los nombres con más tirón en la noche madrileña con las dos versiones de El Fabuloso, bar (calle Estrella, 3) y club (los viernes en Charada ClubDeBaile; calle La Bola, 13).

Éste, en cambio, nace orientado al horario de tarde-noche donde quiere convertirse en sitio de encuentro a la hora del café, las cervezas con los amigos entre semana o las primeras copas del fin de semana, cuando lo que nos interesa todavía es una buena conversación y disfrutar de una copa servida en condiciones. Por supuesto, con el característico sello de Silvia que ha optado por una escenografía rompedora, muy lejos de los locales de diseño o de estética vintage imperantes en el centro. El local, de dos plantas, se divide en diferentes estancias, algunas de decoración tiki-hawaiana (sillas de mimbre, palmeras de plástico, suelo de baldosas de pizarra) y otras inspiradas en la cultura americana de los años 50 y 60 (en el mobiliario, auténticas joyas importadas de Los Ángeles, Las Vegas o Vigo), décadas a las que pertenece buena parte de su banda sonora (soul, surf, doo-wop, rhythm & blues).

El Fabuloso Coconut Bar

La carta es más bien limitada, pero nada desdeñable: batidos king size (han puesto receta al 5 Dólares que toman los chicos de Pulp Fiction), tortitas con nata y chocolate y tartas caseras (zanahoria, american cheese cake y brownie con helado de vainilla) para la hora de la merienda; para la noche, unos nachos con guacamale por si apetece algo de picoteo, cerveza (Estrella Galicia, que para eso la anfitriona es de la tierra) y los esperados cócteles tropicales (mojitos, daiquiris, tequila sunrise). Un concepto que gusta tanto al público hipster que se mueve por Malasaña como a la gente que visita las salas de teatro y conciertos de la zona, para los que Coconut se ha convertido en desembocadura natural tras el fin del espectáculo.

*fotos: César Díaz Quiroga

¿Te ha gustado?
¡Compártelo!
¡Valóralo!

¿ Recibes nuestra newsletter ?

No te pierdas nuestro boletín semanal de noticias para estar informado, antes que nadie, de las mejores promociones, eventos y novedades de Madrid. ¡Suscríbete!