Bares

Inicio / Bares y cafés en Chamberí / ‘John Barrita’, bocatas que molan en Vallehermoso

‘John Barrita’, bocatas que molan en Vallehermoso

Maria G. Aguado

Eso de “que molan” lo anuncian ellos mismos en su carta como un reclamo a modo hashtag. Y vaya si aciertan, es probarlos y etiquetar así la foto de turno. Porque molan, primero porque nos gusta el finger food, vamos, el comer con las manos (y chuparte los dedos) de toda la vida; y segundo porque de los tres talentos que hay detrás del proyecto solo podía salir algo creativo y realmente sabroso. Se trata de Javi Estévez, creador de la ya famosa La Tasquería, Quike Pedraza, su jefe de cocina, y John Edward Torres, de La Panotheca, el John que da nombre a John Barrita, imaginad cómo está su pan…

John Barrita | Bar de bocatas de autor y tapas en Vallehermoso

Su oferta se estructura en torno a tres grandes ejes principales: Sobre pan, Entren pan y Barritas. Tres formatos para degustar los rellenos que, inspirándose en las recetas de bocadillos más clásicos, han ideado para dar forma a estos bocatas de autor. Así, en el primer capítulo encontramos diferentes bases de pan (pan de semillas, brioche, rústico) sobre el que se sirven diferentes recetas que mezclan quesos, conservas, verduras o encurtidos; como el de Focaccia & Sardina, una deliciosa focaccia que combina sardina ahumada, quesos y cherrys. En los entrepanes encontramos jugosas recetas arropadas por panes de lo más variados, desde chapata de ajo, el pan elegido para versionar el (imprescindible) bocata de calamares (aquí con mayonesas blanca y negra, y lima) o el pan de tomate para el filete de ternera, que se completa con queso, vegetales y patatas fritas. Aunque las propuestas estrella se encuentran entre bocatas más convenciones, las barritas: el de pan blanco con carrillera guisada debe ir siempre en la comanda (al menos en la primera visita, muy recomendable también para compartir), al igual que maíz & sardina, elaborado con pan de maíz, sardinilla en aceite, crema de queso ahumado y pimiento verde; dos recetas que, de por sí solas, justifican la asistencia a esta casa. 

Y para los que decidan prescindir del pan, también dispone de toda una serie de platos en formato ración que ponen de manifiesto que el buen producto está presente, por si ese pan casero, de autor, de masa madre, de materia prima ecológica y fermentado durante 16 horas no era suficiente señal. Aquí destacan, sin duda alguna, las Alcachofas cofitadas y fritascon huevo a 61º y crema de foie, unas alcachofas crujientes con el punto justo del foie que aporta pero no enmascara el sabor de las primeras y con un huevo que da contraste de texturas al plato. Y para los que gusten finalizar con algún sabor dulce en el paladar un par de sencillos pero irresistibles postres: torrija con helado si aún no te has cansado del pan, y las Natillas de mango con fresas estofadas y helado de vainilla, que puede ser el más original.

Todo está ideado para compartir, también los bocatas, porque la idea es cortarlos y probar todos los que se pongan en la mesa. El concepto es dinámico y el espacio también. Un lugar donde prima la madera en algunas mesas bajas y en una alta y corrida dispuesta apra ser compartida. También se puede comer en la barra. Es más bien pequeño y no admite reservas, así que ve con tiempo y con hambre, porque vas a comer a dos manos en todos los sentidos.

*fotos:Paco Montanet

¿Te ha gustado?
¡Compártelo!
¡Valóralo!

¿ Recibes nuestra newsletter ?

No te pierdas nuestro boletín semanal de noticias para estar informado, antes que nadie, de las mejores promociones, eventos y novedades de Madrid. ¡Suscríbete!