panoramica

ESTABLECIMIENTO CERRADO

Hace apenas tres meses que Walden Photography Store & Visual Supplies, una pequeña tienda dedicada a la fotografía analógica, abrió sus puertas en el número 40 de la calle Barco, en pleno barrio de Malasaña. La pareja formada por Aitor Saavedra y Olivia Cabello –fotógrafo y ejecutiva de cuentas en una agencia de publicidad respectivamente– se encuentran detrás de este proyecto surgido, como tantos otros en estos tiempos, de un replanteamiento vital y profesional. Aitor, que vivía en Barcelona y se dedicaba al mundo de la fotografía como freelance, decidió mudarse a Madrid y darle otro rumbo a su vida. Después de darle muchas vueltas, se lanzó a abrir un local propio en el que, aparte de la foto analógica, también hubiera espacio para la otra pata del proyecto: una productora de vídeo. Además de Olivia y Aitor, un tercer socio, Manu Grande, participa también en la productora, encargándose de las tareas de edición.

El nombre lo han tomado prestado del célebre ensayo de Henry David Thoreau, en el se hacía bastante hincapié en esa idea de buscarse uno mismo la vida. Y qué mejor manera de hacerlo que poniendo en marcha tu propio negocio. En Walden, Aitor se encarga más de la parte de foto y vídeo, mientras que Olivia se centra en la comunicación, aunque ambos se apoyan mutuamente en las diferentes tareas que conlleva un espacio como este. El local que finalmente encontraron en Malasaña cuenta con un espacio de tienda –con cámaras desde los años 50 a los 90 de diferentes formatos, Polaroids, películas y mochilas, entre muchas otras cosas–, una zona dedicada a las publicaciones –con libros autoeditados de fotografía, fanzines y algunos libros de teoría fotográfica–, otra pequeña zona con vinilos –de sellos locales y amigos– y, finalmente, el espacio dedicado a galería –donde exponen fotógrafos de estilos y formatos muy diferentes; de cada exposición, ellos conservan siempre una de las piezas, con la que van creando su pequeña colección Walden, que próximamente estará colgada en las paredes del local.

Walden 08Aitor nos confiesa que la joya de la tienda es una cámara Polaroid Studio Express, que hace fotos iguales a las de un fotomatón, y que no está en venta por lo especial que es para ellos (aunque sí han realizado algunas sesiones de fotos con ella en la tienda). Además de todo lo que podemos encontrar en Walden, también organizan actividades para todos los públicos, desde charlas con fotógrafos y productores de vídeo hasta talleres de fotografía estenopeica, e incluso han organizado algún que otro concierto acústico. De cara al futuro, se proponen que Walden se convierta en un punto de encuentro cultural del barrio, ampliar la cantidad de material y sobre todo mover la productora de vídeo, con la que actualmente se encuentran rodando un documental de música centrado en bandas locales.

Un comentario

  • Responder
    merce
    20 julio, 2015

    Nos encanta walden, como no?? . Estos chicos se merecen lo mejor, por su esfuerzo e ilusiones!!! . Hay que confiar en ellos , se lo merecen , son muy buenos y creativos!!!

Deja tu comentario

Últimos Tweets


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR