LA MAR DE ALGAS en el Mercado de Anton Martin

Si todos supiéramos las ventajas nutricionales y propiedades beneficiosas que aportan las algas marinas al organismo, raro sería el día que no las tomásemos en comidas o cenas. Eso es lo que pensó Silvia Covacho cuando se lió la manta a la cabeza y decidió montar un puesto especializado en este producto en el mercado de Antón Martín. Y tenía muy claro que solo trabajaría con las mejores; por eso se fue hasta la Bretaña francesa y Galicia en busca de las variedades que llevaría hasta La mar de algas, para convencer, concienciar, educar y acostumbrar a vecinos y a comilones aficionados a la cocina saludable de que su consumo habitual es totalmente recomendable. Y ya han pasado cuatro años.

Alga codim fresca.Ella siempre cuenta que no se trata de sustituir todos los vegetales de nuestra nevera por algas, sino que lo ideal es convertirlos en una verdura habitual más de las que utilizamos para cocinar. Con tomar 75 gramos de algas a la semana –es decir, dos o tres veces–, ya estaríamos recibiendo una cantidad abrumadora de nutrientes y propiedades: son fuente de proteína vegetal, hierro y vitamina C, aportan fibra y fitocoides, son ricas en calcio… Dicho de otro modo: son tremendamente depurativas (eliminan grasas, metales pesados, toxinas…), ayudan a mejorar el tránsito intestinal y favorecen la absorción de vitaminas, minerales, aminoácidos y oligoelementos por el organismo. Y además, no engordan y están muy buenas. 

Su sabor es tremendamente marino, perfecto para combinar en recetas tipo tartar, en ensaladas, en salsas o incluso en tortillas. Todo esto lo cuenta también en su blog y en las cenas-taller que organiza a domicilio –siempre por encargo– para introducir a la gente en el maravilloso mundo de las algas. Sus variedades fetiche, las que mejor han calado entre los habituales al puesto, son combu, nori, espagueti de mar, wakame, dulse y lechuga de mar. Las vende al peso, siempre frescas –ya sea conservadas en sal, que aguantan hasta seis meses en la nevera, o al natural, como puede ser el codium, conocida por su sabor similar al del percebe, que aguanta unos 15 días–. También tiene variedades en polvo o deshidratadas, como son la espirulina y el agar agar, entre otras (estas tienen una longevidad mayor, hasta de 2 o 3 años). Y otras muchas que puede conseguir por encargo y que no tiene habitualmente en el puesto porque son menos demandadas. 

Junto a las algas, suele tener alguna que otra planta de costa que recomienda como guarnición, como la acedera (con un sabor cítrico tremendamente intenso) o la salicornia, conocida como el espárrago de mar. Y para que los platos salgan redondos, cuenta también con sojas fermentadas en barrica, vinagre de arroz negro y otras salsas artesanas que maridan muy bien con las algas y que, lejos de esconder su sabor –como sucede con las sojas industriales–, lo potencian. Porque las algas se merecen un respeto. Y esta es su manera de agradecer al ser vivo más generoso que hay, como dice Silvia, todo lo que aportan. Porque sin pedir nada a cambio (ni siquiera tienen raíces), te lo dan todo. 

LA MAR DE ALGAS Productos en base a las algas

Desde 5,57€ / 100 gramos. Mix algas de 1 kg, 26€.

De lunes a viernes de 09 a 14h y de 17.30 a 20h, sábados de 09 a 15h

Antón Martín

 

Sin comentarios

Deja tu comentario

Últimos Tweets


Últimas ImÁgenes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies