Plan D

Inicio / Plan D / ‘Creamies’, sandwiches y waffles de helado en Malasaña

‘Creamies’, sandwiches y waffles de helado en Malasaña

Noelia Santos

Creemos que no nos equivocamos si decimos que acabamos de descubrir y probar la que será la nueva tendencia golosa de la ciudad. Se llama Creamies (Corredera Alta de San Pablo, 30 <M> Tribunal) y está, como no podía ser de otro modo, en Malasaña, más que un barrio de moda, un auténtico caldo de cultivo para las nuevas y originales propuestas que llegan a la ciudad. Si funciona el pequeño local take away que la pareja de viajeros empedernidos formada por Rafa Herrero -ex conductor de escolta- y Noelia Reyero –administrativa de profesión– han abierto en Corredera Alta de San Pablo, pronto veremos otras sucursales que imiten su idea por toda la ciudad. Y si no, al tiempo. 

Un sándwich de cookies relleno de helado, inspirado en los cortes tradicionales de toda la vida, ya lo hemos visto antes –ellos, de hecho, se han traído la idea de Portugal–, pero Creamies es el primer local en Madrid que se ha atrevido a especializarse solo en eso: en cookies artesanas y en berlinas –como se llama oficialmente al bollo tipo donut sin agujero–, a elegir entre la clásica de azúcar y otra de galleta Oreo, que aquí abren por la mitad y rellenan también de helado. El helado es de leche, lo que le da ese toque cremoso y la consistencia necesaria para aguantar bien el tipo; lo elabora un obrador madrileño y, aunque por el momento tienen pocos sabores –porque el espacio no da para mucho más–, son suficientes para hacer combinaciones de pura gula, como helado de Ferrero y brownie con cookies clásicas de chocolate, o una berlina de azúcar con helado de Movida Madrileña (de sabor chicle). También hay vainilla con cookies, yogurt con frutos rojos o un llamativo helado azul inspirado en Triki el monstruo de las galletas. 

Para rematar el sándwich, varios toppings a elegir entre nubes, mini Lacasitos, fideos de colores, pepitas de chocolate, crocanti de cacahuete e incluso cereales Froot Loops. Y es que todo aquí recuerda a los 80, década a la que pertenecen ambos propietarios, desde los colores chillones con los que Rafa ha decorado el local, hasta el mando de la Nintendo y la Game Boy que hay colgados en una de las paredes. 

BUBBLE WAFFLES

Otra de las opciones que propone Creamies para tomar helado son los bubble waffles. Una versión más ligera del gofre –con burbujas en lugar en cuadraditos-, que se sirve en forma de cono y se rellena de helado, nata, diferentes toppings y siropes. Aquí el waffle (gofre) se hace al momento aunque se enfría posteriormente un poco para que el helado y la nata del interior no se deshagan por completo. En principio, hay cuatro variedades distintas, pensadas tanto en los que tienen predilección por los sabores frutales o en los que prefieren sabores más dulces como el chocolate o la vainilla. Si perteneces a este último grupo, el Oreo Up está hecho para ti: waffle de vainilla, con helado de vainilla cookies y chocolate, nata, galletas de oreo, sirope de chocolate, sticks de galleta y un toque final de azúcar glass. En cambio, para los primeros se ha diseñado el Yogurth Pop, que rellena el cono de waffle con helado de yogur con frutos rojos, nubes de azúcar, sirope de fresa y glaseado. Los bubble waffles son, sin duda, la mejor excusa para seguir tomando helado durante el otoño e invierno aunque, una vez los pruebes, lo que vas a necesitar son excusas para dejarte caer por aquí una y otra vez. 

 

Creamies | Tienda de cookies rellenas de helado en Malasaña

¿Te ha gustado?
¡Compártelo!
¡Valóralo!

¿ Recibes nuestra newsletter ?

No te pierdas nuestro boletín semanal de noticias para estar informado, antes que nadie, de las mejores promociones, eventos y novedades de Madrid. ¡Suscríbete!