Restaurantes en Chueca

Inicio / Restaurantes en Chueca / ‘Peko Peko’, baos y ‘street food’ en el corazón de Chueca

‘Peko Peko’, baos y ‘street food’ en el corazón de Chueca

Maria G. Aguado

‘Rugir de tripas’, eso es exactamente lo que significa Peko Peko, y Rocío Persson, su creadora, lo sabe bien. Esta intérprete de japonés, pasó largas temporadas de su vida en el país nipón, donde vivía con una familia nativa. En sus fogones aprendió a amar la tradición, en la Tokio Sushi Academy estudió la técnica y en sus calles se empapó de la oferta gastronómica de street food. De este mix surgió su nuevo restaurante en Chueca, donde los baos son los protagonistas, pero no las únicas estrellas; su cuidada carta guarda muchas más sorpresas salidas de la imaginación viajera de Rocío.

peko-peko-ebi-katsu-baoger

Y es que, aunque Japón es su máxima inspiración, ésta se complementa con las cocinas de Corea, China y Tailandia para crear platos sorprendentes, mezcla de tradición e innovación hechos de inicio a fin en el restaurante, desde el pan bao hasta las salsas. Porque en Peko Peko se sirve fast food –la callejera asiática– pero con una preparación muy elaborada. O como ellos dicen, sirven ‘slow food for fast people‘. Y si de comida rápida asiática estamos hablando, hay que hablar inevitablemente de los baos. Estos bocados de pan al vapor rellenos de una explosión de sabor son los reyes de su restaurante y hay que decir que lo laborioso llega hasta el punto de cocinar el pan bao en las vaporeras de bambú tradicionales y no en un recipiente contemporáneo. Concretamente destaca el Angry Bird Bao, un filete de pollo con aceite chili, zanahoria en vinagre, daikon, pepinillo y mayonesa Kewpi que gustará a los amantes de los contrastes: pollo sabroso ligeramente picantes, verduras crujientes y el toque encurtido. El Piggy Bao es el conocido bao relleno de panceta hecha a baja temperatura, pero con un añadido inesperado: la pera china, un fruto que le da un punto dulce, crujiente y fresco a la carne.

Innovan también con el Ebikatsu Baoger, un pan bao con semillas de sésamo al que dan forma de hamburguesa para rellenarlo con una crujiente hamburguesa japonesa de langostinos y salsa de la casa. Pero hay vida más allá de estos reyes de pan. Las dos variedades de dumplings son perfectas para compartir, tanto las sabrosas Gyozilla –unas gyozas crujientes de carne con salsa roja– como los crujientes Puros de Fu Manchú –unos wonton de verduras salteadas con toque de jengibre–. No hay que olvidar probar el Bulgogi Ramen, un ramen con carne macerada y verduras servido sin caldo, pero muy sabroso. Y atención a los postres; la opción más ligera es el helado de té verde casero con galletas, la de los golosos el Bollibao, un bao frito relleno de helado de vainilla, chocolate y crocanti. Hay que estar preparado y con un buen hueco en el estómago.

Peko Peko es tan minimalista como acogedor. Entre sus mesas sencillas de madera clara y los marcos de color amarillo, destaca un mural pintado por la ilustradora Natalia Robledo que invita a disfrutar con las manos de una suculenta comida, y un enorme dragón que anuncia que aquí se cuece algo potente.

Precio medio 15€

De martes a sábado de 13:30 a 16:30h y de 20:30 a 00h, domingo de 13:30 a 16h

Chueca/Banco de España

Reservas: 91 277 58 03

[Not a valid template]

* Fotos Alfonso Ondarroa

¿Te ha gustado?
¡Compártelo!
¡Valóralo!

¿ Recibes nuestra newsletter ?

No te pierdas nuestro boletín semanal de noticias para estar informado, antes que nadie, de las mejores promociones, eventos y novedades de Madrid. ¡Suscríbete!