post-alhambra_panoramica

Tomarse el tiempo para disfrutar de la vida con todos los sentidos, sin prisa y poniendo atención a esos pequeños detalles que hacen que todo valga la pena. La calma y ese hacer ‘sin prisa’ es la esencia de las creaciones de muchos artesanos, cuyo trabajo se basa precisamente en eso, en el cuidado de cada uno de los detalles, que acabarán convirtiendo sus piezas en creaciones únicas.

Ese mismo espíritu es el que impera en la elaboración de Cervezas Alhambra desde sus orígenes, allá por 1925, año en el que la cervecera decidió rendirle homenaje a su ciudad natal tomando el nombre de su monumento más representativo. Se podría decir, de hecho, que La Alhambra es un monumento a los detalles, con sus arabescos y el minucioso trabajo de sus decoraciones en estuco, con sus impresionantes celosías y los motivos geométricos que decoran todo el recinto. Estos pequeños elementos son los que aportan identidad a esta obra maestra de la arquitectura y son fruto del saber hacer, la seducción y una exquisitez singular, valores que encarna a la perfección la forma que tienen de entender la creatividad en Cervezas Alhambra.

post-alhambra_articuloResultado del conocimiento y la pasión de los maestros cerveceros, Cervezas Alhambra se identifica plenamente con este espíritu artesanal, que ahora quiere compartir con artistas, artesanos y maestros, tanto nacionales como internacionales, a través de la plataforma de creación contemporánea crear/sin/prisa. En ella, se pedirá a los participantes que lleven a cabo una serie de intervenciones en torno al particular proceso de creación que comparten, poniendo especial atención en las materias primas y el proceso.

Cada uno de los artistas seleccionados producirá una pieza inédita, y los dos seleccionados para dar el pistoletazo de salida a la plataforma son Raquel Rodrigo en Valencia –escenógrafa e interiorista que practica la ‘arquicostura’, una técnica con la que crea texturas e impresionantes dibujos tejiendo con cuerdas de algodón sobre estructuras de tela metálica– y Martín Azúa en Barcelona –un diseñador cuyo trabajo se interesa por la incorporación de los procesos naturales en la vida cotidiana y por la salvaguarda de la diversidad cultural y tecnológica que garantiza la artesanía–. Ambos comparten con la cervecera granadina una filosofía centrada en estimular los sentidos y en disfrutar de creaciones únicas con personalidad propia, realizadas con tiempo y mimo, como el particular proceso de fabricación de Cervezas Alhambra.

Para descubrir las intervenciones y los procesos de inspiración de cada uno de los artistas, visita la web de la plataforma crear/sin/prisa y sigue de cerca todos los detalles.

* Alhambra Reserva 1925 recomienda el consumo Responsable 6.4º.

Sin comentarios

Deja tu comentario

Últimos Tweets


Últimas ImÁgenes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies