ES CAPITAL

Inicio / ES CAPITAL / ‘Nave 73’, mucho más que teatro en Embajadores

‘Nave 73’, mucho más que teatro en Embajadores

Isabel Cebrián

Nave 73 no es un teatro al uso. Desde el nombre, este espacio cultural de Embajadores denota su espíritu industrial de “taller” o laboratorio. Su programación, en la línea del teatro independiente, se atreve con todas las artes escénicas: teatro físico, danza, música, performance. También cuentan con una consolidada propuesta de formación para actores. Dos pilares que en poco tiempo han converitdo a este proyecto –ideado y gestionado por Alberto Salas, Álvaro Moreno, Rocío Navarro y Ana Pedrosa– en una de las salas alternativas de referencia para compañías y espectadores interesados en la experimentación escénica.

Cafetería con entrada independiente.
Cafetería con entrada independiente.

Siempre tuvieron claro que lo que Madrid necesitaba en 2013, cuando comenzó su singladura Nave 73, era un espacio teatral como este: desnudo, casi crudo, muy “en construcción”, que se presta a experimentos. Después de probar varios locales, Nave 73 recaló en la calle Palos de la Frontera. Aquí despliega una sala de teatro con un espacio escénico de 100m2 y gradas para 100 espectadores, aulas de aprendizaje y ensayo donde desarrollan sus módulos formativos, una galería de arte dedicada a la pintura y la fotografía en el espacio de tránsito hasta la sala y una cafetería, con entrada independiente a la sala.

En su ecléctica programación hay un hilo invisible que une todas las propuestas: su compromiso con la innovación y la calidad teatral y los contenidos de interés. Los miércoles están dedicados al teatro y las performances más indefinibles y arriesgadas; los jueves, al teatro experimental y a montajes cercanos al teatro físico. Los viernes por la tarde son el momento del teatro de corte más general. Las sesiones “golfas” (a las 22:30h los viernes y los sábados) suelen acoger montajes cercanos y urbanos, dramas y comedias próximos al público que pulsan inquietudes generacionales. El teatro para bebés tiene su hueco las mañanas de los sábados, y los domingos se suceden los espectáculos musicales y las noches de improvisación.

Guti serrano 1

Nave 73 ha establecido también interesantes sinergias con otros proyectos, como Café Kino, que organiza ciclos temáticos de películas. También cohabitan con Calambur, escuela y compañía de improvisación. Y además de una interesante sala de teatro independiente, Embajadores ha ganado con Nave 73 una cafetería , que de ambigú del teatro ha pasado a ser un punto de encuentro externo a la sala teatral, gracias a su decoración entre industrial y vintage y su buena música.

¿Te ha gustado?
¡Compártelo!
¡Valóralo!

¿ Recibes nuestra newsletter ?

No te pierdas nuestro boletín semanal de noticias para estar informado, antes que nadie, de las mejores promociones, eventos y novedades de Madrid. ¡Suscríbete!