Restaurantes en Malasaña

Inicio / Restaurantes en Malasaña / ‘Pizzi & Dixie’, un italiano vegano en Malasaña

‘Pizzi & Dixie’, un italiano vegano en Malasaña

Daniel Mesa

 

La revolución de los restaurantes y locales veganos ha llegado al fin a la capital. En los últimos años, este estilo de vida que aboga por una alimentación libre de productos de origen animal ha animado a un gran número de emprendedores a lanzarse a la aventura con proyectos que ofrecen una cocina diferente, responsable y respetuosa con los animales. Entre estas alternativas encontramos Pizzi & Dixie, un restaurante vegano de cocina italiana ubicado en el corazón de Malasaña puesto en marcha por Nacho Sánchez, ex propietario del extinto Botanique.

El concepto de este innovador y original local nace con un objetivo claro: democratizar la cultura vegana por medio de una cocina lo más universal posible. De ahí que Nacho optara por la gastronomía italiana, una de las más reconocidas y extendidas a nivel mundial, y por un espacio que casa a la perfección con la atmósfera moderna y juvenil del barrio: colorido, fresco y plagado de elementos que remiten al mundo botánico, como su enorme mural con minijardines verticales.

PIZZI AND DIXIE Malasaña
Pizza Dixie, con pimientos dolce lagrima y trigueros.

Pero hay más. Pizzi & Dixie juega desde el propio nombre –un guiño a los entrañables ratones animados de Hanna-Barbera– con las dos vertientes que conforman su identidad. Por una parte tenemos Pizzi, que hace referencia a los platos italianos como pizzas, pastas o risottos. Imprescindibles en esta línea los coloridos gnocchi de patata morada o al pesto (con opción también para celíacos), los raviolis frescos rellenos de pimientos de piquillo y la pizza Dixie, con pimientos dolce lagrima, cebolla confitada, trigueros, tomate seco y rúcula. Además, también cuentan con espaguetis sin gluten que el cliente puede combinar al gusto con las diferentes salsas de la casa (calabaza, curry, pesto, trufada o ragú de soja texturizada).

Y por otra se encuentra Dixie, que engloba el resto de opciones que escapan a la tradición italiana, como el ceviche crudivegano de setas shitake y mango, la hamburguesa de lentejas o la ensalada de puerros y naranjas, concebidas anteriormente en la cocina del Botanique y que vuelven, afortunadamente, a estar presentes en la carta su local sucesor.

Una vez conocida su carta, la primera pregunta que muchos se hacen es “¿Cómo puede llamarse pizza si no lleva queso?”. Precisamente, las pizzas aquí sí llevan, solo que elaborado a partir de grasas vegetales como el aceite de coco. De hecho, no solo está muy conseguido sino que sorprende por su similar textura al queso tradicional. ¿Otro plus? Se digiere más fácilmente. Pero si algo caracteriza a las pizzas de este ristorante es la posibilidad de elegir la masa -con un suplemento de un euro-, pudiendo decantarse por la normal, la integral, sin glúten o al carbón activo, un tipo de fermentación que se ha puesto de moda en Italia en los últimos años que confiere a la masa un color negro y cuyo consumo se recomienda para regular el colesterol o como método antiaging, entre otros.

Como en cualquier buen italiano que se precie, también los postres merecen una atención especial. El chef recomienda la tarta Ferrero Rocher, si bien el coulant de chocolate o la tarta crudivegana Nutri Cake de frutos silvestres se antojan también dos estupendas opciones para poner el broche final a este espectáculo de sabores y colores. Y aquí no acaba la cosa. En Pizzi & Dizzie cuentan con una carta de cócteles italianos con mezclas tan sugerentes como el Gin Sour Pesto –ginebra, sirope de albahaca y regaliz, jugo de limón y siropre de jengibre–, el Mara Tai –mix de ron blanco y añejo con sirope de almendras y de frutos de la pasión, dry orange, lima y bitter afrodisíaco– o el Living Cocktail, la opción sin alcohol elaborada con kombucha fermentada detrás de la barra con naranja y haba tonka, y jugo de fresa. Ideal para degustar en la ‘playa’ de la planta de abajo, reservada para esos momentos de break con amigos alrededor de un trago.

[ngg_images source=”galleries” container_ids=”662″ override_thumbnail_settings=”0″ thumbnail_width=”120″ thumbnail_height=”90″ thumbnail_crop=”1″ images_per_page=”20″ number_of_columns=”0″ ajax_pagination=”0″ show_all_in_lightbox=”0″ use_imagebrowser_effect=”0″ show_slideshow_link=”1″ slideshow_link_text=”[Show slideshow]” template=”/var/webs/madriddiferente.com/html/wp-content/plugins/nextgen-gallery/products/photocrati_nextgen/modules/ngglegacy/view/gallery.php” order_by=”sortorder” order_direction=”ASC” returns=”included” maximum_entity_count=”500″ display_type=”photocrati-nextgen_basic_thumbnails”]

*Fotos Paco Montanet

¿Te ha gustado?
¡Compártelo!
¡Valóralo!

¿ Recibes nuestra newsletter ?

No te pierdas nuestro boletín semanal de noticias para estar informado, antes que nadie, de las mejores promociones, eventos y novedades de Madrid. ¡Suscríbete!