SOY KITCHEN Cocina de raices chinas con influencia asiatica

Julio, en China Yong Ping Zhang, vuelve a recorrer sus primeros pasos en Madrid pero con el conocimiento que le dan los años de experiencia. Vuelve a ese primer Soy Kitchen de la plaza de los Mostenses (el que luego sería Lamian, un concepto totalmente distinto), vuelve a aquella cocina fusión, de autor y de producto, todo en una, a esa que dependía de su creatividad y de la materia prima del día, pero lo hace a lo grande, con sabiduría y destreza, en el nuevo enclave de la calle Zurbano. Y recuperando el nombre que le abrió las puertas de universo gastronómico de la capital. Soy Kitchen ha vuelto.
Pues bien, recuperando ese tipo de cocina, recupera también la sorpresa de la ausencia de carta. Soy Kitchen trabaja con dos menús: el menú ‘Soy’ y el ‘Kitchen’, además del ‘Ejecutivo’, solo para mediodía

Soy Kitchen | Restaurante de cocina asiática de autor y cócteles en Chamberí

Dim sum de micuit de berberechos y shiitake.

y entre semana. En ellos vas a encontrar platos puramente asiáticos que parten de China para viajar por Asia, pegar el salto a España y cruzar el charco hasta Latinoamérica. Como por ejemplo, la vieira ahumada con algas, sisho, salsa de chile y trufa y crema de cabeza de gambas sobre arroz cremoso; un tartar de solomillo que nada tiene que ver con los habituales; un dim sum de micuit de berberechos y shiitake, cremoso y con el sabor potente de sus dos ingredientes base; el secreto ibérico crujiente de pimienta Sichuan, el pulpo con yema ahumada y nama shichimi, o el postre lingote de chocolate en distintas texturas y con diferentes especias.

Pero el menú cambia casi cada semana y está el factor sorpresa de la cantidad de platos fuera de carta que Julio inventa cada día. Estos platos no son una opción más, son el alma de Soy Kitchen, de ahí que les llamen ‘Los hilos de Julio‘, porque él inventa, plasma en los fogones y asesora al comensal con las creaciones nuevas del día. Solo hay una constante en su cocina: el manejo del wok, que se utiliza en el 90% de los platos. Ya estamos acostumbrados a verlo, pero allí descubres que no es como pensabas, es un arte y solo tienes que asomarte a la cocina abierta para saber de lo que estamos hablando.

El otro punto fuerte es la coctelería. Ha contado con el reconocido maestro Álvaro Cañellas para hacer lo que ellos llaman ‘coctelería que alimenta’. Esto quiere decir que los cócteles están hechos para maridar con la comida, de los aperitivos a los postres, asesorados por el personal de sala, y que todos los cócteles llevan una base de alimentos naturales, nada de aromas. Por ejemplo, han creado uno con piña triturada que asan con canela y azúcar moreno, un cheesecake con mermelada o el mítico Bloody Mary, que quieren instaurar como cóctel imprescindible en su carta. Pero no des nada por hecho, esto es coctelería de autor, y aunque éste sea un cóctel clásico, el de Soy Kitchen lleva 21 ingredientes y lo hacen también con Jerez en lugar de vodka.

Cuentan con una sala con vistas a la cocina abierta y con un reservado para eventos privados. Ambas estancias plagadas de sillas tapizadas, mesas de madera y lámparas orientales que aportan una luz acogedora a una atmósfera que respira el sosiego del mar de las paredes. No hay turnos, esto no es un sitio de moda ni un bar de copas. Aquí no tiene cabida la prisa y el tiempo se detiene para que viajes todo lo que quieras.

Menú Soy 45€. Menú Kitchen 65€. Menú Ejecutivo 35€.

De martes a sábado de 13:30 a 16:30h y de 20:30 a 00:30h, domingo de 13:30 a 16:30h

Iglesia/Rubén Darío

91 319 25 51

* Fotos Paco Montanet

Sin comentarios

Deja tu comentario

Últimos Tweets


Últimas ImÁgenes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies