La Franchutería, tienda y bar de productos gourmet en Chamberí

Bares

Inicio / Bares en Chamberí / ‘La Franchutería’, lo más gourmet de ambos lados de los Pirineos

‘La Franchutería’, lo más gourmet de ambos lados de los Pirineos

Martín López
Rate this post

Laura James y Alexander Monteiro se presentan como «dos franceses de nacimiento pero españoles de corazón», por eso no dudaron en trasladarse a Madrid cuando sus respectivas empresas les ofrecieron un puesto en nuestra ciudad. Aquí se conocieron y, coincidiendo una y otra vez en bares y restaurantes gracias a amigos en común, entablaron amistad. Así, de barra en barra y de mesa en mesa, empezaron a fantasear con la idea de poner en marcha un negocio donde dar rienda suelta a su gran pasión en común, la gastronomía. Ambos coincidían en la necesidad de crear un espacio donde dar bien de comer y beber y que reuniera lo mejor de su país de origen, Francia, y del país que estaban descubriendo y conquistando su estómago, España. Fue de esta forma como finalmente nació La Franchutería, un bar-tienda de productos artesanos españoles y franceses que se nutriría exclusivamente de pequeños productores de ambas regiones.

LA FRANCHUTERIA bar y tienda de productos artesanos españoles y franceses

Cuentan que eligieron el nombre ‘franchutería’ porque quieren que el público que pase por delante de su local u oiga hablar de ellos no solo reconozca sus orígenes, sino que también sepa de primeras que aquí va a encontrar productos típicos de su país. Y no, no sienten que el término «franchute» resulte peyorativo como muchos creen, es más, encontraron en él ciertas connotaciones afectivas que pensaron les ayudaría ganarse el favor de los madrileños, como así efectivamente está sucediendo. Su ubicación, a pocos metros del Mercado de Vallehermoso, en Chamberí, ha contribuido decisivamente a darse a conocer entre los numerosos foodies que pasan por su puerta y no pueden evitar entrar a descubrir qué se cuece en el interior de este coqueto establecimiento en el que, todo apunta, encontrarán delicatessen procedentes del país vecino.

PRODUCTOS SELECTOS Y CON HISTORIA

No se equivocan, por supuesto. En La Franchutería encontrarán una selección cuidada al detalle de vinos de pequeñas bodegas, quesos de las DO más conocidas, patés, e, incluso, repostería típica francesa que los mismos propietarios hacen a diario en su casa (Laura se ocupa de las cookies y Alexander de los moelleux, una especia de brownie con textura similar a la del bizcocho). Pero no queda ahí la cosa, estos comparten espacio en sus expositores con una impecable selección de quesos y embutidos españoles, vinos de denominaciones poco exploradas, conservas y hasta cervezas artesanas, todos ellos pertenecientes a pequeños productores y empresas familiares que han ido conociendo en sus diferentes tours gastro por la península. Lo mejor, por tanto, de ambos lados de los Pirineos pero ninguno de ellos pertenecientes a marcas comerciales, de hecho, hasta la Coca-cola ha sido sustituida por una cola artesanal de una empresa valenciana (Malferida).

LA FRANCHUTERIA bar y tienda de productos artesanos españoles y franceses

Todo los productos de este espacio gourmet tienen una bonita historia detrás, que nuestros anfitriones siempre están encantados de contar, además de aconsejarnos sobre cómo tomarlos o recomendarnos otros productos con los que conviene acompañarlos. Es norma de la casa, tanto si los llevamos para tomar en casa como si preferimos sentarnos en una de sus mesas (también cuenta con una pequeña terraza a pie de calle) y degustarlos allí mismo. En este caso, mejor ponernos en sus manos y escuchar de primera mano las sugerencias de su carta y las propuestas especiales con las que cuentan para ese día, especialmente en el apartado de los vinos, en el que siempre contarán con una nueva adquisición que nos animarán a probar.

LA FRANCHUTERIA bar y tienda de productos artesanos españoles y franceses

En cuanto a su oferta, son todo platos muy sencillos elaborados con los productos que disponen en la tienda, muchos de ellos para tomar tal cual, solo acompañados de un buen pan (como el que adquieren al obrador Vanille Bakary Lab). Es el caso de sus tablas de quesos (franceses y españoles, ordenados por potencia del sabor), la tabla de ibéricos de Guijuelo y las conservas, como la de sardinillas procedentes de pesca de bajura sostenible Pan do Mar, que se sirven en la misma lata, sin más. Una buena opción son las tablas mixtas, con las que podemos catar algunos de los mejores embutidos, quesos y patés de su catálogo. O sus tostas, preparadas con algunos de sus productos estrella, como la tosta Cantábrica, con filetes de anchoa de Santoña y tumaca casera, o la Leonesa, con cecina y queso.

LA FRANCHUTERIA bar y tienda de productos artesanos españoles y franceses

Otros bocados exquisitos son el Camembert au four, un pequeño queso Camembert con un toque de hierbas de Provenza y calentado al horno, o el Croque-Monsieur, un sandwich típico francés con Emmental y jamón cocido y cubierto de bechamel que es, junto al Camembert, el único plato caliente de la carta. Y, qué decir de su rillete, otro plato de charcutería genuino de Francia pero que ellos compran a un productor de Palencia, ¡de chuparse los dedos!

No nos olvidamos del vermut, imprescindible en una calle tan vermutera como Vallehermoso, ni de sus destilados craft, whiskey, ron y ginebra de destilerías artesanales españolas para aquellos que se animen a extender la sobremesa con un copazo. Al fin y al cabo, La Franchutería no aspira a ser más que un bar (o tienda) de barrio de los de toda la vida -por eso todas las bebidas se sirven con su correspondiente aperitivo- pero con espíritu más gourmet, donde podamos bajar a darnos un capricho cada vez que nos apetezca, que siempre viene bien, ¿verdad?

¿Te ha gustado?
¡Compártelo!
¡Valóralo!
Rate this post

¿ Recibes nuestra newsletter ?

No te pierdas nuestro boletín semanal de noticias para estar informado, antes que nadie, de las mejores promociones, eventos y novedades de Madrid. ¡Suscríbete!