Cripeka | Cafetería y tienda degustación en Alonso MartínezLas dueñas nos aseguran que Cripeka es una tienda de delicatessen para llevar, pero al sentarnos en su alegre y acogedora ‘cocina’, lo último que nos apetece es irnos a casa. Y es que el local que durante décadas ocupó una vieja carbonería, se ha convertido en manos de estas tres mujeres de la misma familia en un acogedor espacio donde tomar un café de calidad con una pieza de repostería casera o almorzar a base de ensaladas frescas y sándwiches realizados a partir de ingredientes naturales.

Todo queda en familia en Cripeka. Desde el nombre, en homenaje al barco en el que la prole pasaba sus veranos, hasta el trampantojo que preside el saloncito (un fresco pintado por Ramón Cano, muy cercano a la casa), el letrero de la entrada (realizado por el reconocido escultor Juan Garaizabal, amigo personal), las fotos del local (hechas por el padre, un renombrado fotógrafo), las vistosas chaquetitas de barista de tía y sobrina (seleccionadas por la madre, estilista) y, por supuesto, la carta. El café es el gran protagonista de Cripeka. Natural, sano y equilibrado, está tostado y mezclado en exclusiva para ellas por un pequeño productor nacional. La leche es fresca y responde a todos los gustos e intolerancias posibles. La repostería, cien por cien artesanal, se inspira en las recetas de la bisabuela para dar lugar a dulces que nos transportan a nuestra más tierna infancia: tartaletas de limón o pera, bizcochos de chocolate o avellana, y otras delicias como Gateau Basque y Reina de Saba. Mención aparte merece el cacao puro que se asoma por un rinconcito de la carta y que, después de probarlo, hará que queramos volver cada tarde a sentarnos en la gran mesa central de este acogedor ‘hogar’ en el que es fácil sentirse como en casa.

Cripeka | Cafetería y tienda degustación en Alonso MartínezLa estrella de la oferta salada es el sándwich de pollo, queso havarti, rúcula, mayonesa, mostaza de miel y pan de molde al curry. Los bocadillos y los sándwiches de Cripeka tienen apellido español para reivindicar la dieta mediterránea. Se llaman González, Benítez, Sánchez, García, Martínez o Rodríguez y los hay de mortadela trufada, pastrami, salmón o roast beef . Todos disponibles también en pan de centeno. Las ensaladas, por su parte, llevan nombre de mujer porque son femeninas y muy españolas. Mari Trini, Mari Juani, Mari Pepi, Mari Jose y Mari Ferni son las más sanas de la carta, con sus refrescantes vinagretas caseras. Para acompañar, la mejor opción es un zumo natural de extracción en frío o una cerveza artesana recién llegada desde Guadalajara. Entre semana, el menú del día incluye una crema de temporada, una ensalada, una bebida y un café. Si preferimos llevárnoslo, nos lo preparan en bolsita de picnic.

Todo lo que está en la carta se puede pedir para llevar. Tan sólo hay que solicitarlo o cogerlo de las estanterías o el refrigerador de la entrada. Entre las apetitosas opciones de aprovisionamiento encontraremos pesto y otras salsas caseras, sales de Mallorca, infusiones de Ponferrada, barritas naturales y paquetitos del café que se toma en el salón. Un buen surtido de caprichos gourmet para degustar in situ o para compartir en casa.

Cafés, 1,60-2,10€; Infusiones, 2€; Dulces, 5€; Bocadillos y sándwiches, 5€; Ensaladas, 8€; Zumos, 2,20€; Menú, 11€

De lunes a viernes de 08:30 a 20h, sábados de 11 a 20h

Alonso Martínez

911 99 91 08

* Fotos Paco Montanet

Sin comentarios

Deja tu comentario

Últimos Tweets


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR