Plan D

Inicio / Plan Gastro / ‘Yoguis’, los waffles más salados de Malasaña

‘Yoguis’, los waffles más salados de Malasaña

Martín López

Sales del bar de copas, ya de madrugada, y después de tantas horas de parranda por Malasaña el cuerpo te pide algo sólido para poder llegar a casa de pie; es más, sabes que la nevera que te espera en casa poco puede ofrecerte. O andas de compras por la zona y necesitas hacer una parada breve para recobrar energía y poder seguir tu recorrido. Opciones rápidas para calmar tu apetito tienes, pero todas son dulces. ¿No hay ningún tentempié salado, que alimente como es debido y que vaya más allá del clásico perrito o hamburguesa?

Esa fue la pregunta que llevó a los responsables de Yoguis a montar este pequeño local en la Plaza del 2 de mayo que despacha durante todo el día, y buena parte de la noche, pequeños waffles calientes con suculentos rellenos salados, perfectos para tomar en la calle y sin tener que pringarnos las manos. La inspiración llegó tras descubrir los waffle dogs, un bocado muy popular en Hawaii, que une dos clásicos del street food como son el waffle y el hot dog. Este formato, que por supuesto ocupa un lugar destacado en su oferta, les ha servido para crear una original propuesta experimentando con otro tipo de rellenos también muy populares e igual de apetitosos. Carbonara (queso, champiñón, bacon y salsa de yogurt), Boloñesa (queso, carne de albóndigas y tomate), Hindú (queso, pollo y salsa de curry) o BBQ (queso, bacon, pollo y salsa barbacoa) con solo alguno de ellos, aunque también se han atrevido a crear sus propias recetas para los que busquen sabores más allá de lo convencional. Hablamos del Yogui Marinero (calamares en su tinta y quesos) o el Devil Bro (queso, pimiento rojo, pollo y salsa brava), por citar dos de ellos.

Su elaboración es más que sencilla. Las waffles se hacen a la plancha en solo unos pocos minutos y, antes de sellarlos, se añaden los rellenos cocinados previamente y una varilla de madera para que podamos comerlos como si de un polo se tratase. Si ya de por sí la idea resulta atractiva -y práctica-, termina por convencer a todo el mundo cuando descubrimos su precio, solo 2€, los que hace de los yoguis un bocado democrático, asequible a todo tipo de bolsillos.

Solo nos falta explicar su nombre, algo que sus creadores cuentan con una historia de un mono que ha sido representado comiendo yoguis en las paredes del establecimiento. Pero, qué más da; independientemente del nombre, este bocado nos convence y -estamos convencidos- nos va a sacar de más de una premura.

Yoguis, waffles rellenos y salados junto a la plaza 2 de mayo

¿Te ha gustado?
¡Compártelo!
¡Valóralo!

¿ Recibes nuestra newsletter ?

No te pierdas nuestro boletín semanal de noticias para estar informado, antes que nadie, de las mejores promociones, eventos y novedades de Madrid. ¡Suscríbete!