La DuquesitaQue un establecimiento centenario eche el cierre es una muy mala noticia, y si no que se lo pregunten a los clientes más fieles de La Duquesita, la emblemática pastelería de la calle Fernando VI abierta en 1914 y que, obligada por la jubilación de su propietario, Luis Santamaría, cerró en junio de 2015. Pero hay veces que suceden milagros, y este tiene nombre y apellidos: Oriol Balaguer, uno de los pasteleros más premiados de España, es el responsable de su reapertura.

Eso sí, que nadie espere encontrar aquí una boutique de repostería de diseño como la que tiene en la calle Ortega y Gasset, o las esculturas de chocolate más espectaculares que el pastelero catalán luce también en sus tiendas de Barcelona. Y es que, como un nieto que admira a sus antepasados, Balaguer ha respetado al máximo la tradición familiar desarrollada por las tres generaciones anteriores que han hecho posible La Duquesita, olvidando por primera vez la estética sofisticada y vanguardista que suele aportar a cada una de sus creaciones.

La Duquesita

Bombones de chocolate tradicionales.

Por eso, el aspecto de La Duquesita es casi el mismo de siempre: espejos, mostradores, molduras y fachada protegida por Patrimonio son los de antes, pero ligeramente restaurados. El producto también es idéntico, porque en su obrador se siguen elaborando diariamente las referencias más solicitadas del anterior propietario, siguiendo, además, la receta original, aunque con algún pequeño toque personal: ponche, tarta de limón, tarta selva negra, naranjines, carballones, palmeras de chocolate, lionesa, piononos y milhojas.

Con lo que más se percibe que Oriol Balaguer está detrás de La Duquesita es con sus inconfundibles croissants, galardonados con el premio al mejor croissant de mantequilla de España en 2014. Con eso, y con la destacada presencia del chocolate, principal ingrediente de las nuevas creaciones que Balaguer, por cierto, elabora en exclusiva en esta pastelería: bombones de sabores, como el original de barquillo crujiente, y la Tarta Duquesita, hecha con cuatro texturas de chocolate y que ya es el postre estrella.

Además del dulce, también hay posibilidad de picar algo salado en forma de sándwiches y cremas caseras al mediodía en el propio local, en el espacio habilitado con mesas y barra degustación. Y para los momentos más sofisticados, champagne acompañado de bombones. Todo ello delicias con las que La Duquesita continúa haciendo historia en el corazón de Madrid.

Café con leche 1,40€. Croissant 1,80€. Tartas 32€

De lunes a viernes 08:30 a 20:30h. Sábados 09:30 a 20:30h. Domingos y festivos 09:30 a 14:30h. 

Alonso Martínez

91 308 02 31

*Fotos: Álvaro de la Fuente.

Comments are closed.

Últimos Tweets


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR