Crumb, restaurante en Conde DuqueEl concepto de sándwich entendido como algo rápido para matar el hambre está cambiando, y Crumb quiere formar parte de esta nueva visión. Con un pequeño local en la calle Conde Duque, Raúl Martín Guillén e Isabel Espartosa dan una vuelta a los sándwiches partiendo de la base de crear su propio pan a partir de masa madre. Aparte del toque indiscutible del pan artesanal, mucho tiene que decir en el sabor especial de estos sándwiches el chef israelí Itamar Taub. Joven con talento formado junto a grandes profesionales de Madrid y Londres que aporta influencias de la cocina israelí, mediterránea y diferentes toques internacionales.

El secreto de estos ‘sándwiches de autor ‘es la calidad, todo está elaborado en su cocina, desde el pan hasta las salsas o las patatas que completan cada plato. También la decoración del local es responsabilidad del equipo, que han conseguido crear un espacio acogedor que recuerda a una cocina antigua en la que han conservado la fresquera original, destinada ahora a guardar los vinos, o incorporando reliquias familiares, como la alacena vintage que forma parte de mobiliario. El toque industrial lo ponen las luces y los sacos de harina ecológica colocados estratégicamente en un rincón.

Crumb, sandwiches de autor

Como en la cocina de casa

La carta es corta pero efectiva, con siete modalidades de sándwiches, tres ensaladas y otros tres postres. Respecto a los primeros, el de pollo provenzal con guacamole canónigos y ali oli es el más solicitado, y no es de extrañar por su sabor suave y jugoso. Para los que son más de pescado, el de sardinas al sumak con tapenade ensalada de cherry y mayorisa, muy original, con sardinas marinadas por ellos mismos que combinan a la perfección con el toque mediterráneo del aliño. Mientras, para los más carnívoros, el de carrilleras con queso de tetilla y judías verdes resulta la opción más tentadora. Con ellos configuran un sensato menú de mediodía, al que añaden un ligero primer plato (gazpacho o cremas de verduras) y uno de sus sencillos postres caseros. La mousse de chocolate o el crema de yogur, son el bocado perfecto para completar la experiencia Crumb. A ellos se suman las tartas y cupcakes que elaboradas por la hermana de Isabel, que cada fin de semana aparece por allí con una creación distinta.

Como acompañamiento sugieren cerveza artesanal, como las madrileñas La Virgen y Cibeles, o la catalana Rosita. Aunque para los que tiene poco tiempo o no encuentran mesa libre, el equipo también prepara todos sus platos en versión take away para poder llevarlos a casa a la oficina. No será lo único, porque entre los proyectos más inmediatos de los chicos de Crumb está el incorporar al espacio un pequeño despacho de pan. Todo apunta a que Crumb va a traer mucha miga.

  • Especialidad: sándwiches caseros
  • Precios: 10 – 15 € de media. Menú del día:  9,90 – 10,90€
  • Horario: de martes a domingo, de 13:30 a 16h y de 20:30 a 00h (domingos solo mediodía)
  • Dirección: Conde Duque 8
  • Metro: Plaza de España
  • Teléfono: 915 48 41 29

más información sobre Crumb en su página de Facebook 

*fotos: Alfonso Ondarroa

 

Un comentario

  • Responder
    Bea
    27 junio, 2013

    Fui la pasada semana porque lo vi aquí y me encantó! muy recomendable! Y genial madrid diferente!!

    Saludos y gracias!

Deja tu comentario

Últimos Tweets


Últimas ImÁgenes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies