Santa Maria 28El Barrio de Las Letras ha sido siempre una buena opción para merendar, para ir de brunch o para ir de cañas y tapas, pero quizás le faltaba ese toque gourmet que por fin ha llegado con Triciclo. Regentado por tres cocineros, Javier Goya, David Alfonso (también ex ciclista) y Javier Mayor, el restaurante propone una ‘experiencia gastronómica de altura a nivel de usuario’, imponiéndose la ambición culinaria y la coherencia de precios como marcas de la casa. Y lo consiguen -¡vaya sí lo hacen!-  eligiendo un buen producto, cocinándolo de la mejor manera -de ingenio y técnica andan sobrados- y con el indispensable toque de un buen chef. Para empezar, el cuidado por las materias primas comienza todas las mañanas, haciendo la compra en el mercado. De hecho, muchos opciones del menú están fuera de carta que, en buen parte, depende de lo que les haya llamado la atención a los chicos ese día.

El número tres se repite en la carta, que se estructura en tres apartados: Del Mercado, dedicado a los productos más frescos que requieren menos elaboración; Un paseo en Triciclo, con platos que homenajean a la cultura gastronómica de nuestro país; y Un viaje en Triciclo, con propuestas que entroncan con otras cocinas del mundo. Entre los primeros, platos que resisten a antojos o temporadas, encontramos las ostras, la cecina de León o las verduras a la brasa, en caldo o a la plancha en función de la estación. En el segundo grupo, platos por todos conocidos pero con una ejecución impecablemente actual: canelones de nuestro Ferrán (un exquisito homenaje al cuarto cocinero que colabora con el equipo), patatitas rellenas de rabo de toro o el mojete manchego que aprendieron de Manolo de la Osa.

Continente atractivo, contenido apetecible

Continente atractivo, contenido apetecible

Para facilitarnos la elección y poder degustar así una mayor cantidad de platos, ofrecen la posibilidad de pedir todas sus propuestas en ración, media ración y tercio (tapa). De esta manera, podemos ampliar el menú y comprobar su buen gusto y oficio para versionar clásicos de la cocina internacional como el ceviche de pescado blanco, el tataki de bonito o el pollo tomatero, en cocote asado al momento con hierbas monteras y verduritas, un plato típico francés que se prepara en una olla sellada con pan (podrás comprobarlo con tus propios ojos porque la abren delante de la mesa). Al final, vale la pena probar el chocolate Triciclo, un postre de tres chocolates de diferentes texturas (brownie, helado y crema de chocolate blanco), o su -solicitadísimo- arroz con leche casero.

La carta de vinos es bastante completa (con espacio también para los espumosos y vinos dulces) y adaptada a su oferta culinaria, entre los que encontramos diferentes D.O. regionales e internacionales, de Madrid a Borgoña pasando por Australia.

Además de cuidar su oferta culinaria, los artífices de Triciclo se han empleado en crear un continente igual de apetecible, amplio, ecléctico y acogedor. En él se mezclan muebles procedentes de mercadillos y tiendas del Rastro con -adhiriéndose a la moda del reciclaje- cajas de fruta procedentes de los comercios del barrio, plantas y centros de flores secas. Los más detallistas, entre un entrante y un primer plato, os fijaréis en la puertecita de una antigua cocina de carbón que aún permanece en el local, el picahielos y la máquina para cortar embutidos del siglo pasado, o quizás en las coquetas tacitas con cactus que adornan las mesas. Para culminar esta visita gastro-decorativa, os recomendamos echar un vistazo al baño: lavabos de piedra de mármol, paredes de cemento pulido…  En este lugar nada queda al azar.

  • Especialidad: cocina de mercado e internacional
  • Precios: platos de la carta, de 4 € a 16 €; copas 6-8 €; precio medio por cenas o comidas 30 €
  • Horario: de 13:30 a 16h y de 20:30 a 00:30 horas; cerrado domingo por la noche y lunes por la mañana
  • Dirección: Santa María, 28
  • Metro: Antón Martín
  • Teléfono: 910 244 798
  • más información en su web, página de Facebook y Twitter

*fotos: Alfonso Ondarroa

2 comentarios

  • Responder
    11 septiembre, 2013

    Estamos deseando bajar a Madrid para ir al Triciclo. ¡¡Qué buena pinta!!

    Gracias por la recomendación.

    Un saludo!
    Lola
    http://www.elsecretodelola.es

  • Responder
    Joaquin
    11 julio, 2014

    Pues les debe ir muy bien para despreciar a sus posibles clientes de la forma en que lo hacen. Vergonzoso el no-sistema de reservas que tienen. Por la web no te confirman, ni por su página en facebook y llamando, en los horarios que ellos piden, no solo no te cogen nunca sino que cuando lo hacen, dejan el teléfono en la mesa hasta que te cansas.
    Lo he intentado unas 6 veces y ya me he cansado. Esa no es forma de comenzar.

Deja tu comentario

Últimos Tweets


Últimas ImÁgenes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR