Mercado de Motores de MadridSe presenta como el primer flea market en Madrid, un lugar donde se reúnen un grupo de vendedores para ofrecer al público objetos originales, creados y producidos por ellos mismos, pero que va más allá de lo que tradicionalmente se ha entendido por ‘mercadillo’. Es un evento organizado en un entorno único en el que se invita no solo a consumir, también a divertirse y socializarse a través de distintas actividades dirigidas a un público afín. Se trata de una iniciativa muy común en algunas ciudades europeas que, salvo excepciones contadas  -la mayoría de ellas en Navidad-, no ha tenido réplica en Madrid hasta la inauguración del Mercado de Motores en noviembre de 2012, fecha desde la que se celebra periódicamente el primer fin de semana de cada mes en la Nave de Motores del Metro.

A partir de este concepto inicial, el Mercado ha desarrollado una personalidad propia. En primer lugar por la cuidadosa selección de los vendedores que intervienen en cada edición, portadores en su mayoría de artículos singulares y difíciles de encontrar en las tiendas de la ciudad o que, hasta la fecha, solo practicaban la venta online. Con un marcado espíritu vintage, buena parte de la nave es ocupada por bicicletas antiguas, muebles de estética retro y objetos de decoración aportados por anticuarios y firmas especializadas. Son los imprescindibles, el núcleo duro del mercado, que cada mes se hacen acompañar de otros stands con prendas y complementos de diseño, ropa para el hogar, discos, vinos y productos artesanales, flores o chucherías. Eso en el interior de la nave, porque fuera la actividad comercial se extiende con el Mercado de Particulares gracias al cual cada plaza del parking se cede durante todo el día a un particular para que instale su propio puesto y pueda sacarse un dinerillo extra vendiendo los objetos personales de los que desea deshacerse (muebles, libros, ropa, juguetes, vajilla…).

Mercado de Motores en Madrid

Artesanía, diseño y objetos vintage

Por otra parte, lo que da más valor a este mercadillo es su localización. Una antigua nave industrial, declarada Bien de Interés Cultural, que gracias a esta iniciativa privada ha sido recuperada para los madrileños y, cómo no, para los turistas, que ya lo han convertido en uno de los lugares imprescindibles para su álbum de fotos en Madrid. El edificio, de estilo neomudéjar fue diseñado por Antonio Palacios, arquitecto de otros edificios emblemáticos de la ciudad como el Círculo de Bellas Artes o el Palacio de Correos, y sirvió como centro de generación de energía a la red de Metro de 1923 a 1972. Para ello se valía de tres motores Diesel de 1.500 caballos procedentes de Alemania, que a día de hoy lucen colosales en el centro de la sala, ejerciendo también de estructura a las diferentes áreas en que se divide el Mercado.

Y es que, además de los puestos para exposición y venta, el espacio contiene tres zonas de restauración (un restaurante para comer ‘sin cuchillo’ o tomar el aperitivo, un coffee corner donde disfrutar de repostería artesanal y una zona lounge con sofás para descansar o conectarse a la Red), un rincón de ocio infantil con talleres para los más pequeños y un hasta un set para actuaciones musicales, grupos callejeros en su mayoría, que trasladan al interior de la nave el ambiente y ritmo de la calle.

CAMBIO DE UBICACIÓN DESDE SEPTIEMBRE 2013

El Mercado de Motores inicia segunda temporada estrenando ubicación, el Museo de Ferrocarril en la antigua estación de Delicias (Paseo de las Delicias 61, Delicias). Lo que no cambia es su esencia pues seguirá mostrando, entre raíles y vagones de tren, las últimas propuestas de moda, diseño y gastronomía de marcas emergentes de nuestro país. También continúa el Mercado de Particulares, en el exterior, con capacidad ahora para un mayor número de participantes. En el exterior también se ubica un área para conciertos (el cartel anuncia 10 bandas, entre músicos callejeros y grupos independientes), un mercado gastronómico con comidas del mundo, mesas para comer al aire libre y zona chill out para descansar, a los que ahora se suma un tren infantil para mantener entretenidos a los más pequeños. En definitiva, un recinto mucho más amplio para albergar un mayor y diverso número de propuestas

  • ¿Cuándo? Primer sábado y domingo de cada mes, de 11 a 22h en invierno (primavera y verano hasta las 00h)

más información sobre el Mercado de Motores en su página de Facebook

*fotos: Andrea Martínez

Últimas ImÁgenes

Últimos Tweets