Restaurantes en Chamberí

Inicio / Restaurantes en Madrid / ‘Vietnam Express Restaurante’, sabores auténticos en Chamberí

‘Vietnam Express Restaurante’, sabores auténticos en Chamberí

Laura Sutil

De los creadores del primer restaurante vietnamita madrileño -ubicado en el Barrio de las Letras- llega Vietnam Express Restaurante a la zona de Chamberí. Un local que comparte parte de su carta y de su autenticidad con otro precursor: el puesto del Yatai Market que también lleva este nombre. Una oferta gastro escueta pero en la que hay referentes de todas las zonas del país del sudeste asiático, con recetas auténticas y réplicas del street food de las grandes urbes como Hanói. 

No dejes que este local modesto te engañe. A pesar de que tan solo unos cuantos elementos decorativos nos hacen conscientes de que acabamos de viajar a Asia, la realidad es que a la mesa comprendemos que todos los sabores proceden de allí. Además de unos cuantos productos típicamente vietnamitas ocupando parte de la barra, una de las paredes del salón está empapelada con imágenes en blanco y negro que nos hablan de los detalles y la vida callejera de este país atravesado por el Mekong.

100% VIETNAMITA

Vietnam Express Restaurante es la muestra de que no se necesita una carta demasiado amplia para atraer clientela. Y así, con tan solo 13 propuestas vienen a enseñarnos a qué sabe realmente Vietnam. La autenticidad y la verdad habita a lo largo y ancho de su carta y esto es gracias al origen vietnamita de los cocineros que saben mucho sobre el producto con el que trabajan. Aquí (casi) todo llega directo desde el país asiático. Esto ocurre con el papel de arroz utilizado para sus rollitos, la salsa de pescado que utilizan como nuestro aceite de oliva o su café, único en su especie, y que merecerá mención aparte a la hora del postre. 

Vietnam Express, restaurante vietnamita en la zona de Chamberí

Es cierto que, a pesar de lo concreto de su carta, no resulta sencillo elegir. Aquí hay seis ideas de entrantes que resultan adecuados para compartir y, siete platos que funcionan como principales y que aportan mayor consistencia al banquete. De los primeros, es imprescindible que pruebes sus Goi Cuon, unos rollitos elaborados con papel de arroz (la masa que los envuelve es totalmente transparente) y rellenos de gambas, tofu y jamón de Vietnam (algo así como nuestro jamón cocido). Son súper refrescantes, con la textura crujiente de los vegetales crudos y vienen acompañados de una irresistible salsa de cacahuete (influencia USA mediante). En el caso de esta opción, se puede preparar de tal forma que sea apto para vegetarianos porque, tal y como nos advierten en Vietnam Express, ellos siempre tratan de adaptar su carta al comensal.

Después de degustar este rollito ligero, nos vamos a otro que comparte con él formato pero resulta bastante más contundente. Se trata del Nem Hai San que, en apariencia, es bastante similar a un clásico rollito de primavera pero…¡ojo, nada que ver! Va relleno de una crema de marisco casera elaborada con calamares, gambas y palitos de cangrejo y, lo que es mejor aún, se acompaña de una salsita de mayonesa con un toque de Siracha que invita a mojar. Porque sí, en este restaurante descubrimos que la Siracha -esa salsa que maravilla a los amigos del picante- es un invento vietnamita… ¡Y bendito invento! Damos por finalizado el capítulo de entrantes enrollados con los Nem Vietnam, unos rollitos fritos rellenos de carne picada de cerdo, gambas y con hierbas frescas que, según nos indican cuando llega a la mesa, hay que comer envuelto en una hoja de lechuga con una pizca de hierbabuena. Y, por supuesto, hay que dippearlos también; en este caso en una potente salsa de pescado que, te advertimos, sabe mejor de lo que huele. 

Preparados para incluir en la comanda los segundos nos indican que no podemos dejar de probar el Bun Cha, uno de los platos más reconocibles de street food del sur del país. Se trata de un plato que se come templado y que incluye unos cuantos brotes frescos (lechuga, hierbabuena y soja), unos fideos de arroz y carne de secreto ibérico con una especie de albóndigas de cerdo en salsa. Todo ello se mezcla en el plato del comensal y… ¡a mostrar la maña con los palillos! Un platillo muy completo que nos recuerda a otras recetas asiáticas como el Bibimbap coreano. El otro principal que aquí saben ejecutar de maravilla es su Ca ri Vietnamita, preparado con carne de ternera que se cuece en leche de coco durante horas para dar lugar a una textura melosa y un sabor potente. Además, tiene ese toquecito picante que, combinado con el arroz, nos hace coronarlo como la estrella de la carta. 

Los vietnamitas comen ligero y rico y casi siempre en la calle, así que el postre sigue esta tendencia. Un sencillo café (de origen vietnamita, eso sí), con leche condensada porque allí se prefiere así. La forma de prepararlo hace que nos recuerde más a una infusión que al café, tal y como lo concebimos en Occidente. Con unos bombones de té matcha damos por concluido el postre y, así, terminamos como empezamos: con la sensación de haber descubierto a qué sabe realmente Vietnam.

EL IMPRESCINDIBLE es que elijas sus Nem Hai San como entrante y su Ca ri vietnamita como principal (puedes regular el picante del curry, así que sí, es apto para todos los paladares).

FÍJATE EN… los productos vietnamitas que están al lado de su barra. Ahí puedes ver la auténtica salsa Siracha y también los paquetes de café que llegan directos de Vietnam.

* Fotos: Edu González

¿Te ha gustado?
¡Compártelo!
¡Valóralo!

¿ Recibes nuestra newsletter ?

No te pierdas nuestro boletín semanal de noticias para estar informado, antes que nadie, de las mejores promociones, eventos y novedades de Madrid. ¡Suscríbete!