Flamenco Madrid

El Rey de la Ruina Rosa Luxemburgo_panoramica

Los corazones de El Rey de la Ruina ya se han convertido en uno de los símbolos más reconocibles del paisaje urbano de Madrid. Este artista lleva pintando en la calle desde el año 2000, aunque a lo largo de todo este tiempo ha tenido diferentes alias. Estudió Bellas Artes, pero pronto se vio atraído por el lenguaje y la cultura del graffiti, al que ha consagrado gran parte de su actividad artística desde entonces, combinando los aerosoles con la pintura con plantillas, brocha o rodillo

El Rey de la Ruina Corazon de la ciudadHemos visto sus obras en multitud de zonas de Madrid y él dice no tener predilección por ningún barrio en concreto, simplemente se dedica a pintar ‘allí donde haya muros vacíos’. Su alias tiene historia: desde pequeño sueña con lugares en ruinas, espacios que le atraen mucho por sus relaciones con la literatura y el cine distópico o postapocalíptico. ‘Creo que los lugares abandonados, los márgenes de la ciudad, las fronteras, son los lugares donde realmente pasan cosas autenticas, sin que medie el consumo o el espectáculo’. Además, cuando en sus pintadas empezó a incorporar frases y lemas, uno de ellos fue ‘Vuestras ruinas son mi reino’, que acabó derivando en el que hoy es su alias más conocido. En cuanto a lo de elegir el corazón como uno de sus símbolos predilectos, se trata de algo bastante personal. Hace tiempo fue diagnosticado de cardiomegalia, una patología que se define como ‘un aumento anormal del volumen del corazón’, lo que le llevó a elegir este órgano como su emblema más reconocible.

El Rey de la Ruina Tomar y HacerSu soporte favorito son los muros grandes y limpios y, a la hora de crear cada una de sus piezas, se inspira en prácticamente todo lo que le rodea, aunque la poesía y la política son dos de los temas que más le movilizan para dar forma a sus lemas. Para El Rey de la Ruina, las paredes de la ciudad son como un diario público, como un bloc de notas abierto a todo el mundo. De hecho, lo que más le interesa de intervenir el espacio público, además de la inmediatez, es precisamente esa respuesta del ‘espectador’ que camina por la calle y se encuentra de repente con alguna de sus obras. Aunque tiene algunos proyectos más pensados y sostenidos que las piezas por las que se ha hecho más célebre, reconoce que por norma general improvisa mucho, incluso cuando lleva una idea previa en la cabeza: ‘confío en el proceso y es durante la realización del muro cuando maduro la idea’. 

El Rey de la Ruina afirma no sentirse demasiado representado por muchos de los que hoy en día se definen como artistas urbanos, que ven en esta forma de expresión un canal de promoción personal más que uno de comunicación. ‘Creo que el arte urbano es una disciplina libre, no comisariada, de intervención en el espacio público que busca la complicidad, la respuesta o la comunicación con todo el que vive en la ciudad’.  

Comments are closed.

Últimos Tweets


Últimas ImÁgenes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies