Restaurantes en Madrid

Inicio / Restaurantes en Malasaña / ‘7 Craft Bar’, restaurante y coctelería premium

‘7 Craft Bar’, restaurante y coctelería premium

Abraham Rivera

El 7 Islas es un hotel muy especial. Podríamos pensar que su ubicación, al comienzo de la calle Valverde, entre Gran Vía y Malasaña, lo es todo. Pero la forma en la que se están haciendo las cosas nos dice algo más. Un espacio hotelero que se abre a la ciudad y al barrio que lo acoge de una forma sentida. El carácter familiar y cercano de sus propietarias lo inunda todo. Tanto, que han conquistado a uno de los camareros (así le gusta definirse a él) más imaginativos de la actual escena madrileña: Narciso Bermejo.

El hombre detrás del concepto Macera —aquel bar que fabricaba sus propios destilados y refrescos de forma artesanal— se ha unido como project manager para dar vida a todo aquello que encontramos en un hotel de estas características. El room service, el minibar o el lobby tienen el sello de este coctelero. Desde la calle, si observamos por las grandes ventanas que dan acceso a la entrada del 7 Islas, ya intuimos que algo está cambiando. Bermejo hace una invitación a todo aquel que no se aloje en el hotel.

CARTA INTERNACIONAL

7 Craft Bar restaurante y coctelería premium en Malasaña

Lo primero que nos encontramos es un espacio luminoso y distendido. Con una carta escueta, donde cada dos o tres semanas se van reversionando clásicos de la cocina internacional. Siempre con un guiño a la materia prima de aquí: todos los productos que se utilizan son de kilometro cero. Madrid en esencia y en sabor. En la cocina encontramos a un joven Xavier Guitart, formado en restaurantes de tanto prestigio como Kabuki y Diverxo, que le imprime frescura y creatividad a elaboraciones como el Croque monsieur, la Brusqueta de aguacate o el Salteado de la granja que desfilan rumbo a las habitaciones.

Otro de sus platos más destacado es la Ropa vieja de ternera de la sierra servida en unos tacos de maíz y acompañada de chalotas, ají amarillo y flor de cilantro; el Ramen ibérico, que tiene todo lo mejor del cocido madrileño y del ramen japonés, pero concentrado en un sopón donde han sustituido los fideos por enokis, una seta de origen nipón; y el Sándwich ahumado de roast beef con encurtido artesano de col lombarda, salsa holandesa y un pan de maíz realmente algodonoso. El postre, con Yogur de oveja, base de zanahoria, frutos rojos y una pizca de sal, sorprende por su facilidad. Elaboraciones tradicionales y reconocibles, a las que Bermejo y Guitart les han dado un toque personal y auténtico.

Ninguno de los platos supera los 10€ y todos vienen en unas cantidades perfectas para compartir. Un acto que lo convierte en una de las barras mas accesibles del centro de la capital. A todo esto debemos sumar una oferta vegetariana real, en la que también se miran los niveles de hidratos y proteínas, y un menú gastronómico de verdadera altura. Tres veces al mes, chef y barman van a crear una serie de platos bajo el nombre de “Cazador Recolector”. Un tour de force por nuestra culinaria —como su nombre indica todo lo que podremos probar habrá de ser cazado o recolectado a menos de cien kilómetros— y un paseo por los interiores del hotel hasta llegar al particular comedor de la planta inferior. Unos modos y unas formas que no esconden el carácter inquieto de los dos cocineros (Bermejo en sus inicios también acompañó a grandes chefs como Martín Berasategui).

SU COCTELERÍA

7 Craft Bar restaurante y coctelería premium en Malasaña

Y, como no podía ser menos, las propuestas líquidas vuelan hasta unos niveles inimaginables. Todo puede ser transformado y personalizado. Si lo queremos, por un módico precio (18€), el barman nos ayudará a crear nuestra propia botella, que podremos guardar y utilizar cada vez que vayamos. También hay vinos naturales y artesanos que la cooperativa Deliberados ha seleccionado para ellos; y una carta de cocteles que tiende puentes con la mejor tradición madrileña, homenajeando a grandes de la restauración como Sacha Hormaechea, referente espiritual. Para despedirnos del local, hay que probar el coctel que lleva su nombre —confeccionado con tequila, tomillo, cilantro, chile rojo, limón y frambuesa— y que pone en situación para una tarde o una noche perfecta. Ojalá todos los bares tuvieran un poquito de este 7 Craft Bar.

* Fotos: Paco Montanet

¿Te ha gustado?
¡Compártelo!
¡Valóralo!

¿ Recibes nuestra newsletter ?

No te pierdas nuestro boletín semanal de noticias para estar informado, antes que nadie, de las mejores promociones, eventos y novedades de Madrid. ¡Suscríbete!