Café del Art, especialistas en café en La Latina | Cafeterías Madrid

Cafés en Madrid

Inicio / La Latina / ‘Café del Art’, un bonito laboratorio especializado en café en La Latina

‘Café del Art’, un bonito laboratorio especializado en café en La Latina

Laura Sutil
Rate this post

Entrar en el Café del Art es, casi en sentido literal, entrar en otro mundo. Durante 30 años este imponente local fue una tienda de maletas que miraba pasar las décadas desde la mismísima Plaza del Cascorro. Tras su cierre, se le sacó brillo a todo su potencial y hoy es una cafetería en la que desayunar o merendar pero también un taller, laboratorio y, por extensión, un verdadero templo dedicado al café. ¡Ah! Y el único lugar de Madrid en el que probar el café de sifón, por si todo lo anterior no resultase suficiente reclamo.

Este vecino de la Latina nos recibe luminoso y su decoración de inspiración vintage y rústica -todo su mobiliario llega de Almacenes Segarra- parece querer llevarnos a un antiguo cafetal. Este ‘look’  se adereza, por supuesto, con el inconfundible aroma a café que se respira nada más entrar. Ladrillo, madera, metales, muuuuchas plantas naturales, techos altísimos, columnas señoriales, muchos objetos de decoración procedentes del Rastro y un suelo con más de 70 años de historia son algunos de sus atractivos. A la base de un local histórico y con posibilidades se une el duro trabajo de remodelación iniciado por Sandra Almeida y Edgar Fonseca, la pareja portuguesa que regenta el Café del Art. Ellos llevan diez años trayendo el mejor café a la capital con un pequeño puesto en el Mercado de San Miguel. Aquello se les quedó pequeño, y como adoraban la multiculturalidad y apertura del barrio, se animaron a abrir una cafetería cuando encontraron este espacio que les venía como anillo al dedo para el proyecto que tenían en mente.

CAFÉ DEL ART café y pasteles portugueses en La Latina

Un proyecto que se ha volcado en este espacio que es, además, polivalente. A la barra en la que un barista experto prepara café de sifón -un espacio que la propia Sandra compara con la alquimia que se practica en un laboratorio-, se une una barra tradicional. Además del salón principal, existe una segunda parte al fondo, calmada e ideal para trabajar. En la parte baja de este café de La Latina, han dispuesto un espacio para catas y formaciones. A él se accede mediante una especie de invernadero que se inspira en una antigua finca de café africana. Sí, aquí absolutamente nada queda dispuesto al azar.

DESAYUNOS Y MERIENDAS CON EL CAFÉ COMO CENTRO

La pasión de Sandra y Edgar por el café se remonta muchos años atrás y se muestra en este espacio. Uno de sus principales atractivos es, como ya hemos contado, el que se prepara con sifón. Este tipo de café requiere una clase específica de grano y tueste y en este caso trabajan con un proveedor berlinés. El aparato con el que se prepara lo que podría decirse que es una infusión de café, nos recuerda a un recipiente de laboratorio y, garantizado, es todo un espectáculo ver cómo el barista lo prepara. El resultado es suave en boca, aunque en él se pueden apreciar perfectamente los diferentes matices de la variedad de café utilizada en su elaboración. Y, ojo, tienen a la venta el sifón para quien quiera intentarlo en casa.

Además de la especialidad de la casa, aquí también trabajan el Espresso, Flat white, Café con leche, Capuccino, Mocha… y, según nos cuenta Sandra, eligen diferentes tipos de café para cada una de estas preparaciones. De hecho, venden al público este café con diferente tipo de molida, según las necesidades del cliente. Llaman también la atención sus infusiones que, siguiendo la filosofía del local, se preparan según el método japonés. Imprescindible, por cierto, su Matcha Latte, que hará las delicias de los fanáticos de esta bebida oriental.

CAFÉ DEL ART café y pasteles portugueses en La Latina

En lo que se refiere a la parte líquida, la propietaria nos comenta que querían marcar una diferencia con el resto de bares/restaurantes/cafeterías que nos podemos encontrar por el barrio y, por eso, aquí no se encuentran bebidas azucaradas industriales pero sí un refresco de cola natural, un vino de Oporto biológico, cervezas y vermut artesanal, por ejemplo.

Para combinar cualquiera de sus alternativas líquidas, Café del Art propone una carta no demasiado extensa pero que cumple. Diferentes variedades de dulces, casi todos ellos con marcado acento portugués, entre los que destaca el Pastel de nata, como no podía ser de otra forma. Y, si para empezar el día o para un break rápido a la hora del almuerzo prefieres algo salado, la mayor parte de su oferta gastro se centra en tostas en las que la materia prima es top. Así lo demuestra su Tostada de aguacate con tomate, albahaca, aceite y ajonjolí, con potencia y contundencia de ingredientes. También en esta línea está la Tostada de pan tumaca con jamón ibérico, embutido de primera y un aceite de oliva de 10.

Y si al principio te decíamos que acceder a este café latinero era entrar en otro mundo, ahora te decimos que a este mundo merece mucho la pena volver, amigo cafetero.

EL IMPRESCINDIBLE es que pruebes el café de sifón, ya que es toda una experiencia. Si hablamos de desayuno, imprescindible el Pastel de nata si eres de dulce y la Tostada de pan tumaca y jamón si te gusta más empezar el día con salado. 

FÍJATE EN… En la parte del invernadero que hemos citado hay un gran mapa mundi tallado con bolígrado Bic sobre madera y en él se indican los principales productores de café del mundo. Es una obra de Martina Billi, autora cuya obra se caracteriza siempre por estar realizada en estos materiales.

¿Te ha gustado?
¡Compártelo!
¡Valóralo!
Rate this post

¿ Recibes nuestra newsletter ?

No te pierdas nuestro boletín semanal de noticias para estar informado, antes que nadie, de las mejores promociones, eventos y novedades de Madrid. ¡Suscríbete!