Bestia Bar MadridLa ubicación de Bestia Kitchen & Bar -junto al metro Gregorio Marañón- nos confirma que estamos en un restaurante del barrio de Salamanca, pero hay algo que no termina de encajar. Una estética dirty chic, una ambientación industrial, una pared llena de grafitis y una deconstrucción artística muy bestia nada más entrar -es la imagen de un rinoceronte-, hacen que nos traslademos a otro lugar, quizá Nueva York o, más cerca, Malasaña. Y no vamos desencaminados, porque detrás del diseño y la gerencia de este local está la mano de José María Aguilar y Tato Repetto (artista urbano conocido como Mr Hazëlnut), responsables de Gorila y Naïf. Junto a Alberto Argoitia han montado el Bestia, con el que se han propuesto trasladar el espíritu canalla y malasañero hasta este barrio señorial. Y sí, lo han conseguido.

Aquí la cocina es tan potente como su imagen: hamburguesas, sandwiches, nachos, tacos, quesadillas, alitas de pollo, pizzas… Pero no por ello es menos saludable, todo lo contrario. Se mima mucho el producto y su elaboración: las patatas fritas que acompañan casi todos los platos son caseras; las carnes están cocinadas al horno a baja temperatura; y la salsa de guacamole se hace a diario, igual que la salsa ‘bestia’ (muy picante) que acompaña las alitas de pollo, la césar de la ensalada Cabrita, o la teriyaki que se sirve con la Tibia de espinacas. Hasta ‘la diabla’, el original aperitivo de inspiración mexicana y toque picante que nos sirven con las cañas es de elaboración propia.

Bestia Bar gregorio marañon

Cocina saludable, cócteles y arte urbano

Y casi todo es para compartir. Podemos comprobarlo en la selección de cuatro miniburgers con panes de colores y sabores (tomate, tinta de calamar, cerveza y semilla de amapola) elaborados por el maestro panadero Daniel Jordá. También en las pizzas que, por cierto, las firma Pizza al Cuadrado, respetando su sabor e ingredientes originales. En los tacos, como el de vacío de ternera mechada y marinada. O incluso en la hamburguesa Bestia, con 150 gramos de carne, bacon, cebolla a la plancha, lechuga, tomate y un sabroso cheddar crujiente -lo gratinan al momento-. Aquí se comparte hasta el sitio, desde el larguísimo chester que hay para sentarse en las mesas hasta el rincón reservado, perfecto para una cena en grupo o para una reunión de trabajo; sí, también tienen wi-fi y gratuito.

Además de la carta, tienen menú del día hasta el sábado -el domingo el local permanece cerrado-, a elegir entre ocho primeros y ocho segundos. Y en el apartado de bebidas, el muestrario de alcoholes y ginebras premiums que hay detrás de la barra invita a quedarse un poco más tras la cena o, por qué no, a empezar antes la noche, porque tienen happy hour por la tarde. La carta de cócteles incluye desde el tradicional mojito hasta un margarita, un manhattan, un cosmopolitan o un old fashioned.

Todo parece estar en perfecta sintonía con el ambiente del bar, decorado a golpe de metal, luces de neón, cuero, madera y con una pared entera de grafitis, intervención de streetart que firma Mr Hazëlnut y en la que conviven Frida Khalo y Basquiat junto a Dalí o Bill Murray. Porque el arte urbano es una parte fundamental del espíritu y la estética del Bestia -rastreadores de arte, a ver si encontráis el Bansky- un lugar en el que, debemos confesar, el trato al cliente es exquisito en todo momento. Y es que aunque ya se nos haya olvidado, ahí fuera sigue siendo un barrio bien. No hay duda: las apariencias engañan y, en este caso, para bien.

Menú del día 11€; a la carta, 18€ de media

De lunes a jueves de 12 a 00:30h; viernes y sábado hasta las 01:30h López de Hoyos, 9

Gregorio Marañón

915 15 71 21

*fotos: Maite González

 

Sin comentarios

Deja tu comentario

Últimos Tweets


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR