Miseria, tienda de complementos y regalosA pesar de su nombre, en el interior de este espacio no hay ‘infortunios’,ni “estrecheces”, ni tampoco ‘cosas de poco valor o insignificantes’ -siguiendo algunas de las acepciones que el diccionario de la RAE da sobre la palabra ‘miseria-, sino más bien, todo lo contrario. Este lugar luminoso, amplio y de líneas sencillas es una tienda de diseño que pretende ir un poquito más allá que el resto de establecimientos de su especie. Según su propia definición, lo suyo es el diseño responsable. Es decir, los artículos que allí se venden, en esencia, están realizados sin causar daños humanos o para el entorno en su proceso de fabricación, que forman parte de producciones pequeñas y locales, que tienen precios justos y son atemporales, es decir, no están sujetos a tendencias pasajeras que en el futuro los hagan quedar demodé.

Objetos de diseño y exposiciones

Miseria en el barrio de las Letras

Los artífices del proyecto son tres diseñadores (Olga Álvarez, Belén Jiménez y Pablo Gálvez) que, hartos de esa tendencia de ‘usar y tirar’, tan común en nuestros días, se propusieron montar un espacio en el que los requisitos mencionados fueran condición indispensable. El emplazamiento elegido fue un local próximo a CaixaForum y otros insignes museos de la capital, por ser lugar habitual de gente con inquietudes. Como no podía ser de otra forma, en Miseria se exhiben las firmas de sus tres creadores, a saber: La Mouchette , de joyas en las que se experimenta con materiales, como el acetato de celulosa, para dar lugar a coloristas figuras de animales en versión origami; Jiménez, autora de prendas que juegan con los volúmenes y la geometría; y Porca Miseria, de joyería hiperrealista unisex en plata o latón, que se concreta en piezas con forma de cabeza de cerdo, medusa o hasta de corazón humano, ¡con sus arterias y todo!

Junto a ellas, otras dos marcas de creación propia, como son Calamidad y Norma Bates, de diseño de joyas y ropa, respectivamente. En la segunda, combinan patrones actuales con tejidos de los años 70, lo que, además de dar a las prendas un cierto regustillo retro, es sinónimo de exclusividad. Y es que, al tratarse de telas que ya no se fabrican, son siempre ediciones limitadas. El hecho de que ésta sea una firma de la casa les permite adaptar los modelos, tanto en tejidos como en medidas, al antojo de la interesada.

Además de las propias hay lugar para marcas ajenade decoración (Guille García Hoz), de lámparas hechas con teléfonos y radiocasetes antiguos (Antoñito y Manolín) o hasta de camisetas cañeras y súper divertidas (Oro Jondo, Joaquín Secall). No hay que olvidar que en las paredes de la propia tienda siempre se pueden ver también pequeñas exposiciones de ilustración, ya sea de artistas conocidos o que no lo son tanto, que tienen la ocasión de mostrar su obra al público gracias a tan creativo espacio. ¡Bendita Miseria!

Lunes a sábados, de 11 a 15h y de 17 a 21h. Domingos, de 11 a 15h

Antón Martín / Atocha

91 545 74 36

*fotos: Maite González

Sin comentarios

Deja tu comentario

Últimos Tweets


Últimas ImÁgenes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR