terraza Vincci Capitol sureste

¿Qué sería de Madrid sin sus terrazas de verano? Llegado el buen tiempo, y salvo en horas punta de calor, pocos consienten tomarse una cerveza con los amigos bajo techo. Del mismo modo, a la hora de elegir dónde cenar, buscamos ‘restaurante con terraza’, y si vamos a tomar unas copas siempre tendrán prioridad los locales con mesas en plazas, a pie de calle o, mucho mejor, en azoteas que ofrezcan deslumbrantes panorámicas de la ciudad.

Como imaginamos que conocéis de sobra el mapa del terraceo capitalino, os hemos preparado una selección de planes para que este verano sorprendáis a vuestros acompañantes y amigos, no ya solo por la excepcionalidad del sitio elegido, sino también por la original experiencia que vais a tener en ellos.

Las dos caras de Madrid desde el Vincci Capitol

El mítico hotel Vincci Capitol (Gran Vía, 41 <M> Callao) guarda las que, posiblemente, sean dos de las terrazas más desconocidas por los madrileños: un balcón mirador en la novena planta con vistas a la Gran Vía y toda la zona norte de Madrid –desde la que se pueden avistar las torres de la zona financiera de la ciudad– y una terraza en la séptima, mucho más amplia, que da a la calle Jacometrezo –y desde la que divisamos todo el sureste de la ciudad–.

Si a pesar de su privilegiada ubicación, no se encuentran entre los rooftops más frecuentadas por el gran público, es por el recelo con el que las protegen sus responsables, que quieren evitar la masificación y, con ello, conservar la tranquilidad y el punto de exclusividad del que presumen sus habituales. Y no es para menos, porque tanto las vistas como el buen ánimo imperante en el ambiente, son razones más que suficientes para querer preservarlos. Una vez aquí, lo que mandan son las copas en vaso de sidra y los cócteles -aunque no falta la cerveza para los más comedidos-. Como particularidad de sus barman, el gusto por la fruta, protagonista en buena parte de sus cócteles con alcohol y, cómo no, de su carta de smoothies (con siete variedades diferentes).

La entrada es libre y se hace desde el hall del hotel, aunque también es posible que una vez subamos a la terraza en el ascensor tengamos que deshacer el camino porque ese día coincidamos con un concierto o un evento privado. Aún así, es un riesgo que merece la pena correr.

Precios: copas y cócteles 10-12€; cervezas 5€ / Horario: de domingo a jueves de 17 a 00h; viernes y sábado de 18 a 01h.

terraza Vincci Capitol norte

Aperitivos y cócteles XL en Ático 11

La terraza del Hotel de Las Letras (Gran Vía, 11 <M> Gran Vía) estrena nuevo look este verano y, como los cambios nunca vienen solos, afronta esta temporada con un nueva propuesta gastronómica y una renovada oferta de cócteles. De la primera se ocupa el chef Rafael Cordón, que ha diseñado una apetecible carta de platos ligeros y muy veraniegos (gazpacho con espuma de frutos rojos y langostinos, tartar de corvina con aguacate, ensaladilla tradicional con huevas de trucha), perfectos para tomar en cualquier momento del día.

Es al caer la tarde cuando más apetece subir a este pequeño oasis urbano, bien a tomar el aperitivo -muy buena idea la del vermú-tonic- o uno de sus cócteles abrenoches, diseñados por el bar manager del hotel Daniel Arnal. Son los clásicos de siempre pero con toque muy actual, tanto por la introducción de nuevos ingredientes, como por la presentación. Basta con ver su particular interpretación del Margarita (con tequila, miel de agave, lima y bitter de chile habanero) o de la Caipiroska (con vodka berry, fresas, lima y azúcar). Su afán renovador llega también hasta el Bloody Mary o la sangría, de los que ofrecen formatos XXL para compartir. Gran idea, pues es esta una terraza más propensa a los encuentros y conversaciones que al postureo y el ligoteo, cosa que muchos también agradecen.

Precios: platos 8,50-16€; cócteles 11-12€; cervezas 5€ / Horario: comidas de 13 a 16h y de 19:30 a 23:30h; coctelería hasta las 00:30h.

Terraza Atico11

Aperitivo con medio Beefeater en Terraza Arzábal

Ha sido una de las mejores noticias de este verano, la apertura de la terraza de Arzábal en el patio del museo Reina Sofía (Santa Isabel, 52 <M> Atocha). Un escondido jardín de 700 m2 frente a la glorieta de Atocha, que los hermanos Arzábal han convertido en colorista y agradable restaurante al aire libre, repartido en varios espacios: barra con veladores altos para el picoteo informal, un comedor al aire libre para cenas (obligada reserva) y un cenador acristalado -y con aire acondicionado- para los que quieran aislarse por completo del calor.

Entre los fieles de Arzábal y los turistas que se acercan a conocer los sabores más reconocibles de la gastronomía española, es casi imposible conseguir cenar en la terraza, sea el día que sea. Por eso recomendamos visitarla durante el día o a primera hora de la tarde, cuando la afluencia de público es algo menor y podemos sentarnos el algunas de sus mesas a degustar sus siempre exquisitas croquetas (de jamón o boletus), la infalible ensaladilla rusa, unas alitas de pollo de corral o su ya célebre sartén de huevos con trufa. Y para acompañar, una idea que arrasa en Londres y que tratan de asentar en Madrid: el medio Beefeataer, una versión para el aperitivo del gin tonic en vaso corto, con media tónica y medio de gin. Le sienta bien a cualquier bocado, y en estos días de altas temperaturas resulta más refrescante que el clásico vermú.

Precios: platos 9-22€ (la mayoría disponibles en medias raciones); medio Beefeater con aperitivo, 5€ / Horario: de lunes a domingo de 12:30 a 01:30h.

Terraza Arzabal

Panorámicas únicas para la puesta de sol en Sky Moncloa

No hay verano que no recordemos los espectaculares atardeceres que se divisan desde la terraza del hotel Exe Moncloa (Arcipreste Hita, 10 <M> Moncloa), por donde conviene dejarse caer al menos una noche al año; es todo un regalo para la vista. Lo saben bien los responsables de este privilegiado mirador, cuya disposición y mobiliario está especialmente diseñado para disfrutar de sus excepcionales vistas (la panorámica alcanza desde el parque del Oeste al Pardo, pasando por Ciudad Universitaria, y con la Sierra de Guadarrama al fondo), aunque un verano más tenemos que lamentar que su propuesta gastronómica no está a la altura de estas. La calidad de los distintos bocados que sugieren como aperitivo no corresponde con el precio adjudicado, al igual que los cócteles, en los que ya desde un primer vistazo se aprecia cierta falta de cariño en su ejecución.

No obstante, siempre se puede optar por una cerveza o una copa al estilo más convencional, que nunca defraudan y ejercen también de perfecto acompañante para la experiencia. ¡Y qué experiencia!

Precios: platos 8,50-16h; cócteles 11-12€; cervezas 5€ / Horario: de lunes a domingo de 20 a las 00:30h.

Terraza Sky Moncloa

 Sunset Party con sabor a chiles en Salón Cascabel

Salón Cascabel, la antojería de Punto MX instalada en el Gourmet Experience de Serrano (Serrano, 52 <M> Serrano), afronta el verano con novedades: una nueva carta con recetas originales tanto en platos como en el apartado de cócteles, perfecta para todos aquellos que quieren sacarle a Madrid el máximo provecho en verano. Todo ello acompañado de un equipo humano dispuesto a hacerte vivir una experiencia inolvidable y una selección musical que ya forma parte del ADN de esta antojería del futuro.

Las vistas del barrio de Salamanca son un reclamo sin igual, pero sus platos, creados en exclusiva para Cascabel -inconfundible el sello de su chef, Roberto Ruiz-, son de auténtico vicio inconfesable. Un derroche de creatividad es el taco de pescado tikin xic a las brasas -corvina adobada en achiote con chiles habaneros y crujiente de plátano-, o el taco de pollo crujiente -con salsa agripicante de tamarindo y chipotle-, y sabores que recorren el alma de la gastronomía mexicana, como los que se mezclan en el aguachile naranja de langostinos con pico de gallo y de aguacate, o la quesadilla Tijuana, preparada con tortilla de trigo, jamón, queso, cebolla crujiente y salsa costeña. México en estado puro también en el apartado de coctelería, basada en destilados propios del país azteca como el tequila y el mezcal, cada vez más popular gracias a apuestas como el refrescante Margarita de Tamarindo, el Tlacuache -tequila, naranja, frambuesa y cilantro-. Mención especial merecen las creaciones sin alcohol, dignas herederas del espíritu mexicano en versión healthy, como el Vato Loco -lima, pepino y menta- o el Jamaica -infusión fría de hibiscus y miel de ágave-.

Por si faltasen los motivos para subir y dejarse llevar por la esencia de esta antojería rabiosamente auténtica, Sunset Party todos los días a partir de las 19h, con buena música, platos para compartir y cócteles para #cascabelear durante lo que queda de verano.

Precio medio: 40€ / Horario: de lunes a jueves de 13h a 00h, viernes y sábado de 13h a 02h, domingo de 13h a 00h.

Terraza Cascabel

Música y gastronomía en las fiestas de Comba Club

Sonidos deep house, tech house y dub techno, desde Chicago a Berlín pasando por Detroit y Londres, llegan cada semana a algunas de las más imponentes terrazas de Madrid de la mano de Comba Club. Una fiesta que mezcla buena música, gastronomía (durante la sesión hay buffet de aperitivos y platos inspirados en la nouvelle cuisine) y gente guapa para disfrutar de la puesta de sol del domingo y cerrar la semana por todo lo alto (si es bailando mejor). No falta coctelería de altura que llega de la mano del mixólogo Robert Morata, que llevará su personal carta de cócteles a las diferentes azoteas por las que viajará este club dominical a lo largo del verano.

La terraza del hotel ME Reina Victoria (Plaza de Santa Ana, 14 <M> Sol / Antón Martín) es su sede principal (allí estarán los días 6 y 13 de agosto), aunque su sesión pasará las próximas semanas por otras terrazas top de la ciudad como la del Bernabéu (24 de julio).

Precios: entrada con copa 12-15€; con cerveza o refresco 8-12€ / Horarios: de 19 a 01:30h.

Terraza Comba Me

Roof Garden del Hotel Emperador, aperitivos en camas balinesas

Hay imprescindibles de verano que nunca fallan. Es lo que le pasa al Hotel Emperador (Gran Vía, 53 <M> Santo Domingo / Callao), un icono de la Gran Vía levantado en un edificio de 1947 que, verano tras verano, rejuvenece para ofrecer su cara más amable y refrescante. La azotea es su mejor elixir de juventud, un espacio de más de 800 metros cuadrados con solarium, zonas de descanso chill out y camas balinesas y una piscina de grandes dimensiones, una de las más amplias en los alrededores de la Gran Vía.

Este rincón con vistas del increíble skyline madrileño, que van desde el señorial Palacio Real hasta la zona más cosmopolita de la ciudad, con Plaza de España, Gran Vía y Callao como paisaje de fondo, renueva su carta de propuestas gastronómicas año tras año. Y este, no ha sido menos. Desde ensaladas y entrantes para picar, a sándwiches, pizzas y hamburguesas, combinados con cócteles de lo más veraniegos -mojito, daiquiri, caipirinha…-. Y sí, el precio de acceso a la piscina es bastante elevado, pero es el punto que marca la exclusividad. No obstante, cuentan con una promoción de menú gastro más piscina, con acceso al Roof Garden a partir de las 14:30h, pero solo de lunes a jueves, porque los fines de semana están hasta ‘arriba’.

Precios: acceso a piscina 38€ (de lunes a jueves) y 48€ (fines de semana y festivos); cóctel 13€; hamburguesas 11-12€; menú del día 24€; menú + acceso a Roof Garden (48€, sólo de lunes a jueves) / Horario: de lunes a domingo de 11 a 21h.

Hotel Emperador cocteles

 

Sin comentarios

Deja tu comentario

Últimos Tweets


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR