Bares en Chueca

Inicio / Bares en Chueca / ‘Skull St.’, un bareto atrevido en la Plaza del Rey

‘Skull St.’, un bareto atrevido en la Plaza del Rey

Abraham Rivera

Justo en la plaza del Rey, frente a la casa de las siete chimeneas —la que fuera sede del mítico Lyceum Club Femenino de los años veinte—, encontramos Skull St, el nuevo espacio gastronómico del chef Carlos Núñez (Atlantik Corner). La mente inquieta del cocinero gallego está detrás de esta propuesta que más que un restaurante se define con un bareto de cocina atrevida, con mucho atención a la cocina tradicional, pero con un leve giro moderno y querencia a la fusión. Elaboraciones tradicionales, donde el tiempo y la materia prima son primordiales. Cada plato de su cocina mejora al anterior. Guisos y preparaciones reconocibles, como la ensaladilla rusa o la carrillera de ternera, sorprenden por su toque diferencial. Una carta dinámica, en constante movimiento y abierta a la temporalidad.

Todo ello está medido en un espacio de aspecto industrial diseñado por el Estudio Arinni. Llaman la atención los muros de las paredes, en los que se han empleado puertas originales de containers de carga. Otro punto a destacar es la cocina a la vista, colocada estratégicamente en la entrada, que nos permite disfrutar del trabajo de los cocineros. Lo mejor es coger sitio en la barra y dejarse llevar.

Skull Street Food, la cocina reconocible de Carlos NuñezDe esta manera podremos observar como van saliendo algunos de sus platillos más representativos. La ensaladilla rusa, en la que no faltan la ventresca, piparra, pepinillo y pimiento del piquillo, es melosa y sutil en todos sus sabores; las croquetas, de sepia y gamba, impresionan por el rebozado de tempura y el alioli de ajo negro; el marinado de corvina salvaje atrapa por la huancaina cítrica, un imprescindible si te gustan los platos intensos y picantes; las verdinas, plato decididamente invernal, combinan magníficamente con las cocochas de bacalao; las mollejas en salsa demi glace mantienen muy bien el tipo si las probamos con unos boletus edulis y unas gulas de monte; la costilla de ternera, que se ha tirado 36 horas en el horno, se desprende sola del hueso; y no podemos perder de vista el saborazo a mar de la lasaña de zamburiñas y gambas, cuya bechamel se ha realizado con el coral del mismo bivalvo. Una recomendación, hay que dejar sitio para su tarta de queso con maracuyá, cremosa y con un leve toque ácido gracias al Gamoneu que utilizan. En definitiva, un tesoro que mira de tú a tú a la cocina de toda la vida y que decide tratarla como es debido, con mucho amor y dedicación.

¿Para acompañar? Cerveza y una selección de vinos muy bien elegida. En tintos encontramos un Damana 5 de Ribera del Duero, un Finca del marquesado de La Rioja, o un Glarima elaborado con merlot y tempranillo de la denominación de origen Somontano. Para la tarde quedan los cócteles especiales servidos en sus vasos con forma de calavera y que mezclan zumo de maracuyá y fresa con amaretto, un licor importado del norte de Italia.

Skull St. viene a sumar un nuevo punto de interés a la atrevida y diversa oferta de restaurantes, con un toque informal, que están abriendo por la zona como Arallo Taberna, Barra M, Celso y Manolo o Peko Peko. ¡Chueca se mueve!

¿Te ha gustado?
¡Compártelo!
¡Valóralo!

¿ Recibes nuestra newsletter ?

No te pierdas nuestro boletín semanal de noticias para estar informado, antes que nadie, de las mejores promociones, eventos y novedades de Madrid. ¡Suscríbete!