Casa de Fieras | Restaurante en Retiro

Abrir una taberna en las inmediaciones de Retiro es como jugar en Primera División, y no sólo porque el barrio se haya convertido en una de las zonas de mayor concentración tabernaria de Madrid, que lo es, sino también por el elevado nivel culinario alcanzado por buena parte de ellas. Por eso, son los habituales del circuito tabernario, y no las tabernas que lo forman, los que mantienen (muy) alto el listón a las nuevas propuestas que llegan a sus calles. Una altura que ha tenido muy en cuenta el empresario Rafael López del Hierro, al que los foodies de la capital conocerán por Ostradivarius, a la hora de dar forma a Casa de Fieras, el bar-restaurante que ocupa el número 15 de la avenida Menéndez Pelayo.

Al igual que sus vecinos, este es un espacio cuya filosofía culinaria incide en la dedicación al género de calidad y en la recuperación –o leve puesta al día– de recetas tradicionales de nuestro país, concretamente en este caso, de las pertenecientes a la región de Navarra (el navarro Álvaro Ruiz de Alda asesora su propuesta culinaria). Si bien, su vocación de restauración va más allá de lo gastronómico, pues al igual que recupera el nombre del que fuera el primer zoo de Madrid, instalado en el interior del parque de El Retiro, Casa de Fieras (1774-1972), también devuelve a la vida un negocio legendario del barrio, el taller de curtidos Lobejón, inaugurado en 1932. Un espacio del que se han logrado conservar algunos elementos originales (vigas de madera, paredes de ladrillo visto) pero que, gracias al trabajo del interiorista Álvaro Oliver Bultó, ha sido convertido en un restaurante tan elegante como trendy, divido en tres ambientes (hall-terraza con veladores y taburetes, amplia zona de barra y un cómodo salón con mesas de diferentes tamaños) y plagado de detalles curiosos (baldosas ‘rosa de Barcelona’ en la entrada y zócalos de la zona de barra, una enorme barra de piedra de Campanero…).

Apuesta por la calidad y la tradición

Pata de pulpo patata de violeta y trufa

Pata de pulpo a la plancha, patata violeta y trufa

Ya en el apartado culinario, sus dos cartas (la de barra y la de mesa), encontramos propuestas por todos conocidas –tanto en los capítulos dedicados a la cocina navarra como en la que contiene platos de corte más internacional– sin grandes alardes creativos y centrándose en lo que realmente importa: la satisfacción del paladar de los comensales, con materias primas de primer orden y una ejecución casi perfecta. Así lo evidencian los platos que tienen como protagonistas a las verduras de la Ribera (alcachofas de Tudela fritas con ralladura de lima, vainas de Estella con foie y jamón, escalivada con anchoas de Santoña), así como los centrados en el pescado (carpaccio de atún con jengibre, sésamo y avellana, o pata de pulpo a la plancha, patata violeta y trufa) o la carne (confit de pato asado con manzana y crema de mostaza, carrilleras melosas de ibérico y espuma de patatas).

No podían faltar en su repertorio clásicos tabernarios que dan la talla, como la ensaladilla rusa, aquí llamada ‘de fieras’, con un simpático toque picante aportado por la salsa sriracha y un notable peso de las verduras y vainas; suculentas ensaladas (tomates feos de Tudela, crudos y asados, con parmesano y albahaca; batavia, tataki de atún, lima, anacardos y jengibre) y postres dulcemente caseros, como ese carrot cake con natillas y avellanas al que pocos podrán renunciar.

Como acompañamiento, cuenta con más de 30 referencias vinícolas, bodegas emergentes de buena parte de las denominaciones de origen nacionales, que permiten paladear los mejores maridajes. Aunque Casa de Fieras se proclama como espacio cervecista, defensor tanto del consumo de cerveza de grifo para el picoteo en barra (del techo del hall cuelgan sus propios barriles, que ayudan a que la cerveza salga por presión natural) como de las cervezas especiales y de autor que favorezcan experiencias premium sobre la mesa.

Por lo demás, ambiente más que agradable, servicio amable y bien formado, y precios en consonancia con la calidad de sus propuestas; valores añadidos que nos permiten calificar a Casa de Fieras como uno de los espacios más estimulantes y con mayor futuro la zona Retiro.

Precio medio carta 30-35€

De lunes a sábado de 12:30 a 00h, domingos de 12 a 17h (viernes y sábados hasta las 01h)

Ibiza

91 8 2672 73

* Fotos Alfonso Ondarroa

Un comentario

  • Responder
    22 noviembre, 2016

    Nos has inspirado hasta el nombre….

Deja tu comentario

Últimos Tweets


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR