Restaurantes en La Latina

Inicio / Restaurantes en Madrid / ‘Despacho de bacalao’, como en Portugal pero en plena Latina

‘Despacho de bacalao’, como en Portugal pero en plena Latina

Laura Sutil

*** ESTABLECIMIENTO CERRADO ***

Portugal es uno de nuestros destinos preferidos cuando pensamos en desconectar. Una de las razones que provoca esta adicción es, sin duda, la cocina del país luso. Entre sus emblemas -gastronómicamente hablando- destaca el bacalao y todas las recetas que, centradas en este producto, han creado los portugueses. Como homenaje a este buen hacer y para traer un trocito de Aveiro a la Plaza del Cascorro nace El Despacho de Bacalao.

En plena Latina llama especialmente nuestra atención el intenso azul de este despacho. Una vez dentro, el viaje llega: madera en tonos azules y blancos para trasladarnos directos a Aveiro, una de las localidades pesqueras probablemente más fotografiadas del mundo. Su estética habla de veranos, de vacaciones y de comidas a pie de playa. Así, viajar lejos del centro de Madrid se convierte en una tarea bastante sencilla. Ya, casi casi, hasta olemos el mar.

DESPACHO BACALAO Despacho de bacalao portugués en La Latina

Precisamente en el pueblo marinero que hemos citado nacieron los propietarios de este local que, junto a su socia española, han creado un restaurante en el que una carta no demasiado extensa nos trae todas las recetas clásicas preparadas con el bacalao de cura tradicional portuguesa, con un proceso de elaboración que se remonta muchos años atrás y que es reconocido a nivel mundial. De hecho, en el establecimiento de Cascorro se sirve bacalao salado para comprar al peso, como podríamos hacerlo en una pescadería.

Pero, ya de estar aquí, nosotros queremos probarlo in situ. Y es que, ¿sabías que los portugueses presumen de tener más de 1.001 formas de cocinar este pescado? Sabiendo esto, el objetivo está claro.

BACALAO PARA TODOS LOS GUSTOS

Si hay algo que tienen claro en el Despacho de Bacalao, es que aquí todo tiene que ser genuinamente portugués. Por eso, uno debe esperar encontrarse aquí con algunas de las recetas que pueblan los restaurantes de cualquier parte del país vecino. Ellos mismos se definen como una taberna de barrio que sirve lo que ofrece una casa de comidas en cualquier pueblo pesquero portugués. Y sí, dicho y hecho.

Para empezar, hagamos las cosas bien. Si algo no puede faltar en un buen banquete de acento portugués, ése es su famoso vinho verde, producido únicamente en la región portuguesa que se encuentra entre el Duero y el Miño. Una vez que tenemos nuestra copa, toca abrir apetito con un bocado que ya habla de la filosofía del local.

DESPACHO BACALAO Despacho de bacalao portugués en La Latina

Son, por supuesto, los Pasteles de bacalao, una croqueta en la que el bacalao es protagonista indiscutible ya que el relleno está íntegramente formado por la carne de este pescado. Después de este primer contacto con la cocina lusa, un plato que hará las delicias de los amantes de los pucheros: sus Callos de bacalao con judías, un plato de cuchara en el que se entremezcla esta particular (y marina) versión de los callos y se acompañan de alubias. Calentito y, claro, ideal para los meses de frío.

Pasada esta primera fase, vamos a por los platos realmente singulares. No podía faltar el Bacalao à brás, probablemente el plato más demandado por los turistas que llegan a las costas portuguesas. Una sencilla receta formada por bacalao desmigado, patatas paja, huevo y cebolla que, a riesgo de resultar a veces algo seco, en el Despacho de Bacalao se mantiene jugoso y con un sabor bien potente.

Tras él, merece la pena disfrutar del Bacalao con Natas, una especie de lasaña marina que está de vicio. Para comprender el concepto diremos que lleva bacalao, nata, bechamel y queso gratinado al horno. Y con eso, ya resulta más que suficiente. Por último, quien quiera disfrutar de la esencia de este pescado de los mares del norte en su forma más pura, ahí está el Bacalao à Lagareiro: lomo de bacalao al horno con aceite, ajo y unas patatitas cartón (que merecerían mención aparte, con permiso del bacalao.)

Cerrado el capítulo salado, podemos coronar la comida con unos gustosos pasteles de nata, objeto de orgullo de nuestros vecinos -claro que no es para menos-. Y así, nos vamos del Despacho de Bacalao obrigados por tener unos vecinos que coman tan bien y hagan con su gastronomía (aún) mejor este pedacito de La Latina que sí, ahora en serio, huele a mar y vacaciones.

EL IMPRESCINDIBLE es su Bacalao con Natas, por su mezcla entre lasaña -quién puede decirle que no a una- y una súper receta con bacalao. Está realmente rico y, además, la ración es muy abundante así que resulta genial para compartir.

FÍJATE EN… los bacalaos que se encuentran tras su barra y que venden por piezas enteras o medias. Es muy probable que después de comer en el Despacho de Bacalao, saques tu alma de cocinillas y quieras probar nuevas recetas en casa.

¿Te ha gustado?
¡Compártelo!
¡Valóralo!

¿ Recibes nuestra newsletter ?

No te pierdas nuestro boletín semanal de noticias para estar informado, antes que nadie, de las mejores promociones, eventos y novedades de Madrid. ¡Suscríbete!