Flamenco Madrid

Bar La Gloria NoviciadoIdentidad, memoria y sabor andaluz, servido en raciones para compartir. Cuando el estómago y el corazón buscan algo que nos lleve a los sabores de una comida familiar, de una cena en la cocina de casa o de la receta de la abuela, es una buena idea reunir a los amigos y dirigirse hacia La Gloria (Noviciado, 2 <M> Noviciado), un bar de raciones de cocina andaluza en Conde Duque.

En esta taberna, la comfort food -esas comidas que alimentan la nostalgia tanto como el cuerpo- tiene acento del sur. Su dueña, Sol, se inspiró en la cocina de su abuela y cada día le hace un homenaje con su carta llena de platos del recetario andaluz como flamenquines cordobeses –fritos de lomo relleno de jamón serrano con un toquecito de limón, traídos ex profeso de Almodovar del Río–, los molletes de Antequera, berenjenas con miel de flores o un sabroso salmorejo que preparan todo el año con aceite de oliva cordobés, coronado por huevo y jamón crujiente y con los mejores tomates que encuentran en el mercado. También hay recetas de corte más moderno, como su tartar de salmón y aguacate, pero todos comparten una cosa en común: sus productos se compran en tiendas de Malasaña y Conde Duque y, a veces incluso, llegan de su propio huerto.

Bar La Gloria Salmorejo

En La Gloria hay salmorejo todo el año

Pero si hay un plato que sea sinónimo de comida familiar y de domingo, ese es el arroz. Aquí preparan una paella valenciana de pollo y conejo, con verduras de temporada cuya fama le ha hecho ganarse un puesto en la guía ‘Dónde comer auténtica paella’ de Wikipaella. Dejarse de brunch y huevos Benedict e ir el domingo a La Gloria a comerse una de sus raciones de paella es ya un ritual de fin de semana para muchos –el sábado la preparan por encargo, el domingo recomiendan reservar–. Se puede tomar en su coqueta barra o en alguno de los dos salones con mesas para grupos al fondo del local. Y se riega con vinos andaluces, como Barbazul, un tinto de Arcos de la Frontera, o Tierra Blanca, un blanco seco gaditano.

‘Darle al cuerpo lo que pide’ es el lema de este restaurante. Y si el cuerpo te pide un guiso o unas croquetas, es bastante probable que las encuentres en la pizarra de La Gloria. Raciones 6-11€.

*Fotos Alfonso Ondarroa

Sin comentarios

Deja tu comentario

Últimos Tweets


Últimas ImÁgenes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies