De Mercado - 'Lily-Xu' en Mostenses

Lili-Xu peruano Mercado MostensesNo es lo que hoy entendemos por mercado gastronómico, ni un espacio cool o trendy en el que dejarse ver. Sin embargo, el Mercado de Mostenses se está convirtiendo en lugar de peregrinaje para los foodies más exigentes, ya que allí pueden encontrar productos típicos de la gastronomía asiática y latinoaméricana muy difíciles de localizar en otras partes de la ciudad, o disfrutar de algunos de los platos más genuinos de sus ricas cocinas a precios de ganga. Sin duda, uno de ellos es Lily-Xu, un modesto restaurante que predica, casi de sol a sol, la cocina chifa mas auténtica y casera. Los mejores ejemplos: la sopa wantan con pasta de alga wantan, carne de pollo y verduras chinas; el ceviche de perca con cebolla roja, rocoto, limón y cilantro; el ají de gallina con crema de nueces y ají amarillo; o el arroz chaufa de pollo con huevos y jengibre.

Puedes encontrarlo en los puestos 11-16 del mercado, donde tienen la barra con cocina y un pequeño comedor, aunque recientemente han ampliado su territorio con un segundo comedor (puestos 101 a 106), para poder atender así a todo el público que se acerca por allí, principalmente a la hora de comer, atraído por su imbatible menú de mediodía. Aunque hasta bien entrada la tarde puedes pasar por allí a tomar un pisco o un aperitivo con chicha, un refresco sin alcohol elaborado con maíz morado. ¡Para disfrutar sin complejos!

Precios: Platos de 3,50 a 10€; menú del día, 7,50€; pisco, 4; jarra de chicha, 4,50€.

Horarios: De lunes a viernes, de 09 a 19:30h; sábados, de 09 a 15h (entrada por la calle Antonio Grilo una vez cierra el Mercado).

Más que una hamburguesa - Home Burger

Parece que fue ayer. Pero no, ya ha pasado una década desde la llegada de Home Burger a la calle Espíritu Santo. Una apertura que si ya significó mucho en su momento (una empresa nacional que se propone hacer frente a los restaurantes fast food con hamburguesas de carne ecológica y un local de cuidado interiorismo), cobra una especial relevancia a día de hoy vista, no sólo su invulnerabilidad frente a las diferentes tendencias y caprichos del público al que las calles de Malasaña son tan sensibles, sino también por su expansión, permitiéndose abrir, pese al azote de la crisis, tres locales más en pleno centro de Madrid.

home burger IzakayaPara celebrarlo, sus responsables han creado una hamburguesa especial y novedosa, a la que han bautizado con el hombre de las tabernas tradicionales japonesas a la que pretenden homenajear: Izakaya. Se trata de una hamburguesa de 170 gramos de colas de langostinos frescos, picados a mano, marinados con sal marina y pimienta, que se sirve en pan artesanal acompañada de una mayonesa picante con base de sriracha. Se presenta partida en dos, pinchada en una brocheta, sobre un plato diseñado por Nuria Blanco. La ceramista firma también los cuencos que contienen láminas de pepino marinadas con semillas de sésamo, por un lado, y batata condimentada con flor de sal, pimienta, ajo, perejil y romero, por el otro.

Un bocado sobresaliente que estará disponible en los cuatro Home Burgers de la ciudad durante todo 2016, solo con la condición de que –dado todo el proceso de elaboración que conlleva el plato– se pida con 24 horas de antelación a la visita al restaurante. Y si te gusta la vajilla de Nuria Blanco, también puedes comprarla en el mismo sitio, pues está a la venta a un precio bien tentador. Precio Izakaya Burger: 15€. Vajilla 3 piezas: 70€

MegaDesayunos - Bump & Green

Desayuno BumpGreenPor si no tuviéramos suficientes razones para empezar la mañana del fin de semana en El Retiro, los aficionados a los desayunos de nivel cuentan con un nuevo aliciente gracias a la apertura, en las inmediaciones del parque, de Bump & Green (Velázquez, 11), el restaurante ecológico de Adriana Nicolau y Tomás Nofre i Bruneau (creadores también de la cadena Miss Sushi). Un espacio que aplica la filosofía slow food a todos los detalles, como podemos comprobar en los diferentes rituales y productos empleados para elaborar sus desayunos: zumos de frutas y verduras elaborados según el sistema Food-Paring (herramienta que identifica las mejores combinaciones de alimentos), croissants ecológicos caseros, panes de masa madre, mieles y mermeladas caseras, bowls de frutas o cereales con yogur de la granja Cantagrullas, tés y cafés ecológicos… Y para los más golosos, repostería casera de alto contenido orgánico, como la coca de zanahoria y coco (¡excepcional!), la tarta red velvet de remolacha o un pastel de chocolate que garantiza optimismo más que suficiente para afrontar el largo día. Precios: desde 3€ (café + croissant).

Plato estrella - Kulto

kulto_25-01-16_014El atún rojo de almadraba es el producto estrella de Kulto, el proyecto gastronómico con el que vuelven a la capital José Fuentes y Laura López, los artífices de Trasteo en Zahara de los Atunes. Cocina mediterránea abierta a la fusión y unos marcados toques de autor son los ejes argumentales de este espacio que, desde su apertura, no para de recibir elogios de todos los aficionados al buen comer. Entre su cuidada oferta, hay un plato que resume con gran precisión la filosofía e inquietudes culinarias de sus responsables, y es el satay de atún. Una brocheta de estilo indonesio, preparada con atún rojo marinado en curry y presentado sobre una hoja de lechuga a modo de taco, todo ello aliñado con crema de cacahuete y cítricos. La carta contiene otras muchos platos espectaculares, pero este es ‘de ovación y vuelta al ruedo’. Precio: 7,5€ la unidad.

Pizzas Top - Forte

pizza margaritaCocina italiana de excelencia. Así podría resumirse la culinaria que practica Forte Pizza, el restaurante de Mattia Perantoni que trae al barrio de Salamanca lo mejor de la cocina de su país, de donde proceden también todos los productos con los que trabaja a diario. Un empeño que, entre otros méritos, le permite ofrecer una de las mejores pizzas Margherita de la ciudad. Sí, la receta más popular y –aparentemente– más sencilla, pero más difícil de igualar. Aunque en Forte, en cambio, alcanza la excelencia gracias a una increíble salsa elaborada con tomates San Marzano, mozzarella de Búfala y albahaca fresca. Cocinada en horno de leña, tiene forma ovalada (típica de Roma, ciudad originaria de Mattia) y una base de grosor perfecto, ni muy hinchada, ni muy plana, que consiguen después de dejar macerar la masa durante 48 horas. Se acabó el añorar las pizzas que probaste durante tu viaje a Italia; ahora tenemos lo mejor del país a la vuelta de la esquina. Precio: 11€.

¡Croquetas! - Floren Domizain y La Vaca y la Huerta

croquetas Floren Domezain y La Vaca y la HuertaDos direcciones a anotar para los rastreadores de croquetas en dos lugares que presumen de producto con denominación de origen y pasión por las verduras. El primero, el restaurante de Floren Domezain (Castelló, 9), el ‘rey de las verduras’, que tanto en el menú de sala como en la carta de barra, ofrece unas espectaculares croquetas –croquetones, más bien– con seis verduras: borraja, zanahoria, cebolla, guisantes, judía verde y alcachofa (2,60€ la unidad). El segundo es La Vaca y la Huerta, un restaurante con predilección por las verduras de temporada y procedencia ecológica, cuenta entre sus ‘proezas’ con una de las croquetas de setas más potentes que hemos tenido ocasión de degustar. ¿Su secreto? Bechamel elaborada con leche y caldo de setas, panko en el rebozado para darle un puntito crujiente y bien de tropezones de setas en su interior. En ambos casos, ¡fans totales! (8€ ración, 8 unidades).

Lo más dulce - Pastel ruso de Ascaso

Pastel RusoYa tenemos en Madrid los famosísimos pasteles rusos de la pastelería aragonesa Ascaso. Una empresa con más de 125 años de historia que elabora este legendario bizcocho según la receta original ideada por los cocineros (españoles, todo hay que decirlo) de la corte de Eugenia de Montijo. La misma que conquistó el estómago del Zar de todas las Rusias, Alejandro II, durante su vista a la Exposición Universal de París de 1855, animando a sus reposteros a que importaran la receta a su país con el nombre de Pastel Imperial Ruso, título con el que el bizcocho regresó a nuestro país convertido en producto gourmet. Aunque el pastel  de Ascaso es bien conocido en Huesca y Zaragoza, donde la familia posee diferentes establecimientos, los madrileños no hemos tenido oportunidad de disfrutar de este fino bizcocho (elaborado con clara de huevo, almendra y avellana, más un relleno de praliné con almendras, avellana y mantequilla confitada) hasta este año, con la apertura en Chamberí del primer café- pastelería Ascaso (Zurbano, 25). Así que los muy golosos estamos de enhorabuena, porque tener a nuestra disposición este bocado sublime es –por así decirlo– todo un regalo del cielo.

Sin comentarios

Deja tu comentario

Últimos Tweets


Últimas ImÁgenes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies