Bares

Inicio / Bares en Malasaña / ‘Nada 365’: el emocionante bar efímero de Malasaña

‘Nada 365’: el emocionante bar efímero de Malasaña

Ricardo Lampérez

Como una aguja en un enorme pajar, Nada 365 se configura como una rara avis en el entorno sofisticado y urbanita de Malasaña. Abstracción y vuelta a los orígenes: olvídate de todos los nuevos locales que han aparecido en el barrio y vuelve la idea de bar de toda la vida. Regresa al bar como lugar de encuentro, como intercambio cultural y como efervescencia social. Todo esto y mucho más es Nada 365, una propuesta de acción efímera sin redes sociales que desaparecerá cuando cumpla 365 días de vida. 

Narciso Bermejo se encuentra detrás de esta ilusionante y emocionante acción: una de las grandes figuras de la coctelería y la hostelería de Madrid. Después de ‘Macera’ y demás proyectos, ha decidido dar un vuelco por completo a su carrera profesional, guiado ahora pos sus recuerdos, sus inquietudes personales y su visión del mundo. Y es que Nada 365 nace de la memoria y el cariño; concretamente, del que Bermejo profesa por El Palentino, mítico local malasañero que cerró sus puertas en febrero de 2018 después de 60 años de actividad. 

Nada 365: el bar efímero de Narciso Bermejo en Malasaña

Desde aquí nace Nada 365, desde el homenaje a los bares de antes en general y desde el homenaje a Casto Herrezuelo y El Palentino en particular. Bermejo ha querido dar un golpe en la mesa a la situación actual, y abrir un local donde la normalidad y la cotidianidad sean protagonistas. Pero Nada 365 es, por encima de todo, un local de sueños cumplidos -y muchos todavía por cumplir-. El bar se abrió un día después de su adquisición, tras pintar las paredes de blanco como hilo conceptual. Partiendo de cero, este local pretende ir cambiando poco a poco y crecer de forma orgánica, donde la escala humana y los integrantes del equipo son lo realmente importante del proyecto. Desde su cocinera Nines hasta el joven coctelero Luis, todos y cada uno de ellos forman una pata esencial sin la que el trabajo no tendría sentido. Un viaje personal con una meta anunciada: el cierre del local está marcado en el calendario desde su apertura.

COMIDA Y BEBIDA COMO EN CASA

Buscando esta normalidad y haciendo honor a El Palentino, Nada 365 ofrece todos los bocadillos que encontrábamos en éste. El popular pepito, bocadillos de lomo con queso, bacon con queso o tortilla. y el típico sándwich. Y si lo que prefieres es comer tranquilamente, tendrás la opción de menú del día: un plato principal con un pequeño acompañamiento, bebida, postre y pan por el precio de 6’5€. La propuesta gastronómica está centrada en comida casera de toda la vida, pero que nos cuesta preparar en nuestro día a día. Albóndigas o platos de cuchara, todo saldrá de la cocina preparado con suma ilusión y amabilidad. 

Pero que no te engañe la modestia del concepto y el local, porque los cócteles son de primerísima calidad. Bermejo continúa su saber hacer en el mundo de los licores macerados, aunque ahora se encarga también de que todas las hierbas y frutas que complementan sus bebidas tengan una procedencia conocida, cercana y de calidad. Y es que Bermejo ha establecido una nueva máxima: si voy a hacer lo que me de la gana, lo hago bien. Entre su carta de cócteles, en continua evolución, encontramos sus dos buques insignia: el Pantera Rosa, compuesto por gin de frutos rojos, zumo de limón, sirope de azúcar, clara de huevo y frambuesa en coctelera; y el Benidorm, a base de ron lima limón, jengibre y sirope de coco. Otra buena opción es la clásica Leche de Pantera, con ginebra, 3 cucharadas de leche condensada y skahe con un puntito de canela; o el divertido Luis Island, un refrescante trago de ginebra cítrica, vodka cítrico, tequila cítrico, triple seco, zumo de limón y un toque final de refresco de cola. 

Nada 365: el bar efímero de Narciso Bermejo en Malasaña

Pero además de todo esto, Nada 365 se configura como una suerte de club social donde todas las noches ocurre algo. Los jueves, su sótano se llena de las carcajadas más gamberras con sus monólogos, mientras que los viernes y sábados podremos disfrutar de actuaciones musicales en directo. Pero sin duda, el plan más emblemático tiene lugar los miércoles: la proyección de una película clásica acompañada de un menú que la represente. Una de las proyecciones que más furor ha causado, por ejemplo, fue la de El Apartamento acompañada del mítico plato de espaguetis. Sin duda, una propuesta diferente, social y plural que se puede disfrutar por 11€ (película + plato). La carta, al igual que todas estas interesantes actividades, irá cambiando con el paso de los meses y todavía no está cerrada -ni parece que lo esté-.

Y DESPUÉS, ¿QUÉ?

Abrir un bar con fecha de caducidad es complicado, más cuando parte de un concepto tan emocional como es el de Nada 365. Bermejo cuenta que si siente que es necesario, hará todo lo posible para que el proyecto continúe. Mientras tanto, sin más certeza que la de una próxima muerte anunciada, el bar continuará funcionando como motor social de un barrio que Narciso encuentra como núcleo profesional y personal. 

Para dejar constancia de que ha existido, si es que se cumple el pronóstico, están llevando a cabo una interesante iniciativa: todos los días, toman una fotografía del primer y el último cliente que entra en el local. La idea es, durante el último mes de apertura, imprimir todas las fotografías y empapelar Nada 365 con ellas, y hacer así una radiografía de un barrio y una ciudad de cambio y contrastes. El cliente de las 10 de la mañana y el de las 2 de la madrugada tienen muy poco en común, cuenta Narciso, pero hay algo que sí les une: la pasión por un bar como los de antes que emerge desde la nada para convertirse en todo lo que se proponga.

EL IMPRESCINDIBLE: El cóctel Pantera Rosa, elaborado con gusto por el coctelero Luis y con los mejores componentes. Dulce y cítrico en paladar, es uno de los mejores tragos de Nada 365. Si quieres acompañarlo de un bocado, no te olvides de pedir el Pepito -como se hacía en El Palentino-.

FÍJATE EN: La cantidad de botellas de licor macerado que gobiernan el local. En cada esquina, en cada balda y en cada cómoda encontrarás licores de todos los tipos y colores. Todas las botellas están etiquetadas, para que sepas qué suculento majar se esconde dentro.

* Fotos: Alfonso Ondarroa

¿Te ha gustado?
¡Compártelo!
¡Valóralo!

¿ Recibes nuestra newsletter ?

No te pierdas nuestro boletín semanal de noticias para estar informado, antes que nadie, de las mejores promociones, eventos y novedades de Madrid. ¡Suscríbete!