Plan D

Inicio / Plan D / ‘Xiang Zili’, cuchareo chino

‘Xiang Zili’, cuchareo chino

Martín López

Uno de los mejores indicadores de la calidad de un restaurante asiático en cualquier ciudad del mundo es la cantidad de público originaria del país al que se dedican sus cocinas frecuenta el establecimiento. Si además de esto, la media de edad de la gente que encontramos ronda los 20-30 años, no hay duda de que debe ser un restaurante de carácter informal y precios asequbiles. Así lo comprobamos en  Xiang Zili (Libreros, 18 <M> Callao), un pequeño restaurante chino en los aledaños de la Gran Vía donde, además de una numerosa clientela perteneciente a la comunidad china, cada vez es más habitual encontrar en sus mesas público occidental que acude a comprobar si son ciertas todas las bondades que tanto chinos como entendidos de la gastronomía de su país predican sobre el Guo Qiao Mi Xian, un plato típico de la  provincia de Yun Nan al que está consagrado este sitio. Un lugar que pertenece a los responsables de otro de los restaurantes chinos más preciados de Madrid, Kung Fu (calle Luna 12, <M> Callao), toda una garantía de que cualquier experiencia que se produzca de puertas adentro será satisfactoria. 

El Guo Qiao Mi Xian es un plato cargado de historia. Su nombre “el fideo que cruza el puente” procede de una leyenda que cuenta la historia de una joven pareja de Yun Nan que vivían separados por un puente. La mujer lo cruzaba todos los días para llevarle la comida a su enamorado, pero como esta se quedaba fría por el camino se le ocurrió hacer un caldo bien caliente con una capa de aceite por encima que mantuviera la temperatura hasta que llegara a sus destino, y llevar por separado la carne y la verdura que después él podría incorporar al caldo para calentarlas. En esta provincia china se sigue comiendo este plato porque además de tradicional y reconfortante conlleva todo un divertido ritual que Xiang Zili quiere ahora dar a conocer en nuestra ciudad. Un ritual que comienza con la llegada a la mesa de un bol de caldo de pollo bien caliente junto a un montón de platitos (16) con distintas verduras, frutos secos e ingredientes que deben añadirse al bol una a una. Solo una , la que contiene huevo crudo de codorniz debe conservarse para embadurnar los pequeños filetitos de pollo y cerdo que, después, deben añadirse también al bol, al que finalmente se suman los fideos. Esta es la versión más clásica del Guo Qiao Mi Xian, que cuenta también con una segunda modalidad que reemplaza el caldo de pollo por el de tomate (caldo Miao), e incorporarle un extra de carne, pudiendo elegir entre pollo, ternera estofada, costillas o manitas de cerdo.

Aunque parezca sencillo, se trata de un plato de lo más completo que sólo los más glotones serán capaces de tomar en su totalidad. Eso sí, es válido tanto para la hora de la comida como para la cena, y especialmente recomendable para los días de frío en los que más que nunca apetece practicar el cuchareo, en este caso, chino. 

 

¿Te ha gustado?
¡Compártelo!
¡Valóralo!

¿ Recibes nuestra newsletter ?

No te pierdas nuestro boletín semanal de noticias para estar informado, antes que nadie, de las mejores promociones, eventos y novedades de Madrid. ¡Suscríbete!